Oraciones / Prayers

En esta pagina, podemos compartir las oraciones que cada uno de nosotros esta haciendo por Oscar Alejandro. Gracias por todo el apoyo que estamos recibiendo!

++++++

In this page, we can all share the prayers we are making for Oscar Alejandro. Thank you for all your support!

  1. I just couldn’t go away your web site before suggesting that I actually enjoyed the standard information an individual provide for your visitors? Is gonna be back steadily to inspect new posts

  2. Maritza Rendon

    Señor, quiero que transformes mi corazón, hazlo nuevo, reconstruyelo ahora por el poder de tu amor, pronuncia ahora tu palabra que hace posible todo y lléname de Ti. Toma este corazón que necesita que lo sanes de todas las heridas del pasado que no me dejan ser libre para amarte y ser un testimonio de Ti. Posa tus manos sobre mí en este momento, en este día. Extiende esa mano que sanaba paralíticos, que devolvía la vista a los ciegos y hacía oír a los sordos. Quiero entregarte a todas aquellas personas que han sido causantes de mis heridas, te pido que las bendigas, que les des la fortaleza que necesitan en su vida y que, a pesar de sus errores, se sientan amados por Ti. Permiteles Señor, reconocer cuánto daño han hecho y que puedan tener el valor de pedir perdón y así ayudar a sanar las heridas. Amén.

  3. Maritza Rendon

    Señor, hoy quiero recordar cuántas veces me sentí solo, triste, afligido, cuántas veces sentí que no estabas conmigo, y luego llegaste y lo cambiaste todo, tu presencia y tu amor me devolvieron la alegría y la esperanza, gracias, Señor, porque fuiste Tú quien tomó la inciativa, Tú fuiste el que me amó primero, Tú decidiste tocar a mi puerta, Tu Espíritu Santo me impulsó hacia Ti, y desde entonces mi vida se llenó de sentido, de gozo, por eso te alabo y te bendigo, porque Tú tomaste mi vida, tomaste mis ojos para que pudiera ver el mundo de otra manera, verlo a la manera tuya, hoy reconozco que valió la pena el dolor y el sufrimiento porque Tú me entregaste más de lo que soporté, te adoro y glorifico tu nombre, el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, gracias por hacerme tu hijo, gracias por hacerme feliz. Amén.

  4. Maritza Rendon

    Al iniciar este dia, cuando apenas despuntan los rayos del sol y no comienzan todavía las labores de esta jornada, antes de que los afanes se apoderen de mi corazón, Senor, quiero entregarte todo mi ser. Que por la fuerza de tu amor renueves todo lo que tengo en mi corazón; pues sabes que necesito cambiar, sabes cuantas cosas tengo que transformar en mi, para ser un hombre nuevo, una criatura según tu corazon, como me sonaste, como me construiste para ser un buen hombre. Conoces todo lo que tengo dentro, cuantas cosas del pasado arrastro y me hacen dano. Borra todo recuerdo que me permita transformar mi corazón, necesito ser nuevo para tu gloria. Bendice cada una de las personas que amo, renueva cada corazón que necesite ser cambiado, que pueda ser testigo de tu amor siempre. Gracias por amarme y bendecirme. Amen.

  5. Maritza Rendon

    Bendito seas, Señor, por darme esta preciosa posibilidad de encontrarte en la oración, me siento tranquilo cuando vengo a buscarte y te encuentro, gracias por regalarme esta experiencia que transforma mi vida, que me hace mejor ser humano. Quiero pedirte por los que comparten la vida conmigo, que también sientan ese deseo de buscarte, que puedan gozar de la bendición maravillosa de adentrarse en tu presencia. Dios de bondad, ayúdalos para que conozcan el amor que únicamente Tú nos puedes dar, ese que sana y restaura los corazones. Gracias porque sé que lo que te he pedido me lo vas a conceder más pronto de lo que imagino, permite que mi testimonio ayude a mis familiares y amigos a descubrirte, que se den cuenta de cuanto puedes transformar una vida, a través de mí, úsame, para ser bendición, yo te ofrezco mi vida.

  6. Maritza Rendon

    Señor, te doy las gracias por darme la oportunidad de despertar en esta hermosa mañana, por permitirme descubrir tu amor a través de la creación, gracias por dejarme disfrutar de tu presencia en medio de mis dificultades. Gracias, Padre por las cosas sencillas del la vida, por aquellas que siempre están pero nunca te agradezco por ellas. Gracias, Señor, por la posibilidad de sonreír, quisiera poder hacerlo siempre, incluso en aquellos momentos en los que tendría motivos para llorar. Te pido, mi Dios, que me ayudes a mantener esta actitud de gratitud hacia Ti, que no se me olvide que me has creado para ser feliz, porque quieres que goce plenamente las maravillas de este mundo y así lo voy a hacer, quiero vivir con ganas sabiendo que Tú me amas y me preparas para vencer en las batallas que la existencia me propone. Amén.

  7. Maritza Rendon

    ¨Jesús, Tú eres mi Señor¨, quiero que esta frase le dé sentido a mi vida, que desde allí comience a vivir; sé que el día que lo comprenda de ese modo no voy a tener miedo a los problemas, las dificultades me parecerán pequeñas, por eso en este instante te declaro, mi Dios, el Señor de mi existencia, nada ocupará tu lugar en mi vida; dale sentido a todo lo que soy, quiero abrir la ventana de mi corazón para que ingresen los colores del amanecer que Tú me ofreces, no quiero vivir a oscuras, ven y lléname de Ti, llévate mi pasado tormentoso, ven y calma mi sufrir, sé que lo puedes hacer. Eres el Rey de mi historia, el que me acompaña en cada momento, el que cumple siempre sus promesas, por eso en este instante me abro a tu acción transformadora. Gracias por regalarme este momento de oración, por escogerme para vivirlo de este modo. Amén.

  8. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, al iniciar este nuevo día con el diálogo que me fortalece y que me da ánimo para actuar con poder en mi vida, quiero orar por todos aquellos que me han causado daño en mi vida. Dios y Padre bueno, llénalos con tu Santo Espíritu, protégelos contra toda acechanza del enemigo, sálvalos de toda malicia, líbralos de caer en tentación, apártalos de todo lo que no le conviene, desata en ellos un espíritu de sabiduría que les esté hablando en su corazón y les esté indicando el camino que ellos deben seguir. Padre Santo, en muchos pasajes de tu Sagrada Escritura acompañaste a tu pueblo en adversidades que se enfrentaron, por eso en esta mañana deseo de todo corazón que acompañes mi vida y la de mis hermanos en Cristo, que cada paso sea guiado por Tí y nos lleves al camino de la santidad. Amén.

  9. Maritza Rendon

    Señor, hoy reconozco una vez más tu grandeza, saber que un Dios tan grande y maravilloso se desborda de amor por mí, me da la alegría y el gozo necesario para levantarme y enfrentar este día con optimismo, yo me siento amado y protegido por Ti y tengo la confianza de que me estás bendiciendo siempre, no importa lo que suceda, sé que todo es para mi bien, por eso te bendigo y te glorifico, porque tu amor me ha alcanzado, te pido que bendigas a todas las personas a mi alrededor, hoy te suplico por una lluvia de bendiciones para el mundo entero y muy especialmente para Venezuela, para todos aquellos que sufren por diversos motivos, ayúdalos y fortalécelos, que tu mano sanadora pase por cada uno de tus hijos, gracias, Señor, porque puedo sentir que actúas en mi vida y en la vida de mis hermanos, gracias, Señor.Te regalo mi día para que te glorifiques en él. Amén.

  10. Maritza Rendon

    Hoy más que nunca quiero ser un guerrero en Ti, Señor. Miro hacia atrás y veo todas las experiencias que me permites vivir para poder crecer como cristiano. Sé que algunas son positivas, y otras pueden ser negativas para nosotros, pero que hacen parte de ese plan divino que ya preparaste para nosotros. Que lindos son los días y las noches, porque nos sirven como refugio para encontrarnos con nuestro interior. Señor, toma mi corazón y hazlo obediente a tu palabra y experiencia y así alcanzar la paciencia que tanto necesito. Tú sabes, cuánto me cuesta esperar en Ti y saber que todo es en el momento que lo tienes preparado. Necesito de Ti, ese equilibrio para afrontar el día de mañana y todos los días que en fe, me vas a regalar y así luchar con lealtad a Ti, Padre, dar testimonio de cada momento de esa relación que nos une hasta los confines del mundo. Amén.

  11. Maritza Rendon

    Señor mío y Dios mío, nada me podrá separar de Ti, nadie me quitará de tu presencia; nada hay más importante para mí que buscar tu rostro, que hallar tu consuelo, que dejarme amar por Tí. Por eso en este día, he venido a buscarte nuevamente, he venido a contemplarte, a descubrir tu tu acción en mi vida, en la vida de los que amo, en la historia de los hombres, en la maravilla de la creación que nos has dado. Señor, te pido que no desperdicie mi vida tras lo que no me da felicidad, repitiendo actitudes equivocadas, buscando riquezas que me empobrecen el espíritu y que me atan quitándome libertad. En mis días y mis noches te pido protección para mí y para mi familia, en mi descanso te pido que me cuides, en mi lecho te pido que pongas centinelas, para que guarden mi sueño, lo pido confiado porque sé que me amas y que nunca desatiendes la súplica de uno de tus hijos. Amén.

  12. Maritza Rendon

    Señor, mi Dios y mi Rey, hoy levanto mis manos en alabanza y adoración, para que te corones con mi vida en todos los planes que hemos construido juntos y en los que tengo la certeza de que nunca me abandonarás, aunque tenga que pasar por caminos pedregosos. Señor Jesucristo, hoy me levanto con fuerzas para poner en tus manos todos mis sueños y proyectos y pedirte que sea tu poder y tu amor el que me sostenga y me lleve hacia adelante. Sumérgeme en el río de tu amor, para que pueda estar listo, para continuar haciendo lo que es lo mejor para mi vida. Sigue obrando en mi vida y en la vida de aquellos con los que me voy a encontrar hoy, para que juntos podamos construir una experiencia llena de sentido. Quiero dar testimonio de tu presencia y de tu amor. Gracias por todo lo que voy a vivir en esta jornada que será de gran crecimiento para mí. Amén.

  13. Maritza Rendon

    Dios de amor, Tú que eres el creador de todo, permíteme recrearme en Tí, lléname de Tí, lléname de tu Espíritu Santo, otórgale paz a mi corazón, Señor, en medio de mi cansancio y a pesar de todas mis fatigas, yo quiero alabarte, yo quiero glorificarte, quiero conocer tu supremacía, en este día, yo quiero sentir tu amor, ese amor que todo lo puede, que todo lo soporta, que todo lo espera, ese amor que me hace más sabio, porque me enseña a vivir alegre y lleno de gozo. Renueva todo mi ser, restaura mi cuerpo, sana mis heridas, ven con tu poderoso brazo y manifiéstate en mi vida y en la vida de mi familia. Vence en mí todo lo que obstaculiza y desmejora mi relación contigo, quita de mí todo pecado y permíteme cada día, contemplar maravillado la forma en que vas a actuar. Amén.

  14. Maritza Rendon

    Estás conmigo, mi Dios, en mi vida, en lo que soy, metiendo tu mano en mi historia. Contigo a mi lado no vacilaré, no temeré. Por eso proclamo que voy a ganar la batalla pues mi escudo eres Tú, mi fortaleza, la espada de doble filo que defiende mi ser. Señor, con tu presencia rompes las cadenas de mis miedos y me impulsas a conquistar la vida que me has dado. Tú, Señor, me das la fuerza, animas mis batallas para que las pueda vencer, Tú, Dios de poder, lleno de majestad, que respetas mi libertad y valoras mis capacidades para ejercer mi vida, en Tí confío, en Ti soporto mi ser y mis luchas, mi día y mi historia. Al comenzar este día mi boca canta, alaba, mi ser se goza, se alegra en Ti, Porque nada puede alejarme de tu amor, porque nadie puede apartarme de tu presencia. Gracias por tu amor y tu compañía. Amén.

  15. Maritza Rendon

    Hoy quiero asumir mi existencia y ser responsable en cada cosa que haga, por eso, Se;or, hoy busco tu rostro, hoy vengo a decirte que necesito para mi vida tu presencia santa, te pido que sigas interviniendo en mi historia, a Ti que eres el Dios de la historia, en esta mañana estoy dispuesto a transformar mi realidad y dirigirla hacia Ti, hoy quiero abrirle a mi vida un nuevo camino, permite, Señor, que yo esté siempre atento para entender de qué forma quieres hablarme hoy. Te pido que estés conmigo guiándome en cada paso, sosteniendo mi vida, que en el momento que lleguen los golpes yo pueda resistirlos por más duros y crueles que sean. Contigo a mi lado no hay porque temer, Tú eres todo amor, y tu palabra dice que el amor echa fuera el temor, Tú eres mi roca, el castillo donde me resguardo, por eso te alabo y te bendigo y me uno al coro de toda tu creación. Amén.

  16. Maritza Rendon

    Gracias Señor por este nuevo día. Señor, he aprendido a reconocer que cuando podemos decirle a alguien que lo queremos, que lo amamos, es porque Dios se está manifestando en mi corazón, expresar los sentimientos con palabras o con acciones es lo que nos hace distintos. Sé que Dios puso a otros en nuestra vida para que aprendamos a vivir por medio de la experiencia y aprendamos a querer de formas en la que no dañemos a nadie, si bien es cierto que cuando se ama no se hace daño, también es cierto que nuestra condición humana hace que nos equivoquemos y que fallemos, pero lo lindo de esto es que, a pesar del error, Dios nos da siempre la oportunidad de demostrar que aprendimos de ese error y crecer más como personas y valorar más a ese que le hicimos daño. Enseñarnos a conocer el amor de Dios por medio de otras personas es una estrategia genial, para poder convencernos de que lo que más quiere Dios para nosotros es que nos entendamos y por muchas diferencias que existan, busquemos por medio de nuestra inteligencia los espacios de interacción en los que conozcamos, aprendemos y nos amemos los unos con los otros en el largo recorrido de la historia.
    Por eso,en esta mañana me declaro en victoria, en esta mañana declaro que nada puede hacerme daño, ningún enemigo que se levante contra mí puede lograr derrotarme, pues la mano poderosa de Dios me sostiene. Amén.

  17. Maritza Rendon

    Señor, tengo la certeza de que estás a mi lado, que extiendes tu mano para levantarme, y te doy gracias por hacerme sentir lo valioso que soy. Señor te entrego a aquellos que he herido con mis actuaciones, pido para ellos una bendición especial, que seas Tú el que habite en sus corazones y que experimenten tu amor infinito. Gracias por darme la posibilidad de encontrarme contigo a través de la oración y regalarme la fuerza que se me había agotado, por la tristeza de haberle causado daño a alguien que aprecio. Permite que el perdón sea el camino que optemos y que tu palabra nos invite a la reconciliación. Padre Dios, si he sido yo el que se ha visto afectado, ayúdame a ser libre de cualquier sentimiento negativo que quiera apoderarse de mí y permite que mi experiencia sirva de ejemplo para los que estén pasando por lo mismo.Amén.

  18. Maritza Rendon

    Gracias, Padre, porque lo único que haces es amarme y permanecer fiel a tus promesas en mi vida, aunque a veces sienta que camino solo y que no tengo fuerzas para continuar luchando. Gracias, Dios, por hacerte presente en cada acontecimiento de mi vida, en los alegres y en los tristes, en cada uno de ellos quiero reconocerte siempre, para adorarte y alabarte. Sólo Tú me bastas, mi Dios, por eso sólo en Ti quiero confiar, que ningún problema y ninguna preocupación hagan que me aparte de tu presencia, no permitas que la desesperación por las situaciones que no son posibles cambiar inmediatamente, me lleven a cuestionar tu poder y tu fuerza majestuosa que irrumpe siempre en las situaciones límites para levantarme del polvo y hacerme victorioso. Te entrego mi fe, para que mi confianza siempre esté puesta sólo en tu poder. Amén.

  19. Maritza Rendon

    Dios mío, gracias otra vez por este nuevo día, lléname de tu bondad, permíteme ser un hombre abierto a tu voluntad, inteligente para aceptar que la vida no siempre es como quiero, fuerte para ir hacia adelante aunque tenga miedo, decidido para no soltar la presa aunque me rodeen los enemigos. Te pido que me des la certeza que pueda estar necesitando ahora. Tú sabes, Señor, que en medio de todo, yo confío en Ti. Sabes que puedo equivocarme, que puedo desviarme del camino, que puedo no hacer lo correcto en determinadas circunstancias. Pero, en medio de todo, te doy gracias por el amor que me tienes nunca me falta y sé que nada de lo que pueda hacer me arrebatará ese amor maravilloso que es a prueba de todo. Te doy gracias porque estás lleno de todas las bondades y las compartes conmigo. Amén.

  20. Maritza Rendon

    Señor, despierto y te doy gracias, abro los ojos y sé que vivo porque tu voluntad es amarme y darme vida; sé que estuviste conmigo en la noche, que no dejaste de velar a mi lado, que eres mi guardián y no duermes nunca; estoy seguro de que mi sueño fue protegido por Ti, que si atravesé la noche es porque así lo quisiste, que si algún peligro atravesó mi ser lo echaste lejos. Y por eso te doy gracias, te alabo y te bendigo, porque me cuidas, porque me llenas de tu amor cuando me proteges. Por todo esto, al iniciar este día me levanto lleno de la fuerza transformadora de tu amor y sé que el soplo de tu Espíritu me hace sentir la paz, el ánimo y la fuerza que voy a necesitar cada instante de de esta jornada que está ya por comenzar. Gracias, señor, por el don de la vida, gracias por mi salud y mi bienestar, por mi familia, por todas tus bendiciones. Amén.

  21. Maritza Rendon

    Mi vida está delante de Ti, Señor, mis opciones, mis sueños, mis metas, también los miedos que tengo, las tristezas que me acompañan más de lo que quisiera. Sabes que no soy perfecto,que tengo mucho de bueno. Hay días en los que estoy lleno de una alegría profunda, y otros en los que me siento triste porque no salió todo como lo tenía planeado; algunas veces me siento triunfador frente a las circunstancias por más duras que lleguen a ser, y otras veces me creo derrotado e impotente por pequeñas situaciones que me toca vivir. En este día quiero optar por lo que me llena, por lo que es importante, por lo que me aporta algo. Dame sabiduría para escoger con buen criterio. Dame un corazón limpio y dócil para escucharte y seguir tus consejos. Amén.

  22. Maritza Rendon

    Vienes a nosotros, llegas a nuestra vida para quedarte; como ahora, que estás presente en los rayos del sol, en el despertar de esta vida mía, en la gente que nos ama. Sé que te quedarás, porque nunca te has ido, sé que darás el alimento a nuestra vida, que nos darás de beber del agua que salva y nos arroparás con tu amor cuando todo parezca perdido. Bendito seas, Dios Padre, por amarnos hasta el punto de encarnar a tu Hijo en Jesús, para devolvernos la esperanza de un mundo nuevo, uno tejido por la misericordia y en el que anunciar tu Reino sea el pan de cada día. Gracias por dejarnos gozar de tan grande privilegio, por escogernos a nosotros para venir al encuentro contigo y recibir tus dones maravillosos. Padre, aleja de nosotros todo mal sentimiento, llévate lo que no conviene, lo que podría apartarnos de tu bendición. Amén.

  23. Maritza Rendon

    Mi Señor, en este día vengo a tu lado para pedirte que me bendigas con tu presencia. Que escuches la voz de mi corazón, esa que muchas veces se apaga porque tiene miedo de que no aceptes lo que me pasa. Es que me enseñaron mal, a tenerte miedo, a esperar castigos de Ti, y realmente lo único que he recibido hasta hoy son grandes bendiciones, enormes e incontables muestras de amor que sobrepasan mi inteligencia, mi capacidad de comprensión, mi lógica humana. Por esto te doy mi corazón para que lo habites, para que me llenes más y más, para que donde ha habitado el pecado, ahora sobreabunde tu gracia, que donde hubo tristeza ahora esté repleto de tu alegría. Quiero darte todo porque todo me lo has dado.Quiero darte lo poco que tengo, pero con el mayor de los amores. Amén.

  24. Maritza Rendon

    Bendito seas, Señor, por la felicidad que pones en mi corazón. Gracias por los motivos que tengo para sonreír. Gracias por llenarme de motivos para estar feliz conmigo, por lo que tengo, por las personas que vivo, por los que me aman, por cada muestra de cariño, por el sincero interés de quienes comparten su existencia con la mía, por la amistad, por los abrazos cálidos, por las personas que oran por mí, por las palabras sabias, por cada una de estas situaciones que me hacen sentirme un bendecido por Ti. Te doy gracias, con todo mi ser, desde lo más profundo de mi corazón, porque me sobran razones para dar gracias, porque me manifiestas un amor a prueba de todo. Gracias por este día de victoria que me das y gracias por la familia que tengo. Amén.

  25. Maritza Rendon

    Señor, te doy gracias por el nuevo día que me permites vivir. Porque nunca me dejas solo, me amas y me llenas de tu compañía. Gracias, porque en este nuevo día estás otra vez a mi lado, para llenarme de todo lo bueno que sólo puedes darme Tú. Te pido que sea lleno de tus dones, que no me falte la sabiduría de tu Espíritu, que no me falte la fuerza de tu Palabra, que no me falte la luz de tu misericordia, que no me falte la fortaleza del perdón que libera y sana, que no me falte la inquebrantable capacidad de estar en pie de lucha que da tu esperanza. Que no me faltes Tú, que eres el compendio de todo lo bueno, de todo lo que mi corazón espera. Porque te amo y quiero darte todo mi ser. Porque me amas y sé que me has dado más de lo que puedo llegar a comprender, por todo, gracias, Dios mío y Señor mío. Amén.

  26. Maritza Rendon

    Necesito, Señor de tu ayuda para aprender a despegarme de todas esas preocupaciones que he tenido últimamente, de esas cosas que aún no alcanzo a resolver, de aquellas que quisiera cambiar pero no he alcanzado, de las que me faltan, de las que me quitan la serenidad. Quiero desprenderme de todo lo que me quita la paz, para que mi corazón esté tranquilo, y así pueda descansar serenamente, confiando en que cuidas y proteges a mi familia y a mis amigos. Así podré estar dispuesto cada día para el trabajo. Derrama tu Espíritu Santo sobre mí y hazme sentir sereno y tranquilo, que tu paz recorra todo mi ser dejándome libre y preparando para este nuevo día que me regalas. Que tu Espíritu Santo recorra mi desierto y me haga reverdecer para Ti, que es lo que más quiero en la vida. Amén.

  27. Maritza Rendon

    Al llegar este nuevo día, quiero decirte a Ti, Señor, como decía San Juan Eudes: ¨Tú eres mi divino sol, ilumina las tinieblas de mi espíritu, incendia mi helado corazón. Tú que eres la luz de mis ojos, haz que te conozca y me conozca, para que a Ti te ame y a mí valore”. Si, Señor, hoy quiero sentir que iluminas mi vida, que estás llenando de luz todo lo oscuro que hay en mi ser. Hoy te quiero decir, que dentro de mí todo es claro y lleno de tu luz. Si, no quiero tener miedo, Señor, no quiero sentir que no soy capaz de seguir adelante. Hoy quiero sentir que sanas mis cegueras espirituales y me llenas de la capacidad de encontrarte donde otros solo ven dolor y tristeza. Con tu poder haces maravillas en mi vida y por eso al despertar vuelvo a pensar y a creer en tu poder magnífico y poderoso. Gracias por actuar en mi vida con misericordia. Amén.

  28. Maritza Rendon

    Mi Señor, en este día quiero entregarte mi vida y entregarte todo lo que tengo que hacer, bendíceme, Señor, en cada momento y en cada situación que viva. Pongo en tus manos cada decisión que deba tomar. Ayúdame, aclara mis ideas para tomar la mejor decisión de las cosas que se me pueden presentar en este día y que tenga que definir. Hoy te bendigo Señor, porque en mi historia, en mi mundo y en cada día de mi vida, están llenos de signos de tu presencia y amor. Líbrame, Señor, de fallarte, danos los ojos para verte en cada acontecimiento del día de hoy. No me prives, Señor, de tu presencia en el día de hoy. Te necesito muy cerca de mí ahora y siempre. Recuérdame que cuando estoy contigo puedo ser más feliz. Hoy me declaro vencedor y salgo a luchar y a conquistar este día con tu fuerza. Bendiciones, Señor, en este día. Amén.

  29. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, en este gran día que nos regalas queremos entregarte nuestro corazón para que sea sencillo y humilde, te pedimos que nuestro corazón sea noble y que todo lo que salga de nosotros sea bondad. Sabes cuanto me cuesta librarme de tantas cosas que me atan y no me dejan ser libre y no poder dar lo mejor de mí cada amanecer; hoy, Señor, te clamo por mi vida. Gracias, Padre mío, porque sé que estás transformando cada rincón de mi corazón. Te pido y te entrego a cada una de las personas que amo, y que pueden estar pasando por momentos difíciles y requieren de tu poder, de tu compañía, de tu amor y de todo lo que ellos necesitan en este momento. Gracias Señor, por escuchar mis oraciones y transformar mi vida para tu gloria. Necesito de Tí para seguir adelante; mis sueños y proyectos los pongo en tus manos y confío en que saldrá lo mejor. Amén.

  30. Maritza Rendon

    Gracias, mi Señor y mi Dios, por este nuevo día. Hoy lo inicio entregándote mi vida, mis seres queridos, mis amigos, la salud y todo mi ser. Por todas las personas que tienen un trabajo y por los que claman a Ti por tenerlo. Te entrego mi trabajo para que siempre sea un camino a la santidad en él, por mi honestidad, y responsabilidad. Entrego mi ánimo en él para trabajarlo como Tú quieres, con amor a Ti, con constancia y orden, con las virtudes y todo lo necesario para evangelizar en él y poder seguir siendo el sostén de mi familia. También te pido por aquellos que en estos momentos se encuentran desesperados buscando un trabajo, para que tengan un trabajo honesto, digno, que los lleve a la santidad, coherencia de vida, que puedan servir y ayudar a los demás. Te entrego en este momento a cada uno de ellos y que puedas darles la paciencia que ellos están necesitando y la Fé en Ti mi Señor, para que los lleves de tu mano a conseguir el trabajo idóneo y bien remunerado. Amén.

  31. Maritza Rendon

    Mi Señor, anoche al acostarme te pedía que me dieras la oportunidad de levantarme con la conciencia de que estás en mi vida y de que puedo vencer los obstáculos que tengo. Ahora, lo siento y con fé me levanto. Creo firmemente en Ti y en todo lo que haces en mí. Comienzo esta jornada diciéndote que tengo Fé en Ti y en tu acción. Que pongo en tus manos todas mis preocupaciones, mis miedos y mis vacíos. Estoy dispuesto a entrar en mi corazón y en mi vida para encontrar todos los motivos de fuerza y ánimo que Tú has puesto en ellos. Sabes que no soy cobarde y que voy a dar lo mejor de mí por salir adelante. Gracias por las oportunidades que hoy me vas a dar, estaré con los ojos bien abiertos de tal manera que no las deje pasar, sino que las aproveche en función de mi crecimiento personal. Gracias porque estás a mi lado y hoy lo vas a manifestar. Amén.

  32. Maritza Rendon

    Padre bueno, al comenzar este día, quiero llenarme de Ti, quiero llenarme de tu paz, te suplico me des la paciencia y la tolerancia para enfrentar cada cosa y a cada persona que me quiera robar esa paz que solo Tú puedes ofrecerme, hoy he decidido vivir esta aventura que se llama vida y quiero vivirla a tu lado, junto a Ti, que eres la vida misma, es mi deseo que lo único que haya en mi corazón seas Tú, Señor, y el amor que Tú tienes para todos. Hoy, Señor, te expongo todo lo que soy, ayúdame a decidirme siempre por lo bueno y a desechar lo malo, hoy yo declaro este día de bendición para mi vida, Señor, Tú me has dado un lugar entre tus hijos, por eso te pido que me llenes de tu amor, que me permitas salir victorioso, permíteme también, reconocerte en mi vida, a Ti que vives y reinas por toda la eternidad. Amén.

  33. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, todos los días vengo ante tu presencia a decirte como estoy y qué necesito; hoy quiero darte las gracias por todos los dones y las bendiciones que hay en mi vida. Acabo de pensar en tantas cosas que tengo que otros no tienen, en tantas experiencias que puedo vivir y que otros no pueden, que me sentí con la necesidad de darte gracias y te pido que permitas que mi corazón sea agradecido. Te suplico también que me des la capacidad para luchar y no desfallecer en las situaciones difíciles en las que estoy por estos días. Quiero ser capaz de encontrarle las soluciones a esas situaciones complejas que a veces se me presentan. Te pido por las personas que amo y que hoy tienen que asumir proyectos en los que requieren no solo de todas sus fuerzas sino también de tu ayuda. Gracias por las bendiciones de este día. Amén.

  34. Maritza Rendon

    Escucha mi oración Señor, atiende a mis súplicas, alabado seas por ser mi Dios y mi salvador, bendito seas por poner sobre mí tu mirada y tu paz, en esta mañana siento tu preciosa unción que se derrama abundantemente sobre mi ser y que me libera de todos mis miedos y mis angustias, gracias, Señor, por este día tan hermoso que me regalas, te pido que bendigas a mi familia. Aquí estoy, Señor, reconociendo tu grandeza y tu majestad, hoy quiero decirte como David, A Ti te suplico, Señor!. Por la mañana escuchas mi voz, por la mañana me preparo para Ti y quedo a la espera. Hoy me uno a ésta súplica, porque en el único en quien tengo esperanza es en Ti, mi amado Jesús, Señor. Tú me haces tanto bien, que no sé cómo pagarte, en este día te doy lo único que tengo y lo único que te agrada, un corazón humilde y rebosante de amor por Ti. Amén.

  35. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, estoy en tus manos y confío en tu palabra, por eso al iniciar este día quiero renovar mi relación contigo y decirte que te amo y que estoy dispuesto a seguir haciendo tu voluntad. Sabes que tengo batallas interiores, no quiero ceder ante las tentaciones ni quiero estar lejos de Ti. También sabes que muchas veces tengo que enfrentarme a situaciones que me incitan a olvidarme de Ti y a hacer todo lo contrarios lo que Tú me has propuesto. Te quiero pedir en ésta mañana que me des la capacidad para saber animar y motivar a todas las personas con las que me encuentre a seguir adelante, que mis palabras y mis acciones sean fuente de ánimo para ellas y descubran que pueden ser vencedoras en sus batallas. Te doy gracias porque sé que estás a mi lado y que no me dejas nunca. Gracias por todo el amor que me das en este día tan espectacularmente bello y lleno de Ti. Amén.

  36. Maritza Rendon

    Señor, hoy quiero poner en tus manos mi corazón, que representa todo lo que yo soy, mis virtudes y mis pecados, mis fortalezas y mis debilidades, mis logros y mis necesidades, porque quiero que quites de este corazón todo lo que no te agrada, y pongas en él todo lo bueno que Tú quieres que yo sea. Señor, no permitas que los afanes de la vida y las necesidades propias de mi condición humana aparten mi mirada de Ti, necesito muchas cosas para vivir, pero ninguna puede superar la necesidad que tengo de Ti, porque Tú eres mi sustento. Señor, yo reconozco tu poder y tú señorío, tu grandeza y tu majestad, Tú todo lo puedes, por eso te pido que no me desampares, no me dejes nunca, que nada de este mundo, ocupe el primer lugar que Tú tienes en mi corazón, quédate conmigo siempre Señor. Amén.

  37. Maritza Rendon

    Señor, hoy quiero renovar mi alianza de amor por Ti, hoy quiero entregarte cada parte de mi ser, tómalo todo, Señor, toma mis sentimientos, mis emociones, mis pensamientos, te entrego mi corazón, toma mi voz y perfecciona por medio de tu Santo Espíritu estas palabras de alabanza hacia Ti, en esta mañana, quiero cantar tus maravillas, quiero iniciar mi jornada entonando cantos que glorifiquen tu nombre bendito. Yo te bendigo Jesús, gracias por tu presencia en mi vida, en mi hogar, gracias por bendecir a mi familia y a todos los que amo, bendito eres porque siempre vas a nuestro lado, porque no nos dejas, enséñanos siempre el camino que conduce al Padre, a la felicidad, a la plenitud, Señor, Tú has venido a regalarnos vida en abundancia, te suplico que los obstáculos de este día no impidan que yo pueda sentir el goza de tu compañía, te pido que me bendigas y me llenes de Tí. Amén.

  38. Maritza Rendon

    Señor, nunca permitas que me aparte de Ti, no dejes, Señor, que mi auto confianza pueda más que mi fe en Ti, que nada ni nadie se separe de tu amor, porque sin Ti la vida se hace pesada, porque sin Ti el camino se llena de lastres, porque he aprendido que tu yugo es fácil y ligera tu carga, porque tus mandatos son de vida, por eso quiero sentirme cada vez más enamorado de Ti, Tú me has seducido como Jeremías y yo me he dejado seducir, tu fuerza y tu bendición están sobre mí en este hermoso día. No quiero que nada me desvíe de Ti, Padre de amor. Es imposible conocerte y no amarte, te amo porque eres mi luz, mi alegría, mi gozo, Tú me proteges y me das aliento para seguir adelante en mis proyectos y mis luchas, Señor, en tus benditas manos entrego este día, repara mis fuerzas, para poder ver tu gloria cada mañana al despertar contigo en mi corazón. Amén.

  39. Maritza Rendon

    Señor, yo reconozco en esta mañana que Tú eres mi Dios. Hoy quiero sentir tus caricias, hoy quiero sentir tu dulce voz que me habla al oído y me guía a Ti, hoy quiero que me envuelvas en tu amor, ayúdame a ser consciente de que sólo Tú eres el camino, que no hay luz fuera de Ti, que soy la niña de tus ojos, que eres Tú el que le dá sentido a mi vida, por eso me acerco a Ti, porque no quiero vivir mi vida en el vacío. Sé que Tú seguirás conmigo, porque en Ti vivo y en Ti tengo vida abundante, Tú me proteges siempre porque me amas, porque te pertenezco y siempre me ves con ojos de bondad, hoy me siento animado y sé que podré resolver cualquier situación por más difícil que parezca porque mi solución está en Ti, en esta mañana me comprometo a vivir lleno de gozo. Te alabo, te bendigo, porque te sigues manifestando con poder en mi vida, en Ti empiezo este día de victoria. Amén.

  40. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, en esta mañana me despierto con las ganas infinitas de que tu poder me toque y me libere de todos mis miedos. Ven, lléname con tu Espíritu Santo, ven y toca cada lugar que necesite ser sanado y bendecido. Gracias te doy, porque al despertar veo el resplandor de tu presencia en mi vida y con esas fuerzas guiarás mi existencia por cualquier tempestad que enfrente. Señor, soy testigo de tus acciones en mi vida y a través de ellas, motivo a todos los hermanos que se entreguen a Ti. Eres Tú quien permite renovar mis fuerzas en el oasis de tu amor y por eso te reconozco como el dueño de todas las cosas, y soy consciente de que nada puedo realizar, si no es motivado por tu amor y tu bondad. Te entrego este día, para que hagas tu obra perfecta mi vida. Amén.

  41. Maritza Rendon

    Señor, te doy gracias por extender tu mano para levantarme, siempre lo has hecho, por eso ahora te doy gracias por anticipado, porque sé que en este momento que necesito de Ti, volverás a mostrarme que tu amor hacia mí es verdaderamente infinito, que no te mides para hacerme sentir lo valioso que soy para Ti. Bendito seas mi Dios, sabes lo que estoy viviendo por estos días, que me cuesta estar tranquilo, que las preocupaciones se apoderan de mí y me hacen sentir mal. Pero eso no va a impedir que te dé las gracias, porque estoy seguro de que si sigo firme en la oración, no tardará la paz en albergar mi corazón. Gracias por hacerme sentir que puedo venir hasta Ti y encontrar una respuesta, que estás dispuesto a bendecirme sin medidas y de manera gratuita. Padre, me siento seguro en la oración, tener un encuentro contigo es realmente maravilloso. Amén.

  42. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, te quiero dar gracias por este nuevo día, porque me das fuerza y ánimo, para enfrentar mis gigantes interiores. Sabes cuales son las situaciones que me han marcado y que han generado huellas que me hacen daño. Hoy te pido que sanes mi ser emocional y me des la capacidad de estar en paz. De no tenerle miedo a los complejos y a las situaciones del ayer. Sabes que te amo y que confío en que puedes actuar en mí. Quiero ser como David, capaz de desafiar mis propios gigantes y matarlos con seguridad. No puedo estar esclavizado de experiencias del ayer, tengo que ser libre y vivir hacia adelante sin miedos. Te pido que en este nuevo día hagas maravillas en mi ser, para mañana estar listo a salir al campo de batalla. Confío plenamente en tus acciones y esta noche dormiré en paz seguro de que nada de lo que pase me va a quitar tu amor y tu poder. Amén.

  43. Maritza Rendon

    Gracias, Padre Dios, por todo el amor que has derramado sobre mi, pero sobretodo gracias por tenerme paciencia, por asistirme a pesar de mis miedos, de mis preocupaciones y de mis decisiones equivocadas. Tú sabes que te amo y que soy honesto a la hora de relacionarme contigo. Y por eso te cuento todo lo que tengo dentro, pero yo sé que Tú me amas y que estás a mi lado todos los días y que quieres que tome las mejores decisiones en mi vida.Gracias por animarme, hacienden consciente de todas las cualidades que has puesto en mi ser y de todas las oportunidades que me permites vivir. Te alabo y te bendigo por tu poder en mi vida y te entrego todo lo que soy. Que al levantarme tenga conciencia de me me estás amando y que puedo vencer todos los obstáculos que se presentan en mi vida. Te amo y confío plenamente en Ti. Por eso me levanto cada día con mucha paz en mi corazón. Amén.

  44. Maritza Rendon

    No quiero nada que no seas Tú. Me levanto pensando que linda es la vida, y dando gracias a Dios de la familia que tengo. Definitivamente, hoy no quiero muchas cosas para mí, sino que a través de mí, te sigas manifestando y que sea presencia de tu poder en la vida de los que están conmigo. No necesito mucho, necesito que estés en mi corazón, mi Señor y mi Dios. Con eso me basta para tenerlo todo y poder ser feliz. Sabes que muchas veces no he podido comprender las situaciones que me suceden y que no he podido reaccionar con la rapidez y la sabiduría que se necesita, pero si estás en mi vida y me llenas de Ti, seguro que lo podré hacer. Por eso en esta mañana lo que te pido es que vengas a mí y me llenes de todo tu ser. Que pueda hoy salir, hacer mis ejercicios, disfrutar del sol , de las flores, de los pájaros que cantan para mí, que pueda compartir mi vida con otros, hacerles sentir que estás en mi vida y que quieres que sea un testigo tuyo para ellos. Amén.

  45. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, aquí estoy otra vez. No me canso de venir a tu presencia, ya que siempre tienes una palabra nueva para mí. Hoy quiero contarte que mi corazón está inquieto, perturbado y necesitado de tu paz. Sabes que hay situaciones en mi vida turbulentas, que mi vida está en riesgo y que no puedo hacer nada. Pero cuando estoy frente a Ti todo se calma, todo se tranquiliza y vuelvo a tener la confianza necesaria para seguir fabricando mis sueños, mis realizaciones y seguir contando que estás siempre dispuesto a ayudarme. Te agradezco toda la paz que me das en este momento. Gracias por no dejarme solo en ningún momento y por darme la oportunidad de hablarte desde lo más profundo de mi ser todos los días. Gracias por todas las bendiciones de este día y por las maravillas que podré gozar en él. Amén.

  46. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, aquí estoy otra vez. Tengo el corazón abierto, mi mente dispuesta y mis manos listas para iniciar este nuevo día. Hoy te quiero pedir que me des entusiasmo por la vida, no quiero ser pesimista, no quiero darme por vencido antes de luchar. Sabes que te amo y que confío plenamente en Ti, pero también sabes que soy débil y que muchas veces ante las dificultades y los problemas me amilano y tengo temor de actuar. Quiero tu fuerza, tu poder y tu alegría en mi vida, quiero saber pensar, sentir y actuar. Quiero que hoy seas Tú quien me impulse a hacer lo que me corresponde y quien me guíe por el camino correcto. Te entrego todas las actividades de este día, y desde ya quiero decirte que haré todo lo posible por alabarte y bendecirte en cada una de ellas. Estoy en tus manos y confío que ese es el mejor lugar en el que puedo estar. Amén.

  47. Maritza Rendon

    El Angel de los Niños
    Cuenta una antigua leyenda que un niño que estaba por nacer, le dijo a Dios:
    -Me dicen que me vas a enviar mañana a la Tierra; pero ¿Cómo viviré tan pequeño e indefenso como soy?
    -Entre muchos ángeles escogí uno para ti, que te estará esperando: él te cuidará.
    -Pero dime: aquí en el Cielo, no hago más que cantar y sonreir, eso basta para ser feliz.
    -Tu ángel te cantará, sonreirá todos los días y tu sentirás su amor y serás feliz.
    -Y ¿Cómo entender que la gente me hable, si no conozco el extraño idioma que hablan los hombres?
    -Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar, y con mucha paciencia y cariño te enseñará a hablar.
    -Y, ¿Qué haré cuando quiera hablar contigo?
    -Tu ángel te juntará las manitos y te enseñará a orar.
    -He oído que en la Tierra hay hombres malos, ¿Quién me defenderá?
    -Tu ángel te defenderá aún a costa de su propia vida.
    -Pero estaré siempre triste porque no te veré más Señor.
    -Tu ángel te hablará de Mí y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque Yo siempre estaré a tu lado.
    En ese instante, una gran paz reinaba en el Cielo pero ya se oían voces terrestres, y el niño presuroso, repetía suavemente:
    -Díos mío, si ya me voy dime su nombre, ¿Cómo se llama mi ángel?
    -Su nombre no importa, tu sólo le dirás: Mamá.

  48. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, en esta mañana me he levantado con ganas de hablarte, de confesar que te amo, de gritar a todos los hombres que Tú eres grande, que sé, desde lo más profundo de mi corazón, que nunca me abandonarás, que siempre estarás conmigo, porque yo soy la obra de tus manos. No quiero que nada me quite la emoción que siento en este instante, quiero estar a lo largo de este día de la misma manera. Quiero vivir a lo largo de este día tu misericordia, porque sé que estás por encima de todas mis equivocaciones, de mis errores, de mis miedos, de mis tacañeces. Saberlo me da paz y me impulsa a seguir dando lo mejor de mi. Te amo y estoy seguro que hoy me harás sentir feliz a largo de este día. Confío en que en la noche podré darte gracias por todo lo que has hecho. Amén.

  49. Maritza Rendon

    No temo porque Dios guía mi vida. Así lo confieso en esta mañana. Nada temo porque quien construye mi casa es el Dios de Israel. Mi boca proclama en este instante, Señor mío, que Tú me estás llevando por el camino correcto y me aseguras la victoria en todas las dificultades que estoy viviendo. Señor, quiero que me permitas vivir en tu luz, que no dejes que mi egoísmo, mis miedos y mis desesperaciones me hagan habitar en la oscuridad y en la confusión; quiero, Señor, saberte bendiciéndome y llenándome de todo lo que necesito para estar hoy contento y alegre. No quiero, Señor, estar lejos de Ti; por eso en este momento te pido que me regales tu Santo Espíritu y me permitas sentir la furia de tu amor y de tu gracia. Bendito seas, ahora y por siempre. Amén.

  50. Maritza Rendon

    Dios nuestro, a Ti que me iluminas cada día con la luz de tu Palabra, te consagro en este día, te entrego todas las situaciones que voy a vivir hoy, para que guíes mis pasos con santidad y justicia, mostrando siempre tu poder y tu bondad. Gracias por la oportunidad que hoy me regalas de enfrentar nuevas situaciones, te pido que me permitas llegar a un conocimiento profundo de mí, el cual me permite saber cuáles son mis capacidades, cuales son los dones que me has dado para alcanzar metas y objetivos. Lléname de tu poder, para confiar plenamente en Ti y en todo lo que puedas obrar en mí vida; que hoy no dude ni un solo momento de tu gracia y de todas las capacidades que me has regalado, para enfrentar la vida con valor y firmeza. Todo lo pongo en tus manos, la salud y la felicidad de los que me rodean, para que hoy permanezcan bajo tu protección. Amén.

  51. Maritza Rendon

    Señor, al iniciar este día me acojo a tu amor y me entrego a él sin medida, dejando que inundes mi corazón con tu luz de misericordia. Te alabo porque eres eterno y tu amor permanece siempre en mi vida. Bendíceme en este día junto con los que amo, para tener una jornada en la que estemos guiados de tu mano poderosa. Te entrego, bendito Dios, mi voluntad, para tener las fuerzas y la sabiduría necesarias para vivir con libertad, orientando mi vida bajo tu voluntad, siguiendo tus designios de amor. No permitas que durante este día genere dependencia de nadie, sino que siga desarrollando la capacidad de tomar mis propias decisiones, planeando lo que voy a hacer con mi vida, orientando mis acciones a la consecución de las metas que me he propuesto para ser feliz. Asísteme con tu gracia y concédeme paz en el corazón, para pensar bien cada decisión que vaya a tomar en mi vida. Amén.

  52. Maritza Rendon

    Bendito seas, Dios todopoderoso, alabado y ensalzado por todos los siglos; gracias por este nuevo día que me regalas, por la oportunidad de salir adelante y luchar contra las dificultades, permaneciendo en tu paz. Me entrego a Ti con toda sumisión y amor, dejando que obres en mí y en todas las personas que amo, extiende tu poder y ven a salvarnos, no partes durante este día tu amor de nosotros, protégenos bajo tus alas y guíanos con sabiduría para que nuestro pie no tropiece. Te entrego, Señor, Dios de amor, cada una de mis acciones, para realizarlas con firmeza y valentía, sin desfallecer, sintiendo que en cada momento extiendes tu mano poderosa para apartar el mal de mi camino. Te consagro las luchas de este nuevo día, para que en cada situación me animes y me sostengas con tu poder, así estoy seguro de que voy a vencer. Amén.

  53. Maritza Rendon

    Dios mío y Señor mío, voy a dar la lucha, en todo lo que me toque, sin tener miedo, sin dejarme amilanar por nada. Me declaro bendecido y en victoria. Reclamo para mi tus promesas. Estoy convencido de que me estás llenando de tu amor y tus dones. En este día la victoria de mi Dios es para mí. Si yo te pertenezco, Señor, si soy tuyo porque me has comprado a precio de tu sangre preciosa derramada en la cruz, entonces quien puede arrebatarme de tu mano, si esa mano es poderosa, si esa mano es invencible, si esa mano, Señor, e la más fuerte de todo cuanto existe; entonces por qué he de temer, porque he de tener miedo a la vida. Por eso, en esta mañana me declaro en victoria, en esta mañana declaro que nada puede hacerme daño, ningún enemigo que se levante contra mí puede lograr derrotarme, pues la mano poderosa de Dios me sostiene. Amén.

  54. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios que bueno saber que estás aquí nuevamente conmigo en este nuevo día. Saberme amado y acompañado por Ti en este momento es la mejor garantía para emprender este día. Sé que si estás a mi lado, las cosas saldrán mejor y podremos ser felices. Es por esto, mi Dios y mi Señor, que te suplico perdones hoy todas y cada una de mis fallas, perdona los momentos en los que me he dejado llevar por pasiones como la ira, el orgullo, la pereza, y todas las que me hacen caer en el error, por favor, perdóname porque no quiero tener esta carga para comenzar un nuevo día. Quiero, Dios, escucharte claramente y conservarme como un templo en donde habitas permanentemente. Estoy seguro de que en este momento estás escuchándome y actuando en mi favor. Amén.

  55. Maritza Rendon

    Señor, gracias a Ti, gracias a ese aliento de vida que tu infundiste en mí, yo estoy vivo, y por eso yo te alabo, y por eso yo te bendigo, porque mi corazón desborda de alegría al sentirme inmerso en esta existencia. Gracias por este mundo maravilloso que creaste para mí, gracias por la tierra, gracias por el aire, por las montañas, por el agua, gracias, Señor, porque son para mí beneficio. En esta mañana quiero entregarte una vez más mi vida y la de mi familia, quiero que Tú seas la lámpara que me guía, que ilumina mi caminar, hoy, Señor, yo te pido que Tú seas el camino y seas la meta, Señor condúceme siempre a Ti, que eres camino, verdad y vida, es mi deseo que este día sea de bendición y estoy seguro que lo será porque Tú estarás conmigo, hoy reclamo para mi vida lo que está escrito en tu palabra “aunque ande por caminos tenebrosos, nada temo porque T’u vas conmigo”. Amén.

  56. Maritza Rendon

    Señor, entras en mi vida como el viento que se mueve a mi alrededor. Vienes a mi para susurrar en mi oído que me amas, dejando que cada sílaba resuene en mi corazón, como un hecho consumado, como algo que se ha hecho ya, que se siga haciendo, así es tu amor, así de sencillo, así de verdad. Por eso te pido que en todo mi día estés soplando sobre mí ese Espíritu de plenitud que es tu Espíritu Santo. Que me cobije y sea mi escudo para enfrentar cualquier dificultad, que nada nos tome por sorpresa, sino que siempre esté atento y pueda responder de la mejor forma a todo lo que venga a mí. Que tu Espíritu Santo me haga signo de tu amor para este mundo que te necesita, que urgentemente está esperando que le hables, que le digas que estás aquí, en medio nuestro. Bendito seas. Amén.

  57. Maritza Rendon

    Señor, te doy gracias por tu presencia en mi vida. Te agradezco que me confíes tu amor, que me hagas depositario de la infinita misericordia de tu corazón. También te doy gracias porque no me pagas según mis pecados, sino que haces llover tu perdón sin límites sobre el desierto de mi corazón. Ayúdame a entender, mi Dios, que sólo tengo que preocuparme por hacer las cosas bien por mí mismo; que soy el primer beneficiado del bien que hago, así como soy el primer afectado por el mal que dejo vivir en mi corazón. Te pido que me des tu bendición, que me regales tu fortaleza, que me sostengas en tus poderosas manos. Sé mi luz, mi alegría, sé mi fortaleza y la inspiración de mi corazón en medio de las luchas. Gracias por este nuevo día que me das, porque aprendo, porque en todo me llenas de tus dones. Amén.

  58. Maritza Rendon

    Señor, hoy comienza un nuevo mes y quiero darte gracias Señor, porque sé que me amas y que siempre quieres lo mejor para mí. Te pido sabiduría, te ruego que me ilumines con la poderosa luz de tu amor, para todas las opciones que tome, para que cada decisión esté puesta en la sabiduría que viene de tu amor. Que dé en mi vida lo que he recibido de Ti, que sea un instrumento de tu bendición, que multiplique el amor que has hecho rebosar en mi corazón, que tenga oídos atentos para escuchar a los otros como me escuchas Tú, que en agradecimiento a tus incontables bendiciones, a tu misericordia infinita, a la manera como me has llenado de perdón, entonces yo también perdone, ame y bendiga a los demás. Señor, sé que este día será un gran reto para mi capacidad de amar y de ser fiel a lo que quieres de mí, ayúdame, sopla sobre mí el Espíritu de la fortaleza. Amén.

  59. Maritza Rendon

    Te alabo y te bendigo, oh Padre, porque tu Hijo, nos enseñó como debo vivir confiando en Ti, porque no lo abandonaste en la cruz, lo acompañaste y le diste poder para que venciera la muerte, resucitando a una vida nueva. Gracias porque me has dado hoy un nuevo día junto a los que amo, has llenado mi existencia de luz y esperanza nueva. Haz que mi familia sea acogedora y fiel a tus proyectos, que hoy, Señor, no nos apartemos de tu voluntad y de tu amor, sino que permanezcamos firmes en la decisión de amar incluso a los que no nos aman. Dame un corazón como el tuyo, limpio, grande para amar sin medida en este día sin guardarme nada para mi, que lo entregue todo como Tú lo hiciste en la cruz, con la plena confianza de que hay un Padre que me ama y no me abandona, aunque todos se vayan, creo Señor, que contigo puedo estar, porque eres grande y poderoso. Amén.
    ´

  60. Maritza Rendon

    Dios mío, Tú me vez, eso eres Tú, el que ve. Tu mirada de Dios vivo toca mi corazón en esta mañana, sabes como me levanto para enfrentar este nuevo día, por eso no me oculto a tus ojos, sino que me abro a Ti con infinita seguridad, con plena confianza, sin mentiras, a Ti nada te puedo ocultar. Tú conoces mis tristezas y mis alegrías, mis preocupaciones y mis desvelos, sabes qué me da felicidad y cuanto me esfuerzo por sacar mi vida adelante. A Ti que ves lo íntimo de mi corazón, nada puedo esconder. Dame en este día, mi Dios, las ganas y el deseo para hacerle frente a la vida, para salir adelante con lo que me has dado, que seguramente es mucho y no me he dado cuenta, mírame con ojos de piedad y ten compasión de mí, porque soy fuerte, joven y valiente cuando Tú sales en mi defensa como mi escudo y defensor. Amén.

  61. Maritza Rendon

    Vuelvo otra vez a Ti, Dios vivo, que has bajado del cielo para vivir junto a mí, para darme la vida y la posibilidad de existir junto a los míos. Hoy quiero vivir un día lleno de bendiciones. Colmado de tu gracia y de tu amor, un día lleno de felicidad, sin miedos y temores que me intranquilizan, porque estoy vivo y esto me hace feliz, porque me has llamado a la vida, para que luche y me esfuerce en construir mi felicidad. Son muchos los obstáculos que seguramente van a intervenir para que me desanime en la búsqueda de mi felicidad, pero no voy a caer, tu mano victoriosa, la que abrió el mar en dos, esa mano que se extiende y levanta del polvo al desvalido, y esa mano que dirige a su pueblo y le muestra el camino, me va a levantar hoy si caigo, por eso no me acobardo, sino que me lleno de valor y entusiasmo para empezar este día con la esperanza puesta en Ti, mi Señor. Amén.

  62. Maritza Rendon

    Hoy regreso junto a Ti, Dios eterno, porque permaneces siempre amándome, eres el mismo ayer, hoy y siempre. Por eso en este hermoso día nada me turba, porque vas a mi lado, ninguna persona podrá hacerme nada porque tuyos son la fuerza y el poder. Aparta de mi camino a los que en este día quieren ofenderme o hacerme daño. Mis dificultades no me entristecen en este día porque cuando te tengo a Tí en mi corazón nada me espanta, todo se pasa. Hoy creo firmemente en que mi Dios no se muda, me da la paciencia para confiar que con El todo todo lo puedo alcanzar, porque quien a Ti te tiene nada le falta, sólo Tú le bastas para ser feliz. Hoy levanto mis manos de adoración y en alabanza, porque todo lo que respira te alaba, Señor, para que te corones como Rey de mi vida, como el número uno en mi corazón, por eso en este día pongo en tus manos todo lo que soy. Amén.

  63. Maritza Rendon

    Señor Jesucristo, gracias por la mañana que proclama tu victoria sobre la oscuridad, alabado y ensalzado seas porque tu poder no tiene límites y todo lo sondeas con tu infinita gracia, glorioso y bendito sea tu santo Nombre que consagra todo cuanto es proclamado. Dios de la vida, brota de mi corazón una alabanza para Ti que me despiertas de la noche y me llamas a la vida, siento alegría al comprobar una vez más cuánto me amas y me cuidas; por eso en este día te pido, Señor, que nunca me abandones, que nada me aparte de tu compañía y mucho menos de tu amor. Nada ni nadie me puede separar de Ti, declaro que soy feliz contigo, que eres mi fortaleza en todo momento y que hoy no tengo miedo porque eres Tú quien está a mi lado, contigo todo lo puedo, contigo me siento protegido, no tengo temor y estoy alegre porque Tú me sostienes. Amén.

  64. Maritza Rendon

    Señor mío y Dios mío, qué maravillas saber que estás a mi lado hoy como en todos los amaneceres de mi vida. Sé que a esta hora que abro mi boca para saludarte y pronunciar la alabanza de hoy, me estás escuchando y quieres darme lo mejor. Sé que tu obra no tiene fin. Sé que en éste momento me estás bendiciendo y me estás capacitando para que pueda perdonar, comprender y amar a todos los que conforman conmigo tu familia.
    Quiero aprender a ser generoso, a entregar lo mejor de mí en la construcción de mejores relaciones, sabes que a veces los inconvenientes que se presentan en el camino de la vida, lo hacen a uno flaquear y dudar de si vale la pena seguir luchando. Pero cuando miro la cruz sé que vale la pena y entonces me animo a seguir viviendo a tu manera, Te amo y confío plenamente en todo el amor que tienes para mí. Amén.

  65. Maritza Rendon

    Cuando llega la posibilidad de un nuevo día, sé que vendrán nuevas experiencias, siempre hay algo que aprender, que descubrir, que añadir a la vida que vivo. Por todo lo novedoso que éste día traerá te doy gracias, te alabo y te bendigo. En especial te doy gracias, mi Señor, porque me permites conocer a muchas personas, las pongo en tu manos, Dios, permite que pueda entender sus puntos de vista, que aunque sean diferentes a los míos sé que pueden aportarme mucho para mi crecimiento, Dios te entrego este día, te entrego mi corazón, para que nunca dejes que habite en mí el egoísmo. Señor, que pueda amar a mis hermanos así como Tú nos amas a todos nosotros, sin hacer del amor una especie de trueque, sin que ponga excusas, que sea sin límites, así como nos amas y nos invitas a amar. Amén.

  66. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, al iniciar este día te adoro y te bendigo. Me quiero unir a los coros celestiales para decirte: Santo, Santo, Santo es el Señor Dios del Universo. Te agradezco que todos los días me llames a la vida y me das la fuerza para vivirla. Te adoro y agradezco el llamado que me haces a la santidad al decirnos: “Sean Santos porque yo soy Santo”. Entiendo que ser Santo es ser feliz haciendo el bien, amando con toda la fuerza de nuestro ser y dejando que Tú vivas plenamente en mi corazón y así te transparentes para nuestros hermanos. Te pido perdón por mi falta de respuesta a esa invitación a ser santos. Ayúdame con tu Santo Espíritu a vivir en Santidad. Quiero ser Santo de verdad y estar contigo siempre. Amén.

  67. Maritza Rendon

    Señor, yo te bendigo, porque hoy pude abrir nuevamente mis ojos y contemplar la luz, hoy puedo ver de nuevo el sol, ese sol que me recuerda a Ti que eres el sol de justicia como dijo tu profeta Simeón, Señor, te pido que como ese sol va a iluminar todo mi día, así también, tu compañía me ilumine siempre en esta jornada, que tu amor y tu bondad perfecta me muevan a hacer lo que te agrada. Enséñame, Señor a ser una persona llena de Ti, que yo pueda irradiar tu amor a los demás, que el fuego de tu Espíritu Santo queme todo mi ser y que yo pueda arder de amor por Ti, Jesús, Tú has hecho de mí una persona de Fé, ayúdame a ser constante en la oración, te pido me bendigas, que yo pueda sacar adelante y con éxito este día, perdona mis faltas y renuévame en mi interior para poder proclamarte en cada cosa que haga, hoy Señor, te suplico que me ayudes a ser feliz. Amén.

  68. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, hoy te pido que con el rocío de la mañana llegue a mi vida el agua de tu Espíritu, para que todo lo que esté reseco en mi ser sea fecundo y quede listo para dar cosecha. Sabes que sin tu ayuda mi vida es difícil y no tengo nada que hacer (Juan 15,5), sabes que si no estás presente en mi vida todo es gris y no me motivo para seguir, sabes que sin Ti el mundo se vuelve un amasijo de situaciones que no tienen forma y que carecen de valor. Por esto, quiero que estés en mi vida, que tomes posesión de mi corazón y que seas el dueño de mi ser para entender mi historia, mis acciones y poder darle sentido a todo lo que vivo. Llena de alegría mi mente para que cada pensamiento esté marcado por el entusiasmo. Dame tu ayuda para no tenerle miedo a ningún reto, porque hay muchos aprendizajes que me hacen crecer. Amén.

  69. Maritza Rendon

    Dios salvador de todos los que en Ti esperan, al iniciar este día me dispongo con ánimo decidido para dejar que Tú vengas a vivir y a reinar en mi corazón, porque tengo la plena certeza de que Tú eres el rey de mi vida, el único que debe vivir dentro de mí, con todos sus dones y con todo el amor que estás dispuesto a darme, para que viva en felicidad. Señor, creo firmemente hoy que me has creado para ser feliz y has dispuesto para que yo lo sea. Bendito Dios, no sé como pagarte el bien que me has hecho, todo lo has creado bueno para que cada uno haga de su existencia agradable y en paz, pero sé que no he sabido aprovechar todo el bien que me haces en mi vida. Te presento a mi familia, no permitas que ninguno de los que amo, pierda la fe en tu poder y sienta que debe enfrentar en soledad cada situación difícil, anímalos con tu fuerza, Señor. Amén.

  70. Maritza Rendon

    Dios de verdad y de amor, te alabo porque hoy me bendices por ser una obra de tus manos, me conduces por caminos de alegría y derramas tu amor en mi corazón. Me entrego a Ti y te consagro cada acción y pensamiento de este día para que con ellos te dé gloria. Glorificado seas, Dios mío, con todo mi corazón dejo que obres en mí con tu sabiduría y hagas de mí una criatura nueva. Te pido perdón por las veces que me he alejado de Ti y dejo que pase el día sin dirigirte una palabra de agradecimiento porque asistes todas mis acciones. Derrama tu Espíritu Santo sobre mí, para que me dé el don de la inteligencia y pueda generar ideas que me permitan sacar adelante lo que me he propuesto para este día, dame creatividad, Santo Espíritu, para buscar solución a cada uno de los problemas que hoy se puedan presentar. Confío en tu ayuda y protección. Amén.

  71. Maritza Rendon

    Señor, Dios nuestro, con tu palabra has hecho todo lo que existe y hoy sigues haciendo nuevas todas las cosas, te alabo porque también a mí me has creado y me has hecho a tu imagen y semejanza, me has creado con libertad y hoy quiero seguir optando por Ti, por tu bendición sobre mi vida y mi familia. Gracias, porque estás siempre conmigo. En cada cosa que vivo descubro cómo tu amor me hace salir victorioso. Te pido perdón por las veces en que he dejado de confiar en tu poder y, alejándome de Ti, he creído que puedo solo. Te entrego todo lo que voy a vivir en este día, para que me ayudes a buscar en mi vida espacios que disfrute y hagan mi existencia agradable. Sabes que necesito momentos que me ayuden a descubrir que no todo en mi vida en difícil, sino que también puedo seguir disfrutando aunque esas situaciones adversas continúen en mi vida. Amén.

  72. Maritza Rendon

    Señor mío y Dios mío, aquí estoy otra vez para hablarte de lo que hay en mi corazón y en mi mente, para contarte que es lo que me preocupa y qué me tiene triste, pero también para contarte todos esos sueños y objetivos que tengo por conseguir. Estoy aquí porque quiero recibir tu bendición y tu Espíritu para hacer de este día el mejor de todos. Sabes que he tenido situaciones que no he podido manejar con tranquilidad y serenidad, por lo cual requiero que actúes en mi corazón y me permitas tener las habilidades necesarias para resolverlas como Tú quieres. Te pido también que actúes en mi corazón para que pueda echar afuera todo sentimiento de rabia, ira y resentimiento, ya que quiero vivir en paz y ser bendición para todo aquel con el que me encuentre hoy. Te agradezco este momento porque sé que me estás preparando para que pueda hacer lo mejor en este día. Confío en tu amor y en tu ayuda. Amén.

  73. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, hoy quiero pedirte que me des la capacidad de re-encontrarte en cada una de las experiencias diarias que tengo. Necesito sentirte y tener tu ternura en mi corazón porque me da ánimo y mucho sentido. Sabes que a veces tengo muchas dudas y miedos , los problemas me acorralan, hay situaciones duras que me toca enfrentar; pero lo que más sabes es que te amo y confío en Ti y quiero siempre sentirte y saberte presente en mi vida. Gracias por darme fuerza, ánimo y mucha fe en este momento. Quisiera pedirte de manera especial, que hoy me des la capacidad para saber decirles las cosas a aquellas personas con las que me voy a encontrar en las distintas situaciones de este día. Protégeme y no dejes que las malas acciones de los demás me hagan daño o me quiten las fuerzas y las ganas que necesito para hacer lo mejor de este día. Amén.

  74. Maritza Rendon

    Señor, al despertar al día clamo a Ti, en la mañana hazme escuchar tu Gloria, que en la tarde cante acción de gracias, que viva este día en alabanza y adoración. Al contemplar las obras de tus manos, Padre, quedo maravillado por tu inmenso poder, Tú asentaste el orbe, la tierra y cuanto hay en ella, el mar y cuanto contiene. Eres un Dios de victoria, lleno de poder y majestad. Que mi vida sea un compromiso con tu amor, Señor, Dueño de la Vida, y dé frutos abundantes en tu nombre. Que cada paso de este día este puesto en Ti, que el sendero que conduzca me lleve a encontrarme contigo. Que la soledad no se apodere de mí, que esté por encima del odio, que la angustia no tenga ningún poder, que el resentimiento no tenga cabida en mi corazón, que la desolación no aparezca como una puñalada en mi corazón, que sea completamente para Ti. Amén.

  75. Maritza Rendon

    Tus acciones, Señor, son mi alegría y mi júbilo, las obras de tus manos. Qué magníficas son tus obras, Señor, qué profundos tus designios. El ignorante no lo entiende ni el necio se da cuenta. Aunque germinen como hierba los malvados y florezcan los malhechores, serán destruidos para siempre. Tú, en cambio, Señor eres excelso por los siglos. Porque tus enemigos, Señor, perecerán, los malhechores serán dispersados; pero a mí me das la fuerza de un búfalo y me unges con aceite nuevo. Mis ojos no temerán a mis enemigos, mis oídos escucharán su derrota ( Salmo 91). SI mi Dios, eso quiero hoy en mi vida, que tu poder se haga sentir en mi vida de tal manera que aquellos que se presentan como mis enemigos sucumban ante tu poder. Gracias por este día de amor y protección que me regalas hoy. Lo viviré con gozo. Amén.

  76. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, te doy gracias por este gran día de hoy que me permites vivir, lo disfrutaré y en cada una de mis tareas de hoy sé que estarás a mi lado y que quieres lo mejor para mí. Gracias por hacerme sentir que soy valioso para Ti y que estás llenándome de bendiciones y de tu amor a cada instante. Te suplico que me des la capacidad de no dejarme derrotar por los sentimientos del miedo y todas las dificultades que a diario tengo que vivir. Sí, prepara mi corazón para poder rechazar todas las invitaciones a la depresión o a no valorarme verdaderamente. Sabes que confío en Tu poder y que quiero ser libre, independiente y feliz, y que eso sólo me lo puedes dar Tú con tu presencia. Te suplico que a lo largo de este día pueda sentir que estás a mi lado cuidándome. Te amo y pongo todo lo que soy en tus manos. Protege a los que amo y necesitan de Ti. Amén.i

  77. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, gracias por este nuevo día que quiero vivir con todas las ganas y las fuerzas que mi corazón tiene. Te agradezco que me hayas hecho pensar que no soy un ser llamado al fracaso ni al dolor, ni al sufrimiento sino que me has llamado para ser feliz. Dame la posibilidad de descubrir todos los días los motivos que tengo para comprender que me estás dando lo mejor y que tengo que disfrutarlo y vivirlo. Te suplico, de manera especial que me quites de la cabeza todo complejo, todo sentimiento de inferioridad y me hagas consciente de que estás amándome y dándome lo mejor, para que pueda vivir y que por lo mismo, debo tener una actitud pro-activa y llena de creatividad y de amor porque la vida es bella. Te pido que en este día Tú sigas dándome lo que requiero, para seguir haciendo lo que me impulsa a ser plenamente feliz. Amén.

  78. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, en esta mañana estoy seguro de que elegirte el Rey de mi vida no ha sido fácil. He pasado muchas dificultades, al igual que muchas de las personas que te han aceptado en sus vidas. Sé que en muchos momentos me ha costado ser testimonio, porque soy un ser humano frágil; tal vez, en algún momento sentí miedo o pena de hablar y expresar lo que Tú, habías hecho en mi vida. Pero en esta mañana, me levanté con las ganas de decirle a todos los hermanos que me leen y que me encuentre en la vida, que sólo Tú tienes palabras de vida eterna y salvación. Hoy estoy decidido a defender tu palabra con serenidad, seguridad y firmeza. Señor, hoy te pido que pueda dar en todo lugar y entre todas las personas que Tú me envíes, el testimonio de que Tú estás vivo, que eres poderoso, y que puedes hacer grandes cosas en nuestras vidas. Amén.

  79. Maritza Rendon

    Señor, hoy quiero volcar mi mirada hacia Ti, hoy sólo anhelo mirar tu gloria, y que Tú, Señor, ilumines mi rostro, quiero que me llenes de tu alegría, que me llenes de tu fortaleza, yo te necesito; recurro a Ti, Dios Uno y Trino, para que me libres de todos mis temores, de todo aquello que me impida encontrarme contigo, de todo lo que no me deja ser feliz. Gracias, Señor, porque antes has obrado con poder en mi vida, antes he clamado al cielo y Tú me has bendecido, hoy tengo la certeza de que me escuchas y atiendes mi súplica, que este día traiga consigo un cúmulo de bendiciones de lo que he aprendido y experimentado hasta ahora. Que descubra tu presencia grande y poderosa actuando en mi ser. Porque necesito día tras día ir creciendo en tu conocimiento y en el cumplimiento de tu voluntad. Amén.

  80. Maritza Rendon

    Al iniciar mi día, me cubro con la armadura de tu Espíritu Santo, me hago un guerrero de tu amor, un valiente David dispuesto a enfrentar a los muchos Goliat que hay en la historia. Te pido, Señor, que pueda llenar de esperanza a otros con mis palabras y que pueda mostrar a los míos que siempre hay un camino por recorrer cuando el día esté gris. Que conserve siempre un buen ánimo, especialmente en los momentos de dolor y cuando la adversidad nos golpee con duros embates. Dame siempre ganas de empezar de nuevo, porque si Tú me sostienes yo me levantaré una y otra vez, sin dejar caer los brazos ante las dificultades que existen y son parte de la vida, pero que con fe y esfuerzo se superan, se dejan atrás, se convierten en una escuela existencial para hombres y mujeres grandes con Tú nos soñaste. Amén.

  81. Maritza Rendon

    Que mi vida está puesta en tus manos y que todo lo que haga o viva, Señor, sea para hacer la voluntad salvadora del Padre Dios. Jesús, Tú que sanaste a tantos, que llenaste de bendiciones a muchos con tu Palabra, que aún ahora sigues actuando a favor de todos, haciendo el bien, Tú, Señor de mi vida, guíame, que mis pasos sigan en pos de los tuyos y que en todo pueda tener un amor a prueba de odios y de rencores o envidias. En Tí descansa mi ser, en Ti descansan mis palabras y mis pensamientos, nadie puede darme lo que Tu me das, nadie tiene palabras de vida eterna como Tú, nadie puede curar mi corazón con tanta ternura, nadie puede comprenderme con tanto amor, porque sólo Tú nos amas hasta el extremo, sólo Tú, Señor, Dios misericordioso y eterno, grande es tu bondad, grande tu misericordia por los siglos de los siglos. Amén.

  82. Maritza Rendon

    El consuelo de la tumba vacía
    Piense en algún tiempo cuando tuvo el corazón destrozado porque sus expectativas se vieron frustradas y su mundo se le vino abajo. Eso fue exactamente lo que pasó con las mujeres que llegaron a la tumba de Jesús. Habían puesto todas sus esperanzas en Él como el Mesías prometido a Israel. Pero ahora estaba muerto.

    ¿Puede usted imaginar el cambio repentino que se produjo en sus emociones y en su perspectiva cuando un ángel les dijo que Él había resucitado? Su esperanza revivió. A pesar de que este hecho sucedió hace casi 2.000 años, la tumba vacía tiene todavía un mensaje para nosotros. Como sucedió con estas mujeres, nosotros también podemos ser cambiados dramáticamente si consideramos las consecuencias de la resurrección de Cristo. Eso debe afectar nuestra manera de vivir a partir de ese momento.

    La resurrección de Jesús prueba que hay vida después de la muerte. Muchos piensan hoy que la existencia terrenal es todo lo que hay. Pero esta creencia le quita propósito y significado a la vida. Dios nos creó como almas eternas, y Jesús demostró que la muerte no es el fin; nos espera mucho más.

    La tumba vacía también nos da esperanza y disipa nuestros temores sobre la muerte. Quienes ponen su fe en el Señor Jesús como su Salvador, serán resucitados a una vida nueva, así como Él resucitó.

    Ninguno de nosotros sabe qué día el Señor nos llamará a su presencia. Pero sí sabemos que Él nos prometió un lugar en el cielo (Jn 14.1-3). La muerte no es el fin, sino el comienzo de la más grande aventura de nuestras vidas —la partida al hogar celestial para estar con Cristo.

  83. Maritza Rendon

    Mateo 26:36-56
    Jesús ora en Getsemaní
    36 Entonces Jesús fue con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: «Siéntense aquí, mientras yo voy a orar en aquel lugar.» 37 Jesús llevó consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, y comenzó a ponerse triste y muy angustiado. 38 Entonces les dijo: «Quédense aquí, y velen conmigo, porque siento en el alma una tristeza de muerte.» 39 Unos pasos más adelante, se inclinó sobre su rostro y comenzó a orar. Y decía: «Padre mío, si es posible, haz que pase de mí esta copa. Pero que no sea como yo lo quiero, sino como lo quieres tú.» 40 Luego volvió con sus discípulos, y como los encontró durmiendo, le dijo a Pedro: «¿Así que no han podido mantenerse despiertos conmigo ni una hora? 41Manténganse despiertos, y oren, para que no caigan en tentación. A decir verdad, el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil.» 42 Otra vez fue y oró por segunda vez, y dijo: «Padre mío, si esta copa no puede pasar de mí sin que yo la beba, que se haga tu voluntad.» 43 Una vez más fue y los halló durmiendo, porque los ojos se les caían de sueño. 44 Entonces los dejó y volvió a irse, y por tercera vez oró con las mismas palabras. 45 Luego volvió con sus discípulos y les dijo: «Sigan durmiendo y descansando. Miren que ha llegado la hora, y el Hijo del Hombre es entregado en manos de pecadores. 46¡Vamos, levántense, que ya se acerca el que me traiciona!»

    Arresto de Jesús
    47 Todavía estaba hablando Jesús cuando llegó Judas, que era uno de los doce. Con él venía mucha gente armada con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los ancianos del pueblo. 48 El que lo estaba traicionando les había dado esta contraseña: «Al que yo le dé un beso, ése es; arréstenlo.» 49Enseguida se acercó a Jesús, y le dijo: «¡Hola, Maestro!» Y le dio un beso. 50 Jesús le dijo: «Amigo, ¿a qué vienes?» Entonces aquellos hombres se acercaron, le echaron mano y lo arrestaron. 51 Pero uno de los que estaban con Jesús extendió su mano, sacó su espada, e hirió a un siervo del sumo sacerdote, y le cortó una oreja. 52 Entonces Jesús le dijo: «Vuelve tu espada a su lugar. Quien esgrime la espada, muere por la espada. 53 ¿No te parece que yo puedo orar a mi Padre, y que él puede mandarme ahora mismo más de doce legiones de ángeles? 54 Pero entonces ¿cómo se cumplirían las Escrituras? Porque es necesario que así suceda.» 55 En ese momento, Jesús dijo a la gente: «¿Han venido a arrestarme con espadas y palos, como si fuera yo un ladrón? ¡Todos los días me sentaba a enseñarles en el templo, y ustedes no me aprehendieron! 56 Pero todo esto sucede, para que se cumpla lo escrito por los profetas.» Entonces todos los discípulos lo abandonaron y huyeron.

  84. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, sé que en este momento estás derramando sobre mí toda tu gracia para que me sienta capacitado y listo, para ir a luchar y dar lo mejor de mí en este día. Sé que siempre quieres darme lo mejor, que posibilitas encuentros, situaciones que me ayudan a ser mejor ser humano y que me impulsa a lograr los objetivos propuestos. Confío en que mi vida al estar en tus manos está segura, y nada ni nadie puede dañarme ni quitarme la capacidad de elegir que hacer con mi historia. Eso es lo mejor que tengo: mi libertad. También quiero pedirte que con la acción de tu Espíritu me permitas tener en mi corazón todos los sentimientos y las emociones positivas y agradables que necesito para hacer de éste día el mejor de todos. Gracias por todas las bendiciones que hoy seguirás dándome y que podré disfrutar. Amén.

  85. Maritza Rendon

    Por llenarme de tu amor, te doy gracias, Señor. Por mostrarme tu presencia en cada paso que doy durante el día, mi corazón se regocija en Ti, mi existencia se alegra en tu compañía. Por mostrarme el camino correcto, mi mente se llena de la luz de tu amor y así quiere siempre estar. Por hablarme en la cotidianidad, por mostrar tu voluntad y dejarme descubrirla, me alegro y me gozo, Dios bueno y justo. Porque he podido amanecer contigo en mi corazón, porque puedo hablar contigo y dejar mis pesos en tus manos, te doy infinitas gracias. Porque me muestras un amor a prueba de fallas, te pido que nunca te vayas de mí, que no me falte tu amor, que en todo me llenes, me sostengas, me animes. Si hay algo que aún no es según tu voluntad, ahora quémalo con tu Espíritu y hazme sólo para Tí, buen y gran Dios de mi corazón. Amén.

  86. Maritza Rendon

    La posibilidad que siempre tenemos para amar a los demás nos hace entender la grandeza de Dios. El siempre quiere que nos amemos los unos a los otros, pero si analizamos esta frase es claro que va mucho más allá, lo ideal es convivir en las distintas sociedades y culturas sin problemas, pero la vida está llena de inconvenientes, Dios nos hace seres razonables e inteligentes con el fin de que nos desenvolvamos en la vida de la mejor manera, pone a nuestro alrededor a personas que nos ayuden a construir un mejor vivir. Dios nos hace seres de amor, esto quiere decir que El nos hace sentir amor para que también reconozcamos su presencia manifestada en los demás; amar a nuestro
    prójimo es una misión, pero no es para nada difícil sentir afecto por los seres que Dios, en su infinita bondad, ha puesto en nuestra vida. Cuando podemos decirle a alguien que lo queremos, que lo amamos, es porque Dios se está manifestando en tu corazón, expresar los sentimientos con palabras o con acciones es lo que nos hace distintos. Dios puso a otros en nuestras vidas para que aprendamos a vivir por medio de la experiencia y aprendamos a querer de forma en la que no dañemos a nadie, si bien es cierto que cuando se ama no se hace daño, también es cierto que nuestra condición humana hace que nos equivoquemos y que fallemos, pero lo lindo de esto es que, a pesar del error, Dios nos da siempre la oportunidad de demostrar que aprendemos de ese error y crecer más como personas y valorar más a ése que le hicimos daño. Enseñarnos a conocer el amor de Dios por medio de otras personas es una estrategia genial, para poder convencernos de que lo que más quiere Dios para nosotros es que nos entendamos y que por muchas diferencias que existan, busquemos por medio de nuestra inteligencia los espacios de interacción en los que conozcamos, aprendamos y nos amemos los unos con los otros en en largo recorrido de la historia. Oro por ti: ” Señor que este hermano que me lee se convenza de que puede dejar el egoísmo, que vea en el otro una bendición. Amén.”

  87. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, pongo delante de Ti todo lo que he vivido. Sí, hago un inventario en el que destaco las maravillas que he podido gozar, las dificultades que he tenido que enfrentar y las situaciones neutras que también forman parte de mi diario vivir. Hoy, en especial, quiero pedirte que tomes mi corazón y lo renueves. Sabes que en él hay unos sentimientos del ayer que no se quieren ir y que me están anclando y no me dejan crecer. Pasa tu mano sanadora por mi corazón y hazme sentir que puedo perdonar y dar nuevas oportunidades. Sí, mi Dios, dame la capacidad de entender que hay cosas que pasaron, que ya se quedaron atrás y que no tengo porqué estar reviviéndolas como si fuera un fantasma que estuviera fuera de mi control . Quiero ser feliz y hoy pongo mi corazón delante de Ti, para que actúes y lo hagas sano, plenamente sano y joven. Amén.

  88. Maritza Rendon

    Señor, quiero entregarte mi confusión, Quiero darte mi enredo para que, con la paciencia de pescador que tienes, me ayudes a ir desenredando mis nudos existenciales. Yo sé que Tú me has tenido paciencia, Señor, que me has esperado en cada uno de los espacios en los que no estuve, que sin saber si volvería me esperaste en la puerta de tu morada a ver si hacías una fiesta por mi regreso; yo te pido que me des esa misma tranquilidad para esperar el momento adecuado para tomar la mejor decisión. Tú sabes que soy impaciente, intranquilo y que quiero resolver todo inmediatamente, pero hay soluciones que no se dan tan rápido o que no dependen únicamente de mi voluntad, sino que son una suma de muchas cosas, por eso te pido me me hagas sumar a la solución y no al problema.

    Bendito seas por amarme tanto, porque la oración me hace sentir que nunca me has abandonado. Por todo lo que he pasado, soy testigo de tu amor, y aunque esté confundido jamás perdido, porque mi vida está en tus manos. Sé que estarás como siempre has estado llenándome de bendiciones. Amén.

  89. Maritza Rendon

    Mucho tiempo ha pasado, desde que te conocí, Señor Jesús. Hoy amanecí pensando en ese momento tan crucial en mi vida y reconozco que nada puedo sin Ti. Ayúdame en esta mañana a transformar todo aquello que no me permite reconocerte como el Dueño de mi vida. Puede que muchos con esta oración se sientan identificados y te den las gracias por toda la obra que estás haciendo en sus vidas y en sus familias. Pero también sé que hay hermanos que están conociendo al Señor a través de ésta oración y en tu nombre poderoso, declaro una copiosa lluvia de bendiciones. Te suplico por ellos y que seas Tú quien se siga manifestando en sus vidas y hagas de ellos criaturas nuevas. Borra las heridas que haya en sus vidas, y con el manantial de amor que brota de tu presencia los puedas animar a seguir este bello camino. Que Tú seas el único que reine en sus corazones. Amén.

  90. Maritza Rendon

    Señor, qué lindo día me has regalado. Sí, no importa el sol o la lluvia, no importa el frío o el calor, para mí es un día espectacular porque estoy vivo y porque estás actuando en mi ser y en mi salud. Sí, Señor, me siento motivado por este aire que respiro y que me demuestra que Tú me amas. Gracias, Señor, por permitirme estar con ganas de vivir, de disfrutar toda esta vida que tengo por delante, quiero llenarme de gozo viendo los colores fuertes de este país en el que me tocó vivir, quiero escuchar el suave canto de los pájaros y todos los sonidos de la vida, quiero oler el olor del amor y de la paz, quiero disfrutar las flores de la primavera, quiero tocar con mis manos los cuerpos con los que Tú me expresas tiernamente el amor que me tienes. Quiero ser feliz. Por eso estoy contento, Señor y aunque hubo dificultades y seguro las habrá en cada día, quiero estar preparado a sonreír en plenitud. En Tu nombre y con tu actitud misericordiosa salgo a construir este nuevo día que me regalas. Amén.

  91. Maritza Rendon

    Gracias, Señor, porque hoy de nuevo vas a esta generoso conmigo. Gracias, Señor, por todas las bendiciones que me das día a día. Gracias por aquellas bendiciones que he podido experimentar de manera explícita y clara, y también por aquellas que no he podido encontrar, pero se están dando en mi vida gracias a tu ternura y tu amor. Te doy gracias porque sé que ahora mientras comienza es día me vas a estar preparando para el día de mañana. Sé que en este día Tú vas a hacerme sentir las bendiciones que desde siempre has preparado para mi y que hoy me vas a dar. Gracias, porque sé que estás actuando también en aquellos que están en contacto conmigo y que mañana me ayudarán a realizar mis sueños. Gracias por bendecir a las personas que amo y que en este mismo instante son llenas de tu paz y de tu serenidad. Amén.

  92. Maritza Rendon

    Al llegar este nuevo día quiero decirte a Ti, Señor, como te decía Juan Eudes: “Tú que eres mi divino sol, ilumina las tinieblas de mi espíritu, incendia mi helado corazón. Tú que eres la luz de mis ojos, haz que que te conozca y me conozca, para que a Tí te ame y a mí me valore¨. Sí, Señor, hoy quiero sentir que iluminas mi vida, que estás llenando de luz todo lo oscuro que hay en mi ser. Hoy quiero sentir que aunque algunas veces todo es oscuro fuera, dentro de mí todo es claro y lleno de luz. Sí, no quiero tener miedo, Señor, no quiero sentir que no soy capaz de seguir adelante. Hoy quiero sentir que sanas mis cegueras espirituales y me llenas de la capacidad de encontrarte donde otros sólo ven dolor y tristeza. Con tu poder haces maravillas en mi vida y por eso cada día al despertar, vuelvo a pensar y a creer en tu poder magnífico y poderoso. Gracias por actuar en mi vida con misericordia. Amén.

  93. Maritza Rendon

    Mi Señor, en esta mañana sólo el sentirme amado, protegido y guiado por Ti me da la fuerza para comenzar este nuevo día con la certeza de que todo lo que sucede es para mi bien, porque todo lo que vivo, sean momentos de tristezas, alegría, dudas, inquietudes, todo eso sucede porque me amas. En este día sólo quiero sentirme amado por Ti, quiero sentir que vale la pena tu amor, no permitas, Señor, que el desamor y la falta de cariño de los que amamos no nos dejen sentir tu presencia en nuestra vida. Sólo nos basta tu amor en esta mañana, sólo basta sentir que Tú estás con cada uno de nosotros. Gracias, Señor, por tu compañía en el día de hoy. Gracias por glorificarme en mi vida y en la de mi familia. Bendito seas Señor, por escuchar en esta mañana mi oración y por atenderme con todo el amor que tienes para mí, que soy tu hijo. Amén.

  94. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, levantarme en tu presencia y estar contigo, es un aliciente que me revitaliza y me llena de cosas lindas en mi vida. Señor, en ocasiones pienso que soy un afortunado, porque nunca me abandones y siempre estás a mi lado, aunque cometa errores. En esta mañana no quiero pedir por mí, hoy deseo clamar a Ti, por todos mis hermanos que no te conocen, por aquellos que desconocen tu poder y las maravillas que puedes realizar en nuestras vidas. Soy un hijo de Dios en cuanto te pertenezco; y como hijo de un Rey recibo todo aquello que le pido y que es bueno para mí y todos aquellos que no conocen lo grande que eres. Por eso pido que en estos momentos te unas en oración por aquel familiar o amigo, que deseas que conozca al Todopoderoso y le pueda entregar su vida a Aquel que hace nueva todas las cosas. Amén.

  95. Maritza Rendon

    Padre mío, Todos los días, necesito renovarme en Ti y que sea tu unción la que me fortalezca y me llene de valentía para ser un vencedor en tu Santo nombre. Señor, en medio de este amanecer, me hinco a Ti para que me llenes de paz, de tu gracia y me llenes de las bendiciones que sólo Tú me puedes dar. Hoy deseo que te conviertas en mi luz y seas el guía de mi camino, que me puedas regalar la plenitud de poder descansar en tu presencia todos los días. Te ofrezco mi amor, mi ser, mi esperanza y alegría por el resto de mi vida. Amado Señor, ven, que clamo tu presencia, ven, que quiero que en estos momentos a través del soplo de tu Espíritu Santo le des a mi vida la fuerza y el amor, para levantarme y darle forma a cada uno de mis problemas y mortificaciones que tengo en estos momentos. También te pido bendigas a mi familia y a este dulce hogar donde despierto cada día. Amén.

  96. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, muy buenos días, quiero decirte que hoy estoy delante de Ti necesitando de tu fuerza y tu poder. Sí, Señor, sabes que a diario son muchas las energías que invierto tratando de sacar adelante cada uno de los proyectos que tengo, en muchos de ellos las dificultades son muchas y necesito redoblar esfuerzos, en otros me encuentro con obstáculos que exigen concentración y mucha creatividad y estoy seguro de que sólo Tú, Señor, me lo puedes dar. Necesito sentir que estás a mi lado y que pase lo que pase podré salir adelante. Necesito, Señor, sentir que estás conmigo, eso me da seguridad para seguir luchando. Sé que tengo que esforzarme, estoy seguro de que en este momento me estás llenando de tu amor y de fuerza para que pueda salir adelante. Gracias, porque me has preparado para hacer de este día el mejor. Bendito seas Señor. Amén.

  97. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, al iniciar este día quiero decirte que estoy necesitado de tu amor, necesitado de tu presencia poderosa, necesitado de que me acunes en tus brazos fuertes y prodigiosos y me des seguridad para comenzar este nuevo día. No quiero Señor tener miedo de nada de lo que voy a vivir, quiero estar seguro de que estás a mi lado y que pase lo que pase podré encontrarle el sentido a todo y podré saber que es lo que quieres de mí hoy y todos los días. Te suplico, Señor, que me hagas sentir tu amor a través de bendiciones y de alegrías, quiero saberme amado por Tí a través de situaciones agradables y amables que me sucedan en esta jornada. Desde ya me declaro vencedor de todas las situaciones que voy a vivir, y desde ya te alabo y te bendigo por todas ellas, porque en ellas experimentaré tu ayuda poderosa. Amén.

  98. Maritza Rendon

    Padre Dios, aquí estoy contigo, tengo todo mi ser a tu disposición, sabiendo que sólo Tú eres quien me da felicidad y gozo en mi vida diaria. Hoy cuando iniciamos una novena de reflexión sobre la experiencia del nacimiento de tu Hijo, quisiera pedirte que me dieras la apertura y la atención suficiente para descubrirte en mi vida como lo hizo María, la Madre de Jesús, y estar dispuesto a actuar según tu voluntad y no según mis caprichos. No permitas que me distraiga en tantas situaciones que, aunque son opulentas, no me ayudan a crecer ni me hacer mejor ser humano. Te suplico que no me dejes cerrarme sobre mis terquedades ni caprichos y que siempre esté dispuesto a saberte presente en mi existencia diaria. Te amo y quiero estar lleno de alegría y de ganas de vivir hoy y siempre. Bendice a todos los que amo. Amén.

  99. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, al empezar este día, te suplico envíes sobre cada uno de nosotros tu Espíritu Santo para que renueve nuestro corazón, para que renueve nuestras vidas. Te consagramos este día, para que todo se cumpla según tu Santa voluntad y no la nuestra. Disipa nuestras ilusiones y muéstranos la realidad, muéstranos hoy la voluntad divina en todas las circunstancias de este día, para que podamos tomar las más justas decisiones. Ayúdanos a identificar en los acontecimientos de la vida, las invitaciones que nos haces a seguirte; a buscarte y amarte en cada una de las situaciones. En el nombre de tu hijo Jesús, me levanto entregando cada intención personal y las de todos los que leen este instrumento tuyo, para que los primeros pensamientos sean para Ti y podamos reconocerte como el número uno de nuestras vidas. Amén.

  100. Maritza Rendon

    Presencia de Dios, ven a saturar mi ser, a rebosar mi tanque de amor, soy consciente, Señor, que eres Tú el que puedes llenar mis vacíos afectivos, he buscado la solución en otros lados: adquiriendo cosas materiales y en otras experiencias que me han hecho daño, pero sólo hoy vengo a entregarme completamente a Ti y a clamar: Hijo de David, ten misericordia de mí!. Yo quiero tenerte en mi corazón, conviértete en luz para mi vida, ya no quiero buscar la felicidad en ningún otro lado, solo anhelo estar contigo, Señor, que tu amor infinito me ayude a sanar y restaure todo lo que con mi actitud había destruido: mis relaciones, etc. etc. Gracias por hacerme sentir que cada vez te busco, que estás disponible para mí, que tus brazos me protegen y me demuestras lo valioso que soy para Ti. Amén.

  101. Maritza Rendon

    José dulcísimo y Padre amantísimo de mi corazón, a ti te elijo como mi protector en vida y en muerte; y consagro a tu culto este día, en recompensa y satisfacción de los muchos que vanamente he dado al mundo, y a sus vanísimas vanidades. Yo te suplico con todo mi corazón que por tus siete dolores y goces me alcances de tu adoptivo Hijo Jesús y de tu verdadera esposa, María Santísima, la gracia de emplearlos a mucha honra y gloria suya, y en bien y provecho de mi alma. Alcánzame vivas luces para conocer la gravedad de mis culpas, lágrimas de contrición para llorarlas y detestarlas, propósitos firmes para no cometerlas más, fortaleza para resistir a las tentaciones, perseverancia para seguir el camino de la virtud; particularmente lo que te pido en esta oración (hágase aquí la petición) y una cristiana disposición para morir bien. Esto es, Santo mío, lo que te suplico; y esto es lo que mediante tu poderosa intercesión, espero alcanzar de mi Dios y Señor, a quien deseo amar y servir, como tú lo amaste y serviste siempre, por siempre, y por una eternidad. Amén

  102. Maritza Rendon

    ¡Glorioso Patriarca San José!, animado de una gran confianza en vuestro gran valimiento, a Vos acudo para que seáis mi protector durante los días de mi destierro en este valle de lágrimas. Vuestra altísima dignidad de Padre putativo de mi amante Jesús hace que nada se os niegue de cuanto pidáis en el cielo. Sed mi abogado, especialísimamente en la hora de mi muerte, y alcanzadme la gracia de que mi alma, cuando se desprenda de la carne, vaya a descansar en las manos del Señor. Amén.

    Jaculatoria. Bondadoso San José, Esposo de María, protegednos; defended a la Iglesia y al Sumo Pontífice y amparad a mis parientes, amigos y bienhechores.

  103. Maritza Rendon

    Dios vivo y verdadero, tu Palabra me da vida, ilumina mi mente y mi corazón para estar siempre atento a ella. Dios de justicia y de paz, tu palabra me llena de fe para continuar por el camino de la vida con alegría y entusiasmo. Dios de luz y sabiduría, tu Palabra me llena de esperanza para cumplir con serenidad tus mandamientos. Dios de clemente y bondad, tu Palabra llena de amor a mis hermanos. Cuida a los que me rodean, protege a mis seres queridos. Por todo ello te pido, mi Señor,que me abras los oídos para estar siempre atento a tu voz y despiertes mis labios para proclamar con sabiduría, paz y alegría el mensaje de salvación que nos has revelado en tu Hijo amado Jesucristo quien contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

  104. Maritza Rendon

    Gracias, Señor, porque una vez más, te has manifestado en mi vida. Gracias a Ti pude dormir tranquilo, con la certeza de saber que tu Espíritu Santo habitaba en mi corazón y me protegía de los malos pensamientos. Dios de amor, no quería levantarme sin decirte lo importante que eres en mi vida y por darme la oportunidad de vivir un día más, gracias a tu infinita misericordia. Voy a luchar confiado porque sé que en cada paso cuidarás de mi vida. Señor, yo creo en tu poder y en el poder de la alianza de amor que has sellado conmigo, sé que eres mi centinela y que aquel que quiera atacarme, huirá, porque reconocerá en Ti, al dueño de todas las cosas, y confío que al salir me esperarán buenas nuevas y extenderás tu mano para guiarme. Permite que por mi humilde oración, una nueva lluvia de gracia y bendiciones se derrame en la vida de mis padres, mis hermanos y todos los seres que amo en esta vida. Amén.

  105. Maritza Rendon

    Te pido Padre Santo, que bendigas y guardes a tu Iglesia que peregrina en el mundo, de toda soberbía, de todo egoísmo y de toda falta de himildad, ayúdanos a crecer en tu amor, ayúdanos a reconciliarnos contigo y con nuestros hermanos para así poder ser verdaderamente sacramentos e instrumentos de tu salvación y de tu amor. Que seamos signos de tu presencia, muestras de tu amor. Santifica por el Espíritu Santo este pueblo tuyo, a quienes has llamado para vivir en Alianza permanente contigo. Derrama muchas bendiciones sobre quienes te buscan, fortalece nuestros corazones porque muchos enemigos nos golpean y muchas tentaciones nos seducen. Séllanos para Ti, Señor, haznos tuyos, radicaliza en nosotros tu amor. Ven y hazte presente con poder en este espacio que somos nosotros y que es tu pueblo. Amén.

  106. Maritza Rendon

    Ven, Espíritu Santo, Espíritu de Amor, Espíritu de fortaleza, Espíritu de profecía y llena nuestros corazones con tu verdad para ser testigos fieles del evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Ven, Espíritu, que llena de dones, y sopla tu plenitud sobre nosotros. Ven, Espíritu que hablaste por los profetas y que animaste el corazón de quienes deciden ser instrumentos de la acción poderosa del amor. Ven, Espíritu, ven te necesitamos para iniciar el día, para que selles para Ti nuestros labios y que se cierren a la ofensa, a la injuria, al desprecio; sella nuestras mentes y saca de ahí los pensamientos que desdibujan la imagen y semejanza del Padre Dios; ven y sella nuestros corazones y que nuestros sentimientos sean puros y dignos de tu amor. Ven, Espíritu Santo, ven, derrámate con fuerza sobre nuestras existencias. Ven, Espíritu Divino, acompáñanos hoy y siempre. Amén.

  107. Maritza Rendon

    Te alabo, Señor, por los primeros rayos del sol, te bendigo por el despertar del nuevo día, mi espíritu se levanta con el alba para cantar un himno de alabanza con toda la creación obra de tus manos, Qué bueno y que grande es mi Dios, digno de honor, gloria y adoración. Que grande es el Dios que me sustenta, el Señor que sostiene mi vida. En tus manos está mi vida, en tus poderosas manos pongo mi existencia, en nadie más confío mi ser, porque sólo Tú, Señor, tienes una Palabra de poder para cambiar mi lamento en baile, para darle a mi existencia el carácter festivo que tiene tu amor y que procura la misericordia a los hombres. Dame una fe fuerte en este día, soportada en la certeza de tu protección. Haz llover tu Espíritu en este campo de mi existencia, para que reverdezcan en mi los dones y los carismas del Soplo de la Vida. Amén.

  108. Maritza Rendon

    Infunde en este nuevo día tu Santo Espíritu sobre mí, Señor. Santifícame y glorifica tu poder en mi vida. Quiero ser un discípulo según tu corazón, quiero que tu luz brille en mí. Estoy dispuesto a darte todo, porque todo me diste. Aquí está lo poco que tengo, sabes que en mi barca no hay oro, ni espadas, sin embargo, Señor, vienes a llamarme para seguirte. Aquí estoy, tengo poco que dar, pero el corazón más dispuesto que nunca. Aquí estoy, tengo ganas de amar y de gastarme por tu proyecto porque sé que vale la pena, que me llena de felicidad. Dame oídos atentos a escucharte, dame ojos claros para verte, dame la posibilidad de estar siempre dispuesto para descubrirte presente en todo. Guíame, lléname de Tí y de todo lo bueno que sólo Tú puedes darme. Dame en este día, tu compañía, protección y las ganas de seguir luchando para triunfar seguro a tu lado. Amén.

  109. Maritza Rendon

    Señor, me levanto con fuerza en esta mañana, con ganas de vencer, con el ánimo por las nubes porque siento que estás conmigo, mi Señor, estoy seguro que no tropezaré , y si eso llegara a suceder, me sobrarán energías para sacudirme y levantarme nuevamente. Te doy las gracias mi Dios, por todo la ayuda que me das cada día, porque incluso en las dificultades me has mostrado cómo actúas, me has hecho sentir la fuerza maravillosa de tu amor, si no hubiera sido así, no tuviera esta Fé con la que hoy despierto, confío en Ti, confío en aquella palabra que me regalaste en el libro de Josué, en la que me recuerdas que estás conmigo como estuviste con Moisés, yo lo sé, Señor, no me llamaste para perder, me escogiste para ganar, para dar gloria a tu nombre a través de mi vida y mostrarle a los que me rodean que si se puede ser feliz junto a Ti. Amén.

  110. Maritza Rendon

    Señor, la novedad de la vida llena mis ojos al despertar. Ahora te pido que vengas a mí, lléname de tu presencia, haz que mi corazón rebose de tu plenitud. Que tengo deseos inagotables por amarte, por dejarte ser en mi existencia. Dame ganas de buscarte, de hallarte presente en la vida, en la cotidianidad, en mis hermanos los hombres, en la misión que tengo que cumplir. Este día, que sea de bendición para mí y para mi familia. Tú que siempre escuchas mi oración y mi palabra, acoge ahora mi súplica. Señor, te pido que me des un corazón de discípulo, dame unos oídos atentos, un deseo profundo de servirte en mis hermanos, de cumplir en ellos tu misericordia, esa que cambió mi vida, esa que me transformó. Tú sigues creyendo que esta tierra seca puede dar frutos y por eso sigues confiando y echando de ella la semilla de la salvación. Amén.

  111. Maritza Rendon

    Yo, Señor, al abrir mis ojos esta mañana quiero vivir toda esta jornada en tus manos, sabiendo que me llenas de tu protección, en este día, no deseo otra cosa sino que tu vida se haga vida en la mía, quiero que seas Jesús en mí, quiero que vivas y reines completamente en mí. Quiero que tu vida se continúe y se complete en la mía, quiero que tu Espíritu sea mi espíritu, que Tú me animes, que me hagas ver con tus ojos, que me hagas escuchar con tus oídos, que me hagas amar con Tú corazón. En mi descanso no descanses Tú. Dios mío, sigue actuando en mi ser, purificándome, sacando de mi ser todo lo que sea contrario a tu santa voluntad, a tu amor y tu justicia; sigue sanando mi ser, mis heridas más profundas, tómalas y dales la salud que necesitan. Amén.

  112. Maritza Rendon

    Te entregamos, Señor, lo que somos, nuestra vida entera. Te entrego también mis tentaciones, mi debilidad para que Tú la fortalezcas, para que hagas que tu soplo de vida me llene de fuerza, de ánimo, de valor para vencer la adversidad y todo aquello que me ata y me esclaviza. Señor, te pido que estés conmigo en este día y me hagas un siervo útil en la construcción de tu Reino. Que sea siempre tierra fértil para que tu semilla florezca. También te entrego mi familia, que sea ella para Ti. Te pido que la bendigas y la consagres siempre en tu amor. Gracias, Padre y Roca mía, por la familia que me regalas, ella es una gran bendición a pesar de las dificultades y los problemas que tengamos, por eso quiero también pedirte que la bendigas abundantemente con tu presencia para que todos en ella también puedan darte gracias como yo ahora. Amén.

  113. Maritza Rendon

    Señor, en este momento abro mi corazón y te suplico que me bendigas y me llenes de tu paz y de tu alegría. Tú sabes que necesito de Ti. Tú sabes que al abrir los ojos y darme cuenta de que estoy vivo, enseguida tomo conciencia de la necesidad absoluta que tengo de Ti y de tu poder. Sabes que eres la alegría en mis tristezas; la fuerza en los momentos de debilidad; mi sabiduría en los momentos de confusión. Por eso en este instante te suplico que te hagas presente, mi Señor, con toda tu fuerza para saber que todo lo que necesito lo voy a tener en la realización de éste día. Te pido de manera especial que no permitas que nada me desanime, que pueda comprender en cada una de estas situaciones contrarias, que uno tiene que vivir experiencias que lo hacen crecer a uno y nos llevan a conocerte y amarte más. Amén.

  114. Maritza Rendon

    Mi Señor y mi Dios, vuelvo a sentir que estás presente en mi existencia y que quieres que haga lo mejor con ella. Hoy te quiero pedir que me prepares con los dones de tu Espíritu Santo, para poder enfrentar las dificultades que las personas me plantean, no quiero perder la paciencia ni reaccionar como no debo. Sé que eso lo único que hace es dañarme y dañar a los que están cerca. Por eso, hoy te pido que me des amplitud en mi mente, para comprenderlos a todos; grandeza en mi corazón, para dejar que todos tengan cabida en el; prudencia en mi boca, para que las palabras que por ella salgan sean una oportunidad de bendición para los demás. Sí, mi Señor y mi Dios, prepárame para hacer de este día el mejor de todos. Te pido que vayas adelante abriendo caminos que llevan a la felicidad y al gozo pleno. Amén.

  115. Maritza Rendon

    Te amo, Señor. Hoy quiero comenzar expresando todo lo que siento por Ti. Sí, mi Señor, lo que siento por Ti es amor. Te amo y quiero amarte cada día más. Por ello hoy te pido que me llenes de tu Espíritu Santo, para que me inspire todo el amor que debo tener por Ti. Te quiero pedir a lo largo de este día que pueda experimentar todas las manifestaciones de tu amor, porque sé que mi pequeño amor es correspondido con un amor inmenso que Tú me manifiestas todos los días. Te solicito que actúes en mi corazón y en mi mente para que estén listos a reconocerte en las acciones diarias, y a experimentar el amor que sientes por cada uno de nosotros. Te suplico de manera especial que me permitas a mí ser testimonio de ese gran amor para todos aquellos con los que me encuentro. Que mi vida sea una manera de decirle a los demás que nos amas mucho. Amén.

  116. Maritza Rendon

    Tengo alegría de sentirme vivo y con muchas posibilidades de ser feliz. Si, Señor, he descubierto mucha experiencia de amor y de bendición, por eso estoy muy contento y feliz. Estoy gozoso de saber que me amas y que estás bendiciéndome en todos los momentos de mi vida. Sí, Señor, quiero que este gozo que tengo no se me acabe por las dificultades que a lo largo de hoy pueda tener. Te amo, Señor, y confío en que Tú vas a estar acompañándome durante todas estas horas de trabajo, de lucha y de relaciones con los hermanos que Tú me has dado. Quiero gozarme este día. Quiero sonreír en plenitud y no dejar que nada me quite este sentimiento de plenitud con el que me levanto hoy. Estoy seguro Señor, por tu fuerza, de que voy a resolver todos los problemas que tengo y que podré experimentar tu prosperidad. Amén.

  117. Maritza Rendon

    Todos los días quiero hablar contigo, mi Señor, porque hacerlo me da paz, ánimo y me ayuda a estar listo para vivir un buen día. Por eso, mi Señor, aquí estoy otra vez. Estoy tranquilo y sereno al iniciar este nuevo día, pero quiero que me impulses a vivirlo con pasión. Hoy es un día que quiero disfrutar. Quiero, mi Señor, estar atento y concentrado en todo lo que tengo que hacer y sacarle el mejor de los provechos a cada una de esas actividades. Sabes que tengo mucho por hacer, pero en cada una de ellas quiero aprender, quiero gozar y aprovecharlas en función de la realización de mi proyecto de vida. Esas son las ganas que tengo hoy y te pido, mi Señor, que me llenes de tu Espíritu Santo. En tu nombre salgo a disfrutar de este nuevo día. Amén.

  118. Maritza Rendon

    Señor Jesús, me gusta escucharte, me gusta saber que me amas y que estás a mi lado. A veces cuando estoy un poco triste o me siento solo, pienso en tus últimas palabras en el evangelio de Mateo: “Yo estaré con ustedes todos los días de su vida” (Mateo 28,20) y recupero la tranquilidad y las fuerzas que requiero para seguir. Sí, mi Jesús, el saber que estás a mi lado me dá las emociones que necesito para sentirme listo para continuar. Hoy, mi Señor, quiero pedirte que me acompañes a lo largo del día haciendo que todo me salga bien y que las situaciones adversas las pueda manejar con la inteligencia que Tú me das. Gracias por no dejarme tirado y por acordarte de mí todos los días, cuando me hablas a través de tu Palabra y de las situaciones diarias. Me ha ido bien, Señor Jesús, pero quiero que todo salga mucho mejor, y estoy seguro de que con tu ayuda podré logrado. Amén.

  119. Maritza Rendon

    Señor, estoy seguro de tu amor por mi, y por mi familia, estoy seguro de que todas las mañanas cuando vengo a hablar contigo me concedes lo que te pido. Sí, mi Señor, tengo la firme seguridad en mi corazón de que soy un hijo predilecto tuyo y que a pesar de mis errores y de mis acciones , estás amándome y dándome la oportunidad constante de estar a tu lado y mejorar. Hoy quiero pedirte que me des amor propio. Si, mi Señor, a veces los problemas y mis propios errores hacen que crea que no soy tan bueno como Tú me has hecho y por eso requiero ahora que actúes en mi corazón para que me ame más y así pueda comprender que eres un Dios bueno que me ha dado lo mejor y me ha creado para ser plenamente feliz. Dame licencia para vivir concentrado en mi vida y ser plenamente feliz una vez que me devuelvas totalmente mi salud para seguir con mis estudios y mis proyectos de vida al lado de la linda familia que me diste. Amén.

  120. Maritza Rendon

    Padre Dios, en este momento quiero pedirte que me des la fuerza para iniciar este día con todas las ganas que se requiere. Quiero, mi Padre Dios, que pases tu mano sanadora por todo mi ser y me llenes de fuerza, sabes que mis brazos y mis piernas necesitan de tu fuerza para estar listo en la construcción del proyecto de vida que tengo. También sabes que mi corazón requiere que lo llenes de tus dones para que no haya en él ningún sentimiento de desamor y de inferioridad. Quiero ser sano y estar listo, para ello requiero de Ti. Sólo Tú, mi Señor, eres el único que puedes actuar en él para que esté dispuesto para cada una de las situaciones que la vida me traiga, tu amor, tu generosidad es lo que ese corazón requiere y tendrá. Gracias por ayudarme con las tareas y las dificultades que tengo que realizar en este día, con tu ayuda todo será más fácil. Amén.

  121. Maritza Rendon

    Oh Niño Jesús, yo recurro a Vos, y os ruego por Vuestra Santísima Madre, me asistáis en esta necesidad, pido por la salud y total recuperación de nuestro querido Oscar Alejandro Santamariña, porque creo firmemente que Vuestra Divinidad puede socorrerme. Espero con confianza obtener Vuestra Santa Gracia. Os amo con todo mi corazón y con todas las fuerzas de mi alma. Me arrepiento sinceramente de mis pecados, y os suplico.

    Tomo la resolución de no ofenderos más, y me ofrezco a Vos en la disposición de sufrirlo todo antes de disgustaros. Desde ahora quiero serviros con fidelidad. Por Vuestro amor, Oh Divino Niño, amaré a mi prójimo como a mi mismo. Niño lleno de poder, Oh Jesús, yo os suplico de nuevo, me asistáis en esta circunstancia por la salud y total recuperación de Oscar Alejandro Santamariña.

    Hacedme la gracia de poseeros eternamente con María y José, y la de adoraros con los Santos Angeles de la Corte Celestial. Así sea.

  122. Dame un corazón de discípulo, Señor, radical en el seguimiento, en el servicio, en el amor a Ti. Quiero que toda mi vida sea una muestra del amor con el que te amo desde que te conocí, desde que supe que me habías amado primero, que escogiste mi existencia y me has cuidado desde entonces. Te doy gracias infinitas y te pido que pueda devolverte una mínima parte de esa bondad con la que me bendices. No permitas, Señor, que yo te defraude con mi comportamiento. No permitas que mis acciones y pensamientos sean contrarios a tu voluntad. Déjame, Dios vivo y verdadero, luchar y conquistar la felicidad y la plenitud que busco y necesito. Quiero sentirme protegido por Ti y saber que nada me va a pasar ya que Tú estás a mi lado. Me declaro totalmente en tus manos y pongo en ellas todo lo que soy, quiero y puedo. Amén.

  123. Padre Dios, sé que mi auxilio me viene de Ti, sin Ti no puedo dar la batalla y terminaría perdiéndolo todo; sin Ti mi vida se oscurece y el gris comienza a predominar. Por eso hoy te pido que me llenes de tu presencia y de tu amor. Entra en mi vida e ilumínala con el color de la alegría y con los tonos de la felicidad. Sabes que estoy abierto a Ti y que quiero ser tuyo plenamente. Estoy en plena batalla y necesito de tu ayuda para poder vencer todos los obstáculos que me ponen en jaque. Necesito de tu templanza para poder decir no a las tentaciones que todos los días se me presentan por nuestras propias debilidades y desde nuestra condición, de tu amplitud para no esclavizarme de mis caprichos, de tu compasión para no estar juzgando duro a nadie. Gracias por todo lo que me permitirás hacer a lo largo de este día de victoria. Amén.

  124. Mi Señor, buenos días!. Ayúdame a tomar las mejores decisiones, Tu conoces mis proyectos y sabes que es lo que me conviene, por eso vengo ante Ti, para encontrar la luz en medio de esta tormenta, no te pido me soluciones los problemas, te pido valor y lucidez para afrontar todas mis dificultades, no dejes que mi ánimo decaiga, no permitas que la desesperanza se apodere de mí. Mi Dios, confío en Ti plenamente, me pongo en tus manos, sabiendo que quieres lo mejor para mí y que jamás defraudas a aquellos que vuelcan su mirara hacia Ti, derrámate sobre mi y dame de aquello que hace a los tuyos más vencedores, aquí estoy para Ti, con ganas de batallar por la vida cerca de tu presencia. Sé que escuchas todas mi oraciones, que posas tu mirada de afecto sobre mi y que respondes a mis súplicas con la fuerza de tu amor. Amén.

  125. Honor y majestad a tu Nombre, Dios de Israel, Señor poderoso que muestras tu poder y me bendices con la grandeza de tu presencia en mi vida. Me regocijo en Ti, en tu bondad y tu perfección, en el inmenso amor que nos regalas en cada instante de nuestras vidas. Porque estás en este instante a nuestro lado. Escucha el clamor de nuestro corazón. Mira las angustias que permanecen aún escondidas en lo más secreto. Atiende al palpitar de nuestro corazón envuelto en sufrimientos. Escucha los gritos ahogados que vienen de lo más profundo de nuestro interior. Porque necesitamos que nos arropes con tu amor, que nos blindes con tu manto protector y nos acerques a ese corazón amantísimo que tienes. Amén.

  126. Bendito y glorificado seas en esta mañana que tienes a bien regalarme en tu amor. Me alegro en Ti, me gozo en Ti, me sostengo en Ti, Señor de mi vida. Quiero ser tuyo completamente este día, así es que toma posesión de cada uno de los latidos de mi corazón, que cada una de las respiraciones que me regales este día sea para bendecirte, para glorificarte y para adorarte en Espíritu y en Verdad. Porque sólo Tú tienes una palabra de vida para mi vida, sólo Tú tienes lo que desea mi corazón, sólo Tú puedes darle sentido a mi existencia, Señor, sólo Tú puedes traer la paz y el sosiego que he estado buscando incansablemente sin poder encontrarlo, por eso vengo a Ti, para que me llenes, me tomes, me cubras con tu presencia. Que tu brazo me toque, me tome, me lleve donde deba estar. Amén.

  127. Bendigo tu nombre, Señor, poderoso eres, guerrero fiel, valiente y presto. Bendigo tu nombre porque no me fallas, ningún día de tu vida dejes de bendecirme, de animar mi corazón y llenarme de tu fortaleza, para que pueda declarar tu victoria en cada uno de los pasos que doy. Te doy gracias por todas tus bondades, especialmente por cada día que vivo al lado de los que amo. Te pido que nunca deje de contemplar mi familia como una gran bendición que me das. Te ruego que pueda ser lo suficientemente inteligente como para actuar correctamente con ellos según lo indica tu amor y tu voluntad. Protégenos, Señor, eres un Dios bueno y te doy gracias por todas tus bendiciones con las que nos llenas. Te alabo y glorifico tu Nombre. Amén.

  128. Señor, dame fe, enséñame a confiar y a creer más en tu poder. Enséñame a saber que tu promesa se cumple en mi vida, que no hay situación, ni poder que pueda arrebatarme de tu mano que es más poderosa que todo. Enséñame a estar confiado, en medio de la tormenta porque Tú, Señor mío, duermes en mi barca y no dejarás que zozobre en medio de las olas borrascosas. Enséñame a saber que en medio de la más densa de las oscuridades brillará tu luz sobre mí y mostrarás tu poder para que tu luz venza las tinieblas. Enséñame a abrir mi corazón a tu acción para que sea un hombre como Tú lo quieres, sin que medie en mi palabra o acción que me aleje de lo que me pides. No permitas que mis ojos se aparten de Ti y déjame ser tuyo siempre. No permitas que me pierda, porque quiero estar siempre contigo. Bendíceme Señor y no me dejes solo. Amén.

  129. Nada hemos de temer, ni hoy, ni nunca, porque Tú vas con nosotros, al frente de este ejército que es tu pueblo, rompiendo las filas de los enemigos, animando nuestros corazones en la batalla, eres el general de nuestras fuerzas, el escudo que salva, la espada con la que vencemos, el principio de nuestra fuerza, el fin de nuestra existencia. Eres todo para nosotros, Señor, y si estás aquí, en este momento, al inicio de un nuevo día, entonces nos declaramos en la victoria de aquellos que amas y saldremos adelante guiados, tomados, fortalecidos, llenos de Ti. Nada podrá detenernos de esta gran meta que habremos de alcanzar, nada podrá alejarnos de la felicidad que nos has prometido, nada nos arrebata la tierra que mana leche y miel porque es un regalo de tu misericordia.

  130. En tu perfecto plan, Señor, todo lo haces bien. Porque la realidad está ordenada según tu voluntad y cada cosa, cada criatura por más pequeña que sea, está perfectamente creada según tu sabiduría porque sabemos que guías la historia y que el acontecer está soportado en Ti. Dios bueno y nuestro, te pedimos que siempre tu mano intervenga a favor de los que amamos. Porque en tu gran amor has decidido actuar llenándonos de bienes y de dones abundantes. Sé´que esta mañana es una gran bendición porque me sostienes en la existencia, en la vida. Te doy gracias por el día que me permites, quiero sacarle el provecho máximo y que no me abandones Señor mío ni un solo instante. Amén.

  131. Señor, Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno, que con tu bendición levantas y fortaleces nuestra frágil condición, mira con bondad a Oscar Alejandro y devuélvele la salud, para que, agradecido, bendiga tu Santo Nombre. Por Jesucristo nuestro Señor.

    Señor, Dios nuestro, cuyo Hijo Jesucristo recibió con afecto a los enfermos y los bendijo, extiende benigno tu mano protectora sobre Oscar Alejandro; así, recobradas sus fuerzas, y devuelto en perfecta salud a tu Santa Iglesia y a sus padres, pueda darte gracias de corazón. Por Jesucristo nuestro Señor.

  132. ¡Amado Señor, Dios Todopoderoso!
    A través de los rayos del sol,
    a través de las ondas del aire,
    a través de la vida que todo lo impregna en el espacio,
    purifícame, revivifícame y, te pido,
    sana mi cuerpo, mi corazón y mi alma. Amén.

  133. Concede, Señor,
    a todos los que sufren,
    tu espíritu de sanación,
    tu espíritu de vida,
    tu espíritu de paz y de esperanza,
    de valor y paciencia.
    Extirpa de ellos
    el espíritu de ansiedad y temor;
    concédeles perfecta confianza y esperanza en Ti,
    que en tu luz puedan ver la luz,
    por Jesucristo Nuestro Señor.

  134. Bendito sea el Dios grande de Israel que nos ha visitado y redimido una vez más. Bendito sea el Sol que nace del oriente, para iluminar a los que viven en tiniebla y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz. Bendito sea el Señor Jesús que nos alimenta con su Palabra que tiene poder para transformar vidas y que ahora, en esta nueva oportunidad que nos regala con este día que comienza, está mostrando su poder y su compañía para que sepamos que nos ama y que se preocupa por cada detalle para que nuestra felicidad sea total. Aquí estamos, bendiciendo y luchando por mantenernos en esa bendición que sale de nuestros labios. Te cantamos un cántico nuevo, esta iglesia que peregrina por el mundo lo hace, para que vivas y reines entre nosotros, para que se cumpla en todo tu plan. Amén.

  135. Yo lo puedo en Ti, Señor, puedo alcanzar la felicidad, puedo llegar a lograr mis metas porque confío en Ti, puedo tener una mejor familia, puede ser más eficiente en mi trabajo, puede llegar a ser más amable con los que me rodean, puedo tener palabras de ánimo y fortaleza para los que comparten a diario conmigo la vida, puedo ser usado como un instrumento de bendición para el mundo; puedo ser lleno de bendiciones. Todo porque en el amor con el que amas a los hombres, yo estoy incluido. Y porque me creaste sin descuidar ningún detalle. Y porque nunca te has ido de mi vida, ni has abandonado mi barca, sino que viajas conmigo y me cuidas, me fortaleces cada día, me devuelves la salud cada día, me sanas las heridas que la vida me causa. Hoy declaro que soy un vencedor en Ti, Señor bueno y justo, me declaro en victoria y así a salir a asumir esta existencia que tengo por delante. Amén.

  136. Oh bienaventurada Santa Teresita del Niño Jesús, que habéis prometido hacer caer una lluvia de rosas, desde el cielo, dirigid a mí vuestros ojos misericordiosos y escuchadme en mis múltiples necesidades. Grande es vuestro poder porque Dios os ha hecho grande entre los santos del cielo.

    Os suplico, pues, oh mi amable protectora, me alcancéis de Dios las gracias que os pido, siempre que sea para mayor honra de Dios y salvación de mi alma. Os suplico de un modo especial que me hagáis participar de las rosas que nos habéis prometido, apartando mi corazón de las vanidades y placeres caducos de esta vida, y enseñándome a amar a Jesús y a María con amor verdadero, para que así pueda un día gozar con vos de la eterna bienaventuranza. Así sea.

  137. ¡Santa Teresita! Vengo a tus plantas lleno de confianza a pedirte favores. La Cruz de la vida me pesa mucho y no encuentro más que espinas entre sus brazos. ¡Florecitas de Jesús! Envía sobre mi alma una lluvia de flores de gracia y de virtud, para que pueda subir el Calvario de la vida embriagado en sus perfumes. Mándame una sonrisa de tus labios de cielo y una mirada de tus hermosos ojos… Que valen más tus caricias que todas las alegrías que el mundo encierra. ¡Dios mío! Por intercesión de Santa Teresita dáme fuerza para cumplir con mi deber y concédeme la gracia que en esta oración te pido.

    Amén

  138. Dulce Madre no te alejes
    Tus ojos de Oscar Alejandro no apartes
    Ve con él a todas partes
    Y solo nunca lo dejes,
    Ya que lo proteges siempre
    Como verdadera Madre
    Haz que lo bendiga el Padre,
    El Hijo y el Espíritu Santo
    Amén

  139. Oscar Alejandro,

    “Nada te turbe, nada te espante.
    Todo se pasa. Dios no se muda.
    La paciencia todo lo alcanza.
    Quien a Dios tiene, nada le falta.
    Sólo Dios basta.”

    Santa Teresa de Jesús

  140. Señor, hoy he aprendido que las tormentas siempre vendrán y por lo tanto necesito estar listo para recibirlas, más mi confianza necesita incrementarse porque Jesús está conmigo y él me hace estar seguro y gozoso a su lado. Dios tiene un propósito en mi vida y será cumplido a pesar de las tempestades. Señor, gracias porque hasta aquí me has ayudado. Hago lo que hago, no por mi fuerza, Tú me sostienes y me has guardado. A veces las tempestades que se anuncian intentan atemorizarme, pero hoy quiero recordar que mi vida está en tus manos y Tú me sostienes y me fortaleces. Si hasta aquí me has ayudado, eso me da la certeza de que aún mañana, el próximo mes y los próximos años Tú me ayudarás y estarás conmigo. Amén.

  141. Mi Dios es el magnífico Señor de Israel, a quien alabo en todo momento, como en este comienzo de día, porque es grande su amor, inmensa es su misericordia, intocables sus grandezas. A Ti, Dios bueno y grande, y nadie más que a Ti, quiero agradecerte tanto, quiero poner en tus manos mi vida y las de todas las personas que han hecho conmigo un camino en estos últimos 107 días, que han compartido luchas y alegrías, a esos que me diste para darle sentido a lo que soy y lo que vivo. Has sido más que bueno conmigo. Te doy mi vida y te agradezco por todos y cada unos de estos últimos 107 días en los que he visto tu mano día a día. Te doy mi vida y te agradezco por todo Señor. Creador mío, gracias por darme la existencia. Jesús, gracias por mostrarme el camino al Padre con tu ejemplo y tu amor inquebrantable. Espíritu Santo, llama de vida, enciende en nosotros el fuego de tu amor, ilumínanos y santifícanos, para que en la jornada de hoy podamos irradiar esperanza a quienes nos rodean.
    Gracias por este día, por los rayos de sol, el azul del cielo, las gotas de lluvia, la suave brisa, las sonrisas y el afecto de quienes me rodean, gracias por derramar tu amor en esta vasija de barro que es mi vida. Por los días diferentes, por los tristes, por los fríos y nublados, por los áridos, por los desérticos, por los anegados, por los oscuros, por la tibieza, por los de soledad y vacío, porque en todos siempre estás conmigo. Gracias por las noches, porque en ellas me siento protegido, acompañado y amado por Ti. Señor, bendito y alabado seas por siempre. Y como dijo San Juan Eudes: “que cada latido de mi corazón, sea una alabanza para Ti”. Gracias por la noche que pasó y por este nuevo día lleno de mucha esperanza e ilusiones, gracias por darme tu amor y cuidar de mi. Amén.

  142. ¡Espíritu Santo, Paráclito Divino, Padre de los pobres, Consolador de los afligidos, Luz de los corazones, Santificador de las almas! Mírame aquí postrado en tu presencia; te adoro con la sumisión más profunda, y repito mil veces con los Serafines que están delante de tu trono: ¡Santo, Santo, Santo!

    Creo firmemente que eres eterno, consustancial al Padre y al Hijo.

    Espero que por tu bondad santifiques y salves mi alma.

    Te amo, ¡Dios de amor! Más que a todo lo de este mundo, porque insensible a tus inspiraciones, he cometido la ingratitud de ofenderte con tantos pecados; te pido perdón y me arrepiento de haberte disgustado. Te ofrezco mi corazón, frío como es, y te suplico hagas penetrar en él un rayo de tu luz para derretir el hielo tan duro de mis iniquidades.

    Tú, Espíritu divino: fortaléceme contra los malos espíritus. Eres fuego: enciende en mí el fuego de tu amor. Eres luz: ilumíname, haciéndome conocer las cosas eternas. Eres fuente de dulzura: Disipa las tormentas que en mí levantan las pasiones; enséñame el modo de alabarte incesantemente; cúbreme con la sombra de tu protección.

    Siendo el Autor de los dones celestiales, vivifícame, te ruego, con tu gracia, santifícame con tu caridad, gobiérname con tu sabiduría, adóptame por hijo tuyo con tu bondad, y sálvame con tu infinita misericordia, a fin de que no cese jamás de bendecirte, alabarte y amarte, ahora en la tierra mientras viva, y luego en el cielo por toda la eternidad. Amen.

  143. Señor yo no sé lo que deba pedirte, solo tú sabes lo que me hace falta. Sé que me amas más de lo que yo mismo pudiera amarte. ¡Ay padre! da a esta desventurada criatura tuya lo que ella no sabe por si misma pedirte. Ante ti me presento, te abro mi corazón: ve las necesidades que tengo, pero tu señor procede con toda tu misericordia, todas tus voluntades adoro sin tratar de penetrarlas. Nada digo, me ofrezco, me sacrifico, me abandono a los designios que con relación a mi tengas formados. No habré de tener más deseos que cumplir con tu voluntad santa.

    ¡Oh Jesús mío! enséñame a orar. Si has tenido a bien dejarme vivir; no permitas que esté lejos de tu servicio. Santo, Santo, Santo es el Señor Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de tu gloria, y en medio de tanta grandeza, escucharás mis peticiones, porque eres mi Dios, porque al llamarte Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, pongo en ti toda mi confianza y mi fe y espero el cumplimiento de tu palabra.

    Hoy he dicho Santo, Santo, Santo, pues la peste no emponzoñará mi aliento, la desnudez, la miseria, el hambre, no llegarán a mis puertas, el rayo no caerá sobre mi cabeza, el huracán, el temblor, la centella y el incendio me respetarán y mis enemigos temblarán en mi presencia pues verán en mi el auxilio divino.

  144. Señor, acompáñame en mi enfermedad. Enséñame a tener serenidad, no me dejes caer en el aturdimiento, en la pereza, no dejes que pierda las ansias de superación y mejora. Dame fortaleza y paz para aceptar lo que no puedo cambiar.

    Dame coraje para hacer todo lo que puede ayudarme a mejorar mi salud y estado de ánimo.

    Dame inteligencia para descubrir en cada momento lo que es más provechoso para mí y para los que me rodean.

    Señor, enséñame a tener serenidad, para saber disfrutar de los buenos momentos, para sentir el gozo de estar con mi familia en casa y con los que me visitan, para recibir los momentos dolorosos y difíciles con paz de espíritu, para no dejarme abatir ni desesperar, para sacar buen fruto de mi situación.

  145. Padre, ahora que estoy enfermo,
    deja que mi corazón te busque
    y se desahogue en Ti.
    Desciende con tu bondad hasta
    mis miedos, mis oscuridades y dudas.
    Llena con tu presencia
    mis silencios vacíos,
    dame anchura en el aprieto,
    aviva con tu Palabra
    mi esperanza decaída,
    ayúdame a abandonarme en Ti,
    y a ser agradecido, en todo momento.

    Padre, ahora que vivo en la adversidad,
    haz que mis ojos no dejen de mirar
    a la cruz de tu Hijo,
    pues en ella, según nos has dicho,
    encontraré la fuerza de amar más allá
    de mis límites.

    Padre, que el espíritu
    me lleve a perseverar hasta el final
    del camino largo de la esperanza.

  146. Dios de todo consuelo y de toda bendición, te doy gracias porque me has llenado de tus dones. Me diste la vida sin que la mereciera. Me diste una familia maravillosa que me ama, que se preocupa mí salud y bienestar, también me diste qente que se equivoca, que se afana y se oscurece muchas veces, que muestra su debilidad y que también me han herido alguna vez. Me diste capacidad de perdón, de amor, de consciencia, para que descubriera que así como yo me he equivocado, los otros pueden hacerlo; pero mas grande que todo es el amor que proviene de tu corazón. Te doy gracias porque me regalas una nueva oportunidad cada día; hoy me la estás dando nuevamente para que haga lo correcto, para que me neutra de lo sano que es tu amor por mi. Bendito seas, glorificado seas en este nuevo día, porque me muestras el poder transformador de tu Espíritu. Amén.

  147. Bendito Dios, quiero darte gracias cuando despunte el día porque abres los ojos de mi corazón para contemplar cuán maravillosa obra es la creación. Te doy gracias porque me permites ver a mi familia como una bendición enorme, porque cada uno de ellos son muestras de cariño conmigo. Te doy gracias por los amigos, esos hermanos que escogí y que comparten conmigo la vida. Muy especialmente te agradezco por el don de la fe, es un privilegio poder conocerte, y yo, Señor, con humildad te digo, gracias por llamarme a formar parte de ese grupo de privilegiados. Te agradezco de todo corazón por tenerme una vez más disfrutando de la existencia, por confiar en mí y en que puedo servirte según lo necesitas en la construcción de tu Reino de amor para todos nosotros. Te doy alabanza por tu grandeza y tu bondad. Amén.

  148. Poderoso Dios de mi vida, en esta mañana mi ser clama tu Nombre para darte gracias por tanta bondad. Para alabarte y cantar tu grandeza frente al mundo entero porque eres magnífico, digno de todo honor, pues tu poderosa mano se ha movido en mi existencia. Qué grande eres, Dios de Israel, que maravillosa es tu acción a nuestro favor. Solo Tú puedes dar a mi ser lo que necesito, solo en tu Palabra hay fortaleza, consuelo, sostén, sólo Tú puedes regalarle sentido a lo que soy, a las situaciones que vivo, a las cosas que tengo, a las relaciones que mantengo. Ahora, cuando el día comienza, cuando todavía conservo la calma del descanso oportuno de la noche, te pido que durante esta jornada pueda conservar la serenidad que nace de estar contigo, que tu paz me acompañe y me dé vida. Me declaro en victoria y salgo a conquistar este día con alegría, entusiasmo, optimismo, valor y amor…mucho amor. Amén.

  149. Señor, tu sabes todo y sabes que necesito de Ti Abrázame, perdóname, cuídame, bendíceme, Sáname.
    Señor, yo creo en Ti, pero aumenta mi fe.
    Creo en tu amor: abrázame.
    Creo en tu misericordia: perdóname.
    Creo en tu Divina Providencia: cuídame.
    Sé que deseas lo mejor para mí: bendíceme.
    Creo en tu poder: sáname.

    Te doy gracias por mi salud y por la de mis seres queridos: cuídalos con tu amor y misericordia, muéstrales cuanto los amo.

    Te doy gracias por los médicos, enfermeras y enfermeros del hospital, por mi familia, por mis amigos, por todas las personas que han estado pendiente de mí aún sin conocerme. Y por todas las personas que dedican su vida a cuidar la salud de sus hermanos.

    Derrama sobre ellos y ellas tu sabiduría para que puedan aliviar el dolor de los enfermos.
    Te doy gracias por el sacerdote del Hospital: guíalo en su labor pastoral, para que nunca falte tu presencia sacramental y amorosa entre los enfermos, bendiciendo, perdonando, alimentando y sanando a los que sufren del cuerpo y del alma.

  150. Señor, quiero pedirte una fe cada vez más firme, más total, más comprometida. Fortalece mi corazón, Dios fortalece mi decisión de amarte y de buscarte. Que no me deje vencer cuando aparezcan las pruebas que la vida me va poniendo en el camino. Yo sé que puedo superarlas, aunque siento miedo, aunque me percibo débil. Tú estás a mi lado, contigo a mi derecha no vacilaré, mi vida está firme, porque eres la roca en la que está soportada mi existencia. Dame tu presencia, dame tu luz, dame todo lo que eres, porque necesito tenerte conmigo. Que mi vida hoy, total y plenamente, sea tomada y llena de tu Santo Espíritu que santifica y da vida. Toma mi mente y dame la sabiduría que animó a los profetas, para encontrar tu paso por la historia del pueblo. Ven a mí, lléname de Ti, porque en Ti encuentro victoria. Amén.

  151. Señor y mi Dios, gracias por este nuevo día que me regalas, por la oportunidad de ver las maravillas que has creado para mi. Quiero entregarte este día. Tú conoces cada una de mis necesidades, sabes que en medio de todas mis obligaciones quiero siempre sentir tu presencia en cada actividad que tenga inicio este día pensando en las personas que amo, en aquellas personas que un día me hablaron de Ti, de cada una de esas personas que hoy necesitan oración. Te pido para mi la fuerza para vivir este día con fe y la paz que requiero para seguir adelante. Para mi familia te pido la salud y la oportunidad de descubrir tu presencia en medio de la situación que estén viviendo. Quiero ser testimonio de tu amor en cada uno de ellos. Termino esta oración de la mañana con la certeza de que seré un triunfador en cada una de mis actividades. Amén.

  152. Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. (Lucas 18:27 RVR60)

    Sigue trabajando duro Oscar, el Mejor gladiador que ha visto el mundo!! Sigues en mis pensamientos y oraciones y tu familia tambien!!

    Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. (Josué 1:9 RVR60)

    Mucho amor de mi parte!! Dios te bendiga Oscar A.

  153. Dame hambre y ser de tu presencia, Señor. Quiero que me hagas necesitarte con tal fuerza que sienta que mi vida está en peligro si no te tengo; como si me faltase el aire para respirar. Quiero buscarte en medio de mis luchas y tener el valor de seguirte cuando me impongas retos duros; buscarte como busca la cierva las corrientes de agua, de necesitarte como la tierra reseca del agua, que tenga deseos incesantes de Ti, que te siga sin pausa, siempre y en todo momento. Perdona la flaqueza de mi espíritu, mis debilidades, mi falta de convicción, mis dudas, mis miedos y mis temores. Dame el valor para soportar tus pruebas, dame la fuerza de tu Espíritu para no desfallecer frente a la adversidad, para no dejarme caer, para no dejarme vencer por las circunstancias duras. Amén.

  154. Dame un amor radical, Señor, en este día pretendo ser un instrumento de bendición para todos. Especialmente para los míos. Dame un amor radical que se entregue gratuitamente, porque gratis nos has amado. Dame un amor comprometido con los demás, que busque ayudar, que no tenga miedo de parecer tonto a los ojos de este mundo que sólo se mueve por el egoísta interés. Dame un amor capaz de comprender que la vida comienza todos los días y que nunca está dicha la última palabra en la humanidad; que pueda creer que aún aquella herida que está hace mucho en mi corazón, hoy puede ser curada; que aquella relación que se rompió de mala forma, hoy pueda ser restablecida, porque no hay límite para tu amor, Dios, no lo hay. Te pido que inundes mi corazón con tu Santo Espíritu y que ese amor tuyo, me habite totalmente. Amén.

  155. En todo me has cuidado, ayer cuando el día avanzó estuviste a mi lado, mostrándome tu poderosa diestra que abre mis caminos, que llena de amor, que aparta los males y me lanza a vivir en la certeza de la victoria. Al llegar a este momento de íntima oración, Señor, yo quiero darte gracias por todo. Pues nunca me ha faltado tu presencia. Gracias porque me estás mostrando una bondad que no he merecido, sino que me llega porque eres poderoso y más que justo. Te doy gracias porque apartes de mi corazón las sensaciones equivocadas que pueden llevarme a ser como no quisiera, a vivir lo que no me gustaría. Apodérate de todo mi ser, muéveme por dentro, impúlsame según tu misericordia a ser y hacer lo que está en los planes de salvación que tienes para mí. Amén.

  156. Padre Dios, aquí estoy otra vez, y como ayer tengo el corazón abierto y dispuesto para que Tu lo llenes de gozo y de felicidad. Sí, hoy quiero que me hagas sentir todas las razones que tengo para estar alegre y feliz. Quita cualquier sentimiento de tristeza y de miedo, y dame tu alegría y tu valor. No quiero tener esa sensación de que todo saldrá mal, al contrario, quiero sentir que desde lo profundo de mi ser emerge un sentimiento de triunfo y de victoria que soy capaz de concretar en las situaciones que vivo y de contagiar a todos aquellos con los que me encuentro. Te suplico que pases tu mano sanadora sobre mí. Que ninguna herida me haga actuar de manera equivocada, que pueda asimilarla y liberarme de todas sus influencias. Quiero vivir en felicidad y en gozo. Te amo y confío en tu poder, el que está actuando en este momento en todo mi ser. Amén.

  157. Mi Señor y mi Dios, aquí estoy con el corazón abierto para dialogar contigo y presentarte las necesidades que tengo. Sabes que todos los vacíos de mi ser sólo pueden ser llenados por tu gracia y tu presencia. Mis miedos, mis preocupaciones, mis dolores, mis confusiones sólo pueden encontrar soluciones y sanación en Ti. Estoy seguro que en este momento me estás bendiciendo y estás derramando tu Santo Espíritu para que confíe en Tí y sienta paz y serenidad. Gracias porque sé que a lo largo de este nuevo día estarás conmigo y me ayudarás a que todo me salga bien, que las dificultades y los problemas sean auténticos trampolines que me impulsan a la consecución de los objetivos y metas que tengo en mi vida. Te suplico que seas el escudo que no permita que los malos deseos, las palabras destructivas y las acciones de aquellos que no me quieren, me hagan daño y me hagan sufrir. Amén.

  158. Señor, me has enseñado a ser como Tú quieres, por medio de tu Santa Palabra que tiene poder me muestras el camino seguro por el que debo conducir mi vida. Te pido que me hagas dócil a tu voluntad, que me regales una disposición total a tu voz. Toma posesión de todo mi corazón, que nada haya en mi que no te pertenezca. Toma control de mis emociones, que todo lo que impulse mis actos esté soportado en ese amor grandioso que me tienes y que me das todo los días. Yo soy indigno de que me ames, de que entres en mi casa, pero una sola de tus Palabras sé que basta para limpiar mi ser, para hacerme nuevo, para renovar todo cuanto hay de malo o equivocado en mí. Extiende tu poderosa mano en este momento y tócame, lléname, transfórmame, ilumíname con tu esplendor. Amén.

  159. No quiero otra cosa, Señor, sino tener la seguridad de mi vida, de la historia que vivo, en Tí; que esté convencido de que todo saldrá bien, porque estoy en tus manos. Que sepa que estás en este día sanando mis heridas para que, al despertar de este nuevo día, yo tenga las fuerzas y las capacidades necesarias para vencer sin que nada me reste. Estás preparando mi ser entero, con tu amor de siempre para que, con la llegada de este nuevo día pueda vencer en Ti, con tu nombre en mis labios, y tu amor en mi pecho, salir vencedor porque tu sabes que yo soy un Gladiador. Porque contigo a mi lado, con tu Espíritu como escudo y tu Palabra como espada, podré hacerle frente a toda dificultad; ganar a cualquier problema, enfrentar cualquier enemigo. No te vayas de mí, quédate siempre, toma mi ser en tus manos porque nada soy si me faltas. Amén.

  160. Tú, mi Dios, eres quien nos llamado, pronunciaste nuestro nombre en medio de esta historia, eres Tú quien nos dijo ¨ven y sígueme¨, no ha sido nuestra iniciativa sino la tuya. No te hemos escogido, eres Tú quien nos escogió, quien vino a tocar nuestra puerta y decirnos que quieres mostrarnos un plan para nuestra vida. Y aquí estamos ahora, porque nos llamaste. Revístenos de sentimientos de misericordia, de bondad, de humildad, de dulzura, de paciencia, de tolerancia, de comprensión, de fraternidad, de gozo y de alegría. Ayúdanos a sobrellevar los unos a los otros cuando tenemos algún motivo de queja, cuando las cosas no salen como queremos, cuando el otro pasa por un momento duro y se vuele difícil, cuando nos daña con intención o sin ella, te pedimos que nos regales capacidad de entenderlo y de perdonarlo. Amén.

  161. Dame un amor radical, Señor, en este día pretendo ser un instrumento de bendición para todos. Especialmente para los míos. Dame un amor radical que se entregue gratuitamente porque gratis nos has amado. Dame un amor comprometido con los demás, que busque ayudar, que no tenga miedo de parecer tonto a los ojos de este mundo que sólo se mueve por el egoísta interés. Dame un amor capaz de comprender que la vida comienza todos los días y que nunca está dicha la última palabra en la humanidad; que pueda creer que aún aquella herida que está hace mucho en mi corazón, hoy pueda ser curada; que aquella relación que se rompió de mala forma, hoy pueda ser restablecida, porque no hay límite para tu amor, Dios y Señor mío, no lo hay. Te pido que inundes con tu Santo Espíritu mi corazón y que ese amor tuyo, me habite totalmente. Amén.

  162. Bendito sea el Dios que me ama y que me llena de su fuerza, Bendito sea el Señor que en este nuevo día me anima a seguir a su lado y dejarme llenar de su amor. Bendito sea el Padre que me creó, que me regaló la existencia, que me dio a los que amo, que me envía a su Espíritu Santo para que me sostenga y me ayude a salir adelante en medio de las dificultades. Bendito sea el Hijo que es el Maestro de mi vida, la verdad que me sostiene, el camino por el que quiero transitar para llegar a la plenitud de la existencia. Bendito sea el Espíritu Santo que es el impulso de mi ser, que me lleva donde debo estar aunque muchas veces no quiera. Bendito sea Dios, bendito el Padre, el Hijo, el Espíritu Santo, bendita esta Trinidad Santa en la que el amor se desborda para derramarse en nosotros. Bendito sea Dios que en este nuevo día sigue estando conmigo. Amén.

  163. Qué hermosa mañana me regalas en este nuevo despertar, que alegría encontrarme con tu misma voz hablando suave en el corazón, que sosiego saberte a mi lado dándole hondura a mi vida, presto a salir en mi amparo, sin abandonarme a mi suerte, sin renunciar a amarme y darme tu perdón. Gracias por mi vida, por los míos, por la familia, por el día, por el sol, por mi iglesia, por mi fe con la que me escudo para vencer las adversidades que más de una vez amenazan con echar abajo todos mis proyectos; pero plantado, soportado
    en Ti, nada me aparta de la certeza en que la proa de esta pequeña barca llegará a un puerto tranquilo, porque Tú eres el Capitán de mi nave, el timonel de mi vida eres Tú, Señor, y contigo nada he de temer, porque eres un Dios que cumple sus promesas y nada hay más potente que tu mano. Toma mis tus manos y dame tus dones. Amén.

  164. Ven, Señor, ven Dios de mi corazón, ven y lléname de tu amor, de tu paz, de tu presencia poderosa, ven y arrópame con tu misericordia que todo lo hace posible, ven y muéstrame que escuchas mi voz, que te resulto importante, ven y cura mis heridas, ven y sana las penas de mi corazón, ven que siento frío, ven que necesito de Ti, ven que se hace tarde y no quiero comenzar mi jornada de este nuevo día que me regalas, sin que Tú, Dios mío, seas el centro de todo lo que vivo, lo que hago, lo que digo, lo que pienso y siento, ven y déjame sentir el aroma de tu perfume, tu suave olor sobre mi vida. Yo te entrego todo mi cariño, mi amor, la ternura de la que soy capaz, los sentimientos de mi corazón, mis palabras más sublimes, mis gestos y mi ser entero. Yo me doy completamente a Ti, porque sé que vienes a darme la felicidad que quiero, la que espero y necesito en este momento de mi vida. Amén.

  165. Señor, Tú me lo das todo, no te bastó con darme la vida, con regalarme la existencia, pués además me acompañas siempre, me cuidas, me das tu fuerza, me regalas dones para que construya un proyecto de felicidad en mi historia. Aquí estoy, para decirte que tu amor que viene a mí cada mañana es el mejor de los regalos, y es la causa de mi alegría de este momento, de toda mi vida, porque me mueve a amar a los otros, porque tu amor también es efecto de mis acciones de bendición a favor de los otros, de mi servicio, de mi solidaridad, de las cosas bonitas que soy capaz de hacer. Sé que me mueves, que estás presente en esta cotidianidad, que no estás lejos, ni distante, sino cerca, muy cerca. Bendito seas en esta mañana de bendición, porque Tú eres lo mejor de mi historia y Tú eres la alegría de mi ser. Amén.

  166. Amado Señor, hoy quiero recibir toda tu fuerza para estar alegre, contento y dispuesto a luchar contra todas las adversidades. Hoy quiero sentir que tu optimismo recorre todo mi ser y me empuja a hacer de este día el mejor de todos. Sabes que te amo y que confío en Ti, pero también sabes que muchas veces las dificultades y los problemas me golpean y me hacen dudar, hoy quiero vencer todo eso y salir en tu nombre a pintar este día con amor, perdón, fraternidad y todo lo que este mundo gris requiere. Sabes que me gusta gozar la vida y no puedo dejar que las dificultades me ganen, tengo que seguir sonriendo y gozando. Te pido que me abras caminos para que pueda realizar los planes que hoy tengo, pero además que encuentre las actitudes del amor y del servicio entre los demás para que podamos hacer una gran fiesta en este día que estoy comenzando. Amén.

  167. Buenos días Señor mío, todos los días al levantarme y saberme vivo pienso en Ti y quiero que estés unido a las experiencias que voy viviendo, porque creo que sólo Tú me puedes dar la fuerza y la paz que requiero para enfrentar mi futuro. Fuerza para no dejar que las situaciones corran por el camino que no he elegido. Paz para saber decidir en el momento oportuno. Dame tu fuerza y tu paz. Necesito que hoy me gobiernen esas dos realidades de tu ser para actuar asertivamente y responder como cada situación lo requiere. Sabes que te amo y que confío en Ti, y siempre espero tu ayuda para realizar de la mejor manera cada una de las tareas de mi vida. Te pido me bendigas a todos aquellos con los que comparto cada día y a todos aquellos con los que me voy a encontrar, para que realmente podamos tener consensos en lo importante. Amén.

  168. Mi Señor y mi Dios, confío en tu palabra, y por eso estoy contento y feliz, porque Tú has dicho que todo el que pide se le dará, y hoy yo te he pedido a lo largo de este día que me des el don del perdón, que pueda aprender a decirle a los hermanos “no tengo nada contra ustedes, gracias por hacerme crecer – aunque haya sido doloroso – en esos aspectos de la vida”; que pueda aprender que muchas veces esas heridas que me causan son manifestaciones de tu amor, en cuanto que son posibilidades de mejorar en aspectos que no he querido o no he podido mejorar. Estoy en tus manos para asi poder dormir en paz. Gracias por consentirme y hacerme sentir que eres mi Dios y que quieres siempre lo mejor para mi. Suplico que cuides mi sueño y que mañana me des la oportunidad de seguir luchando por mi salud, mejorar cada día y estar en tus manos tranquilo y feliz. Amén.

  169. Señor, gracias por hacerme rico Sí, rico en bendiciones, en vida. Sí, mi Señor y mi Dios, no tengo que estar en una actitud de mendigo cuando sé que me has dado tantas cosas. Hoy quiero festejar tu generosidad para conmigo y quiero pedirte que me des la capacidad de trabajar duro en mis ejercicios de rehabilitación, pero a la vez la capacidad de ser desprendido de las cosas que tengo, que nunca crea yo que una cosa es más importante que un ser humano o que me olvide de Ti por estar entusiasmado con algún regalo que me han dado. Quiero amarte con todas las fuerzas de mi corazón y de mi ser, quiero servirte sirviendo a los hermanos y, sobre todo, quiero estar en tu manos para que me cuides y me protejas. Gracias, Señor por todas las bendiciones que me das cada día, esto me asegura la paz y la serenidad. Amén.

  170. Mi Dios y mi Señor, hoy te quiero alabar y bendecir por el don de la vida, por dejarme ver de nuevo este cielo tan azul. Gracias porque estar vivo ya es una demostración de tu amor, y eso me anima a seguir dando lo mejor de mí y conseguir algo mejor para mi vida. Que tenga sueños e ilusiones, que haya objetivos que jalonean mi vida, pero que no sea alguien avaro ni codicioso, que pueda servir a los demás, ayudarlos y compartir generosamente con ellos. Ser egoísta y cristiano es un exabrupto, todo aquel que diga que cree en Cristo debe vivir como El, que se pasó haciendo el bien enseñando y sanando a todos los que le traían. Claro, Señor, que necesitamos el dinero y las oportunidades, pero sabemos que eso no es lo más importante en nuestra vida, por eso hoy estamos delante de Ti suplicando que nos des lo que nos merecemos. Gracias, mi Dios, por este momento. Amén.

  171. Mi Señor y mi Dios, aquí estoy de nuevo delante de Ti, hoy quiero darte gracias por todas las maravillas que he recibido por estos días, quiero alabarte y bendecirte porque has estado generoso conmigo y me has mostrado que me amas y que quieres lo mejor para mí. Pero te quiero pedir ayuda para no dejarme resbalar en mi experiencia de fe. Sabes que muchas veces las dificultades y los problemas hacen que no quiera seguir adelante, que no quiera hablar contigo y que me desanime, hoy quiero pedirte que no permitas que esto suceda y que me estés animando con tu poder, con tu ayuda y, sobre todo, con tus bendiciones. Gracias porque siento que en este momento toda tu felicidad recorre mi cuerpo y me llena de ánimo, de ganas de seguir adelante y de lo que requiero para comenzar este día en tu nombre. Gracias por amarme y por hacerme tuyo todos los días. Amén.

  172. Marianela Carrillo

    Que buenas noticias las de Oscar A! Nos sentimos muy felices de escuchar todos los avances y solo nos queda agradecer a Dios porque los sigue llenando de fuerzas para trabajar duro en función de tu recuperación. Sigue adelante Oscar A!

    El Señor es mi pastor

    El Señor es mi pastor,
    nada me falta.

    En prados de hierba fresca, me hace reposar,
    me conduce hacia fuentes tranquilas
    y repone mis fuerzas.

    Me guía por la senda del bien,
    haciendo honor a su nombre.
    Aunque pase por quebradas peligrosas,
    ningún mal temeré,
    porque tú estás conmigo,
    tu bastón y tu vara me protegen.

    Me preparas un banquete
    para envidia de mi adversario,
    perfumas con aceite mi cabeza
    y mi copa rebosa.
    Tu amor y bondad me acompañan
    todos los días de mi vida;
    y habitaré en la casa del Señor
    por días sin término.

    (Salmo 23)

    Siempre los tenemos presentes en nuestras oraciones. Un abrazo

    Marianela y flia.

  173. Mi Señor y mi Dios, hoy te quiero dar gracias por éste nuevo día y por todas las oportunidades que me darás a lo largo de esta jornada. Hoy te quiero pedir de manera muy especial que quites de mi corazón cualquier rastro de resentimiento, no quiero estar recordando lo que otros me hicieron porque eso me daña y me indispone para vivir con gozo y alegría. Dame la capacidad de perdonar y de propiciar buenos sentimientos en mi ser. No quiero ser una marioneta de la ira ni quiero que mi corazón esté lleno de emociones dañinas. Sabes que quiero vivir en paz y armonía tratando de dar lo mejor de mí y construyendo un proyecto de felicidad y de gozo. Que una marea grande de amor y paz invada todo mi ser y eche fuera todo lo malo y me anime a vivir este día con optimismo y esperanza. Gracias porque sé que experimentaré tu presencia que me sana, me libera y me da paz en el corazón. Amén.

  174. Familia Villalobos Marvez

    Hola,

    Hace pocos días una gran amiga compartió esta oración con nosotros y ahora nosotros queremos compartirla con ustedes. Entiendo que esta oración es para pedir aquello que se cree imposible.
    Espero les guste y les ayude a seguir con esa fé y voluntad.
    Con muchísimo cariño,
    La familia Villalobos Marvez

    Acuérdate, Oh Piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, reclamado vuestro auxilio, haya sido abandonado por ti.

    Animado por esta convicción a ti también acudo aunque agobiado por el peso de mis pecados. No desechéis oh Madre de Dios mis humildes súplicas antes bien dígnate a atenderlas. (Pedir) En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

  175. Siempre que pienso en Ti, Señor, mi alma se alegra, mi ser se regocija, la alegría brota desde adentro. Gracias por ser tan grande, porque nunca me abandonas, porque te acercas a mí, porque tiendes puentes en todo momento, porque buscas maneras maravillosas de darme todo lo bueno. Me has dado tanto, mi historia estuvo llena de dificultades, pero siempre conté con tu fuerza y el sostén de tu amor, hubo momentos de dolor que ahora quiero dejar ir, que no voy a perpetuar en mí, los dejo en tus manos; también hubo frustraciones, situaciones que no se dieron, derrotas que debo asumir, te agradezco también por ellas, porque eso me hace consciente de que todavía queda mucho por mejorar, que soy un ser imperfecto y que debo luchar para ser mejor cada día. Gracias por la vida. Amén.

  176. Fabiola y Jose Antonio

    Que alegría haber leído tu post hoy. Bendito sea el Señor de escuchar todas nuestras oraciones. Oscar A, sigue adelante, sigue luchando, la vida es muy hermosa y la tierra aun mas desde el día en que abriste por primera vez tus ojitos, porque personas como tu son ejemplo e inspiración para muchos seres humanos necesitados de la voluntad de lucha. Deseo con todo mi corazón que sigas recuperándote, que sobre todo, tu fe en Dios y en ti mismo siga aumentando cada día.Que tengas todos los días muchas alegrías que aunque parezcan pequeñas, al acumularlas, se conviertan se conviertan en tu sueño mas grande. Que Dios te bendiga y seguiremos pidiéndole a Dios por tu recuperación!!!

  177. Señor, alza la voz, en esta mañana, habla, revela tu voluntad, déjanos escucharte porque nuestro corazón tiene hambre y sed de Ti, lanza esa palabra poderosa que hizo que todo surgiera, esa Palabra que le dio a Moisés la esperanza de la libertad, esa que se sentía en el interior de los profetas y mostraba a todos por dónde pasaba tu voluntad. Aquí está el corazón y el oído atentos, aquí está nuestra vida dispuesta para verte, Dios nuestro, descúbrete, quita el velo que no nos deja verte, muéstrate, revela tu paso por nuestras vidas, déjanos sentir que estás aquí a nuestro lado, porque a veces te buscamos sin encontrarte, hemos estado tratando de hallarte donde no estás. Por eso te pedimos que en esta mañana ilumines nuestra búsqueda, aclares nuestras dudas, fortalezcas nuestra esperanza, animes nuestra fe. Muéstrame, Padre bueno, y guíanos hacia tu Reino. Amén.

  178. Hola Oscar es tú pana comino lamentamos lo sucedido de está tragedia en tú vida esa noticia nos cayó amargamente a toda la familia del club izcaragua los q te conocemos te tenemos un gran apreció eres un muchacho muy joven con futuro por delante le pedimos a dios por tú recuperación ten fe en cristo nuestro señor por sus llagas fuimos sanado y por la sangre derramada en la cruz fuimos perdonado acuérdate de esto y guardarlo en tú corazón saludos para ti y familia estamos pendiente de ti para mi pana mejor conocidos en izcaragua cara e cambur con cariño. Bye.

  179. Bendito seas, Señor!
    Mi Dios, soy consciente que Tú eres Todopoderoso, hay cosas imposibles para mí, porque en este mundo hay tormentas que no puedo calmar, desiertos que no puedo reverdecer, hay situaciones que no puedo cambiar, en fin, me descubro indefenso ante tantas experiencias que me hacen ver que no soy nada si no estás a mi lado, porque allí donde siempre he visto derrotas Tú ves victorias, por eso te alabo, te bendigo Padre, porque no hay nada imposible para Ti, y me lo estás demostrando día a día, Dios amado, no hay nada que no puedas hacer, no hay cadenas que no puedas romper, para Tí no hay oscuridad que no termine en amanecer; levanto mis manos hacia el cielo, para cantarte. Aleluya, porque no hay enfermedad que no puedas vencer. En tu poder no existen límites, en tu capacidad no hay orillas, todo lo puedo en Ti, Señor, que me fortaleces y día a día me lo demuestras. Dame tu Santa Bendición hoy y siempre, no te apartes de mi lado ni un solo instante. Ven, Señor, ven sobre mí. Reconozco tu poder, doy gracias a tu nombre, glorifícate en mi salud y en mi vida. Amén.

  180. Señor, ¡ Tú sabes todas las cosas!
    Lo que necesito y lo que hoy me preocupa.
    A Tí acudo con CONFIANZA.
    Porque, ” si Tú quieres, puedes.”. Amén

  181. Señor, envía tu Santo Espíritu sobre nosotros en este momento, Señor, que desde el inicio de nuestro día estemos llenos, plenos, saturados, Señor, de tu Soplo de Vida. Ven, Espíritu Santo de Dios, y cúbrenos, ven y transfórmanos, ven y danos luz, ven y sostennos porque durante nuestra jornada habrá momentos duros y el miedo de apoderará de nuestros corazones. Ven, Santo Espíritu, Fuerza de Dios y haznos conforme a la voluntad salvadora del Padre, ven y lima la dureza de nuestros corazones, ven y transfórmalo en un corazón de carne, para que seamos nuevos hombres y mujeres, moldeados por Ti, que seamos invitados a una vida, a un nuevo modo de ser y de actuar, para que escuchemos que nos llamas desde la Biblia, que gritas desde la realidad, que susurras desde la historia, para que vivamos según tu amor. Amén.

  182. Señor del amor, infunde en nosotros un corazón nuevo, cambia nuestro corazón de piedra, cambia nuestro egoísmo, transforma nuestra falta de caridad, quítanos el egoísmo, sácanos de la indiferencia, haznos humildes en vez de estar ocupados tratando de impresionar a todos para que sepan que tenemos valor. Danos hoy tu Espíritu, sopla sobre nosotros tu amor y ayúdanos a hacer vida tu evangelio en las palabras que pronunciamos, en las tareas que hacemos, en los problemas que tenemos, en las realidades cotidianas que nos toca vivir. Danos tu Espíritu y séllanos para Ti, afina nuestros oídos para escuchar los clamores de los que viven con nosotros, para saber que te haces presente en medio de los pobres y los que sufren, y que esperas que nos comprometamos de verdad con tu amor. Danos la decisión de ser tus discípulos. Amén.

  183. Señor, te alabo y te bendigo en esta nueva mañana, porque eres bueno, misericordioso y todos los días me llenas de bendiciones. Sí, mi Dios, hoy quiero darte gracias por tu generosidad, que me permita estar bien a pesar de mis miedos, de mis preocupaciones, de mis problemas de salud. Eso me cuestiona en torno a si yo soy generoso con los hermanos con los que vivo y comparto día a día, y se me hace una invitación a abrir el corazón y tratar de vivir a tu manera. Gracias porque eres Tú el que hoy me vas a impulsar con tu Espíritu para que pueda dar lo mejor de mí a todos aquellos que así lo esperan. Gracias por hacerme fuerte ante los problemas y las injusticias y no permitirme darme por vencido antes de luchar y hacer lo que Tú me has mandado. Te amo y te entrego este día seguro de que tu presencia me hará feliz y me devolverá mi salud. Bendice a todos los que amo y no permitas que nadie me aparte de Ti. Amén.

  184. Padre Dios, al volver a hablar contigo después de todo el trabajo que he tenido a lo largo de este día, quiero darte gracias por todas las cosas buenas que me has regalado hoy, en ellas me has mostrado cuanto me amas y todo lo importante que soy para Ti. También te doy gracias por las dificultades y los problemas que tuve porque a través de ellos me enseñas y me das la oportunidad de seguir creciendo en mi vida. Esta noche, cuando me disponga a dormir quiero pedirte que me cuides y veles por mi sueño para que nada malo me suceda. Me pongo en tus manos para dormir con total serenidad y tranquilidad para así poder recuperar las fuerzas que he gastado en este día. Te pido que toques mi corazón y lo prepares para estar listo para todas las tareas que me pondrás mañana. Espero poder mostrarte pronto el fruto de todo el esfuerzo que tenido. Amén.

  185. Francesca Ceppi

    La Gloria y la honra Es para ti Senor. Te pido que seas tu ahora sanando a Oscar A. De esa bacteria para que pueda continuar con su terapia normal. Confio en que Oscar esta en tus manos y sabemos que este proceso Es largo, pero tu nos das la fuerza para salir adelante. Gracias Padre por este dia, que culmine lleno de tu Gloria y Paz. En tu nombre, Amen

  186. Señor, Tú eres la fortaleza de mi vida, el alivio de mi corazón. Tú, mi Dios, me das sosiego, me llenas de valor y sostienes mi existencia en tu amor. Quiero ser completamente tuyo, dejar que tu vida fluya por mis venas, anime mi existencia, dé claridad a mis proyectos y fortaleza a mis pasos. Te presento cada uno de mis sentimientos para que sean purificados por Ti en el amor que me tienes, te presento lo que soy y lo que vivo, lo que tengo, todo lo pongo en tus manos porque sé que no hay mejor lugar. Hazme tuyo, Señor, acéptame como posesión tuya, hazme parte de tu Reino, conságrame para Ti, a tu servicio. También te pido que bendigas a los que amo, que en este día hagas tuya a mi familia, especialmente a mi mamá y mi papá, y a todos los que están pasando por momentos difíciles o se sienten solos. Tú los conoces, Señor, bendícelos en tu misericordia. Amén.

  187. Levantarme en tu presencia y estar contigo es un aliciente que me revitaliza. Señor, soy un afortunado, porque nunca me abandonas y siempre estás a mi lado, aunque cometa errores. En esta mañana no quiero pedir por mí, hoy deseo clamar a Ti, por todos mis hermanos que no te conocen, por aquellas personas que tienen enfermedades terminales y desconoces tu poder y las maravillas que puedes realizar en nuestras vidas. Digno es el cordero de Dios, el que fue inmolado en la cruz, digno eres Tú, Señor, por esos a Ti te honramos por siempre. Soy un hijo de Dios en cuanto te pertenezco y como hijo de un Rey recibo todo aquello que le pido y que es bueno para mí y todos aquellos que no te conocen lo grande que eres. Por eso en estos momentos oro por aquel familiar o amigo, para que te conozca, te ame y te siga. Amén.

  188. Jesús, salvador mío, me ofrezco y me consagro a Tí. Me entrego con infinita confianza a tu misericordia y con la plena certeza de que sostienes mi vida. Tu poder es más fuerte que cualquier problema, por eso me acojo a Ti y te pido que te quedes a mi lado, para sacar adelante cualquier cosa que me proponga alcanzar, durante este día; todo lo puedo en Tí, adorado Señor, porque Tú tienes el poder y la fuerza. Aunque no entiendo lo que me pasa y es difícil aceptar lo que acontece en mi vida, no dejo de creer en Ti. Aunque no actúes como yo lo deseo, sigo confiando en Ti; porque eres un Dios vivo, conoces mi corazón y sabes lo que hay en él, Tú conoces mejor que yo, lo que verdaderamente necesito, por eso te pido que no se haga hoy mi voluntad, sino la tuya, muéstrame el camino de la salvación, para no apartarme de tu amor. Amén.

  189. Dios, todopoderoso y defensor de los que en Ti esperan, nada escapa de tu vista, y con tu amor diriges los destinos de aquellos que nos abandonamos en tus manos. Como levantaste a tu Hijo de la muerte y le diste la gloria de la resurrección, así quiero que vengas y mores en mi corazón, con victoria, para que alientes a esta obra de tus manos, que está sediento de tu amor.Nadie puede amarme con tanta fidelidad como Tú lo haces, Señor, porque permaneces siempre firme en tu palabra, no te apartes de mi lado aunque yo me aleje de Ti y deje de creer en tus promesas. Te doy gracias por todo lo que en este día me permites vivir, todo lo que he hecho lo pongo en tus manos, porque todos los días tengo ganas de ser feliz. Quiero, Señor Jesús, que vivas y reines en mi corazón, ven y quédate aquí, para soportar las duras batallas que diariamente me toca librar. Amén.

  190. Te alabo, Señor, por los primeros rayos del sol, te bendigo por el despertar de un nuevo día, mi espíritu se levanta con el alba para cantar un himno de alabanza con toda la creación que es obra de tus manos. Qué bueno y qué grande es mi Dios, digno de honor, gloria y adoración. Que grande es el Dios que me sustenta, el Señor que sostiene mi vida. En tus manos está mi vida, en tus poderosas manos pongo mi existencia, en nadie más confío mi ser, porque sólo Tú, Señor, tienes una Palabra de poder para cambiar mi lamento, para darle a mi existencia el carácter festivo que tiene tu amor y que procura la misericordia de los hombres. Dame una fé fuerte en este día, soportada en la certeza de tu protección. Haz llover tu Espíritu en este campo de mi existencia, para que reverdezcan en mí los dones y los carismas del Soplo de la Vida. Amén.

  191. Gracias Padre por este nuevo dia de vida que nos regalas. Gracias Padre por todas las bendiciones has puesto en nuestras vidas, la familia, un hogar, los amigos y muchas otras cosas mas. Gracias por la vida de Oscar Alejandro, Padre, gracias porque salio bien de la operacion. Tu eres grande Senor y todopoderoso, la vida de Oscar y la de su familia esta en tus manos, debajo de tu alas que los protegen de todo mal. Senor guarda nuestros pensamientos y emociones, que ninguno lleve al desanimo porque la victoria se acerca cada vez mas. Incrementa nuestra fe y danos fuerzas para manejar todas las situaciones que se presentan en nuestras vidas. Dejanos ver tu gloria y tu poder cada dia mas. Bendicelos Senor!! En el nombre de Jesucristo, el que llevo nuestras enfermedades en la cruz, Amen!

  192. Te bendigo, Dios y Padre de todos, me has hecho llegar al comienzo de este día y tu luz me ilumina para vivir en paz, te abro mi corazón y dejo que me llenes de ganas de vivir y dar lo mejor de mí en este día, con ánimo audaz, para seguir construyendo mi vida. Te doy gracias por darme este nuevo día, y con él, la posibilidad de seguir luchando por mis sueños que Tú sabes cuales son, en Ti están puestas todas mis esperanzas, porque confío plenamente en que no abandonas la obra de tus manos; eso soy, bendito Padre, una creación tuya, con todas las capacidades necesarias para llevar una vida digna y luchas sus batallas. Te ofrezco en este día mi mente, para que ordenes mis pensamientos, que cada uno de ellos estén orientados a la búsqueda de tu voluntad; te ofrezco también mi corazón, para que sanes las heridas que hay en él, y no tengo consciencia. Te doy entero y pleno derecho de disponer de mí. Gracias por haberme cuidado toda la noche. Amén.

  193. Buenas noches Señor Jesús, cuídame y protégeme esta noche, tu palabra me ha recordado que debo alimentarme de Ti para poder vencer en las pruebas de la vida, sé que “El que come tu carne y bebe tu sangre tendrá vida eterna”, “El que come tu carne y bebe tu sangre habita en Ti y Tú en él”, “El Padre que vive en Ti te ha enviado y Tú vives en el Padre, del mismo modo que el que come tu carne vivirá por Ti”. Todo eso lo sé, mi Señor, por eso te alabo y te bendigo, te doy las gracias y me regocijo en esa presencia salvífica permanente con el que manifiestas tu amoroso poder. Gracias por alimentarnos espiritualmente, por enviar grandes efusiones de tu Espíritu para consagrar a tu pueblo para Ti. En esta noche protégeme y cuídame, alimentarme con tu poder, guarda de los peligros de la noche, y ayúdame para continuar el día de mañana con tu fuerza. Amén.

  194. Señor Jesús, sé que estás conmigo esta noche. Infunde en esta noche tu Santo Espíritu sobre mí, Señor. Santifícame y glorifica tu poder en mi vida. Quiero ser un discípulo según tu corazón, quiero que tu luz brille en mí. Estoy dispuesto a darte todo, porque todo me diste. Aquí con lo poco que tengo, sabes que en mi barca no hay oro, ni espadas, sin embargo, Señor, vienes a llamarme para seguirte. Aquí estoy, tengo poco que dar, pero el corazón más que dispuesto. Aquí estoy, tengo ganas de amar y de gastarme por tu proyecto porque sé que vale la pena, que llene la felicidad. Dame oídos atentos a escucharte, dame ojos claros para verte, dame la posibilidad de estar siempre dispuesto para descubrirte presente en todo. Guíame, lléname de Ti y de todo lo bueno que sólo Tú puedes darme. Dame, en esta noche, tu compañía, protección, salud y el descanso seguro a tu lado. Amén.

  195. Buenos días, Señor.

    Un nuevo día que me regalas.
    Gracias con toda la fuerza
    de que soy capaz.
    Gracias por este nuevo amanecer.
    Gracias por este nuevo empezar.
    Gracias por tu presencia
    que me acompañará en toda la jornada.
    Quiero comenzar este nuevo día
    con entusiasmo,
    con alegría reestrenada,
    con ilusión nueva.
    Me da seguridad el saber
    que Tú estas a mi lado:
    en mi familia, en mis amigos,
    en la gente con la que me voy a encontrar,
    en mi propia persona.
    Te ofrezco mi trabajo de este día.
    Que mi esfuerzo sea fecundo,
    sirva para la felicidad de los demás
    y me ayude a encontrar mi propia paz.
    Que, con mi trabajo, mi día sea un pedacito
    del mundo que busco y sueño.
    Ayúdame a llenarlo de entrega y amor.
    Señor, que hoy viva de tal manera
    que cuantos se acerquen a mi
    descubran tu presencia y tu ternura.
    Buenos días, Señor.

  196. Dios todopoderoso,
    dador de la salud
    y remedio de todos los males,
    concede tal seguridad de tu presencia en
    en Oscar Alejandro,
    que pueda tener plena confianza en ti,
    a fin de que, envuelto en tu amor
    y en tu poder,
    pueda recibir Oscar Alejandro Santamariña,
    la salud y la salvación, según tu libre
    voluntad, en medio de sus sufrimientos
    pongo en ti mi confianza.

    Padre misericordioso,
    tu que conoces hasta donde llega la buena
    voluntad del hombre,
    tu que nunca niegas el perdón a los que
    acuden a ti,
    compadécete de tu hijo Oscar Alejandro,
    te pedimos que,
    ayudado por la oración de nuestra fe,
    se vea aliviado en su cuerpo y en su alma,
    obtenga el perdón de sus pecados
    y sienta la fortaleza de tu amor.

    Señor Jesucristo,
    redentor de los hombres,
    que en tu pasión
    quisiste soportar nuestros sufrimientos
    y aguantar nuestros dolores,
    te pedimos por Oscar Alejandro, que esta enfermo:
    Tu, que lo has redimido,
    aviva en el la esperanza de su salvación
    y conforta su cuerpo y su alma.
    Tu, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amen.

  197. ¡OH Niño Jesús de la Salud!
    Creo en la bondad infinita de
    tu corazón. Remedia esta necesidad
    en que me encuentro.
    Remedia esta pena que me agobia.
    ¡OH amabilísimo Niño Jesús!, que dijiste:
    “Pedid y recibiréis”; dígnate escuchar
    benignamente la súplica que te hago en
    esta necesidad y concédeme
    favorablemente la gracia que solicito, si
    es para mayor gloria tuya y bien de mi
    alma.
    Así sea.

  198. Mi Señor Jesús, yo creo que me amas mucho. Te alabo y te rindo culto como mi único Salvador y Maestro. Te pido que estés presente en la intervención quirúrgica que me van a practicar hoy y cures mi enfermedad, dame una curación completa y hazme libre. Pon tus manos heridas sobre mi cabeza y deja que tu poder sanador se filtre a través de mi cuerpo, deja que mis órganos enfermos experimenten el magnífico poder de tu toque sanador. Dame fuerza, Oh Señor, para que pueda ir por tus caminos y llevar a cabo todos mis deberes y obligaciones de acuerdo a tu Santa voluntad. Alabado seas Jesús. Gracias Jesús. Aleluya.

  199. Señor, Tú eres la plenitud de la vida. Tú eres la Resurrección y la Vida.
    Tú eres, Señor, la salud de los enfermos.
    Hoy quiero presentarte todas mis enfermedades porque Tú eres el mismo ayer, hoy y siempre y Tú mismo me alcanzas hasta donde estoy.
    Tú eres el eterno presente y Tú me conoces…
    Ahora, Señor, te pido que tengas compasión de mí.
    Visítame a través de tu Evangelio para que todos reconozcan que Tú estás vivo en tu Iglesia hoy; y que se renueve mi fe y mi confianza en Ti.
    Te lo suplico, Jesús.
    Ten compasión de mis sufrimientos físicos, de mis heridas emocionales y de cualquier enfermedad de mi alma.
    Ten compasión de mí, Señor. Bendíceme y haz que vuelva a encontrar la salud.
    Que mi fe crezca y me abra a las maravillas de tu amor, para que también sea testigo de tu poder y de tu compasión.
    Te lo pido, Jesús, por el poder de tus santas llagas, por tu santa Cruz y tu preciosa Sangre.
    Sáname, Señor. Sana mi cuerpo, sana mi corazón, sana mi alma.
    Dame Vida y Vida en abundancia.
    Te lo pido por intercesión de María Santísima, tu madre, la Virgen de los Dolores, la que estaba presente, de pie, cerca de la cruz.
    La que fue la primera en contemplar tus santas llagas y que nos diste por Madre.
    Tú nos has revelado que ya has tomado sobre Ti, todas nuestras dolencias y por tus santas llagas hemos sido curados.
    Hoy, Señor, te presento en fe todas mis enfermedades y te pido que me sanes completamente.
    Te pido por la gloria del Padre del cielo, que también sanes a los enfermos de mi familia y a mis amigos.
    Haz que crezcan en la fe, en la esperanza, y que reciban la salud para gloria de tu Nombre.
    Para que tu Reino siga extendiéndose más y más en los corazones, a través de los signos y prodigios de tu amor.
    Todo esto te lo pido, Jesús, porque tú eres Jesús.
    Tú eres el buen Pastor y todos somos ovejas de tu rebaño.
    Estoy tan seguro de tu amor que aún antes de conocer el resultado de mi oración, en fe, te digo: Gracias Jesús, por lo que Tú vas a hacer en mí y en cada uno de ellos.
    Gracias por las enfermedades que Tú estás sanando ahora, gracias por los que Tú estás visitando con Tu misericordia. Amén.

  200. Mi Dios, cúbreme en tu amor, derrama la abundancia de tu gracia en mi existencia, que sea tu Espíritu Santo el que se apodere de mí y el que llene los vacíos de mi corazón, esos que, deambulando, no he podido llenar. Señor, inspírame la fuerza, las ganas de seguir luchando por la vida y por mi salud, porque he dudado de mis energías, de lo que puedo lograr, de los proyectos que me he trazado, por eso, Dios de la vida, te pido que me des lo que requiero para salir adelante, para ser de los que van por el mundo venciendo en tu Nombre poderoso, transforma lo que soy y hazme tuyo, quiero vivir en tu amor y para amar a los que diariamente se relacionan conmigo, déjame seguirte y ser como Tú, déjame estar lleno de cosas lindas, para brindarle a todos lo que Tú obras en mi. Gracias por este día y sé que estarás a mi lado en todo momento para que todo salga bien. Sagrado corazón de Jesús en vos confío, dulce y tierno corazón de María sé la salvación del alma mía. Amén.

  201. Dios vivo y verdadero, tu Palabra me da vida, ilumina mi mente y mi corazón para estar siempre atento a ella. Dios de justicia y de paz, tu Palabra me llena de fe para continuar por el camino de la vida con alegría y entusiasmo. Dios de luz y sabiduría, tu Palabra me llena de esperanza para cumplir con serenidad tus mandamientos. Dios de clemencia y bondad, tu Palabra llena de amor a mis hermanos. Cuida a los que me rodean y me atienden en el hospital, cuide y protege a todos mis seres queridos. Por todo ello te pido, mi Señor, que me abras los oídos para estar siempre atento a tu voz y despiertes mis labios para proclamar con sabiduría, paz y alegría el mensaje de salvación que nos has revelado en tu Hijo amado Jesucristo quien contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

  202. Dios de amor, en el camino de la vida son muchas las situaciones en las que nuestra fe es puesta a prueba, hoy quiero pedirte que me regales la fuerza de tu Espíritu Santo para que, renovado el hombre interior, mi proceso de conversión permanente siga con paso firme hacia la medida del amor que nos fijaste en tu palabra. Quiero, Señor, guardar tus mandamientos, compartir la alegría de tu resurrección con mis hermanos. Te pido con humildad que me ayudes a vivir con la paz que me da saber que me amas y me cuidas. Derrama una fuerte efusión de tu Espíritu sobre esta iglesia tuya que ora, por aquellos que están en distintos lugares del mundo clamando bendiciones para que vivas y reines en nosotros. Haz tu voluntad poderosa en nuestra existencia y muestra tu poder que es más grande que todo. Amén.

    Sigue caminando en tu proceso de conversión, hoy Dios te pedirá que dejes algo no conviene. Feliz día!

  203. Maritza Rendon

    Dios mío, qué grande es tu amor y qué pequeña es mi fe, te doy gracias porque un día pude conocer tu evangelio, porque por el trabajo de tu iglesia, el pan de tu evangelio se ha multiplicado a lo largo de los siglos. Dame, Señor, un corazón nuevo, para poder vivir con alegría cada signo de tu amor, para que los pequeños milagros no pasen desapercibidos en mi vida. Verte actuar aumente mi fé, ver tu poder en acción me asombra y me maravilla; quiero verte, quiero descubrirte en cada instante. Te amo, Señor, y te necesito. Ven, Espíritu Santo, lléname de tu fuerza. Te entrego mi corazón, te entrego mi vida, te entrego todo mi ser. “Una cosa he pedido a Yahveh, una cosa estoy buscando: morar en la Casa de Yahveh, todos los días de mi vida, para gustar la dulzura de Yahveh y cuidar de su Templo”. Amén.

    No pierdas la esperanza, abre tu corazón al Señor.

  204. Maritza Rendon

    Dios de justicia y de paz, qué bueno es conocerte, que agradable es contarme dentro del grupo que te alaba y te bendice, sé que este regalo de la fe me lo diste por puro amor, te pido que me permitas fortalecer esa fe en el ejercicio diario de la esperanza y el amor. Dios Santo, Dios bueno y Justo, te pido también por todas las personas que aún no han podido tener la oportunidad de conocer tu Evangelio, la Buena Noticia de tu salvación. Te pido por la iglesia que peregrina en el mundo, para que, fiel a tu palabra, siga condensando su fe con valentía a través de los sacramentos, del anuncio de tu Palabra y del compromiso social. Quiero que mi vida sea manifestación de tu amor, quiero ser iglesia de verdad, que mis opciones sean santas como eres Santo, Señor. Te confío mi día de hoy. Amén.

  205. Maritza Rendon

    A pesar de los problemas que vivimos estamos bien y tenemos muchas experiencias positivas en nuestro corazón. Hay muchos motivos para agradecerle a Dios su presencia para gozarnos su amor. Si hacemos un rápido inventario de lo bueno y lo malo que pasa en nuestra vida, estoy seguro que son muchas más las cosas buenas que has tenido y tienes en la vida. Pero nos enfocamos en las malas que nos suceden y dejamos que éstas oscurezcan la vida toda. Las situaciones de dolor tienen una gran fuerza que nos acobarda. Por eso hoy te propongo vivir un día centrado en tantas bendiciones que Dios te ha dado, que tengas la tranquilidad de comprobar cómo en tu vida hay muchas más bendiciones que problemas. Creo que se trata de una decisión, de una manera de vivir y actuar. No hay que tener miedo a las dificultades, hay que aceptarlas y vivirlas con total firmeza, pero debemos darle a cada una de esas situaciones el peso y el tamaño que tienen, sin dejar que su presencia nos haga creer que todo está perdido. Al levantarnos tenemos que tener un pensamiento positivo, una palabra positiva y una acción positiva. Querer siempre iniciar el día con la seguridad de que por lo menos vamos a a aportarle bondad y amor. Oro por ti: Padre Dios, te suplico que abras el entendimiento de este hermano que hoy lee esto y le hagas sentir todas las razones que tiene para ser feliz. Ayúdale a descubrir que su vida está llena de bendiciones y que pueda disfrutarlas. Amén.

  206. Maritza Rendon

    Te alabo y te bendigo por todas las maravillas, que Tú, Señor, has hecho para mí y para los que te amamos. Te alabo y te bendigo por habernos creado y darnos todo lo que necesitamos para ser felices. Te alabo y te bendigo por cada una de las personas que has puesto a mi lado y que son manifestación de tu amor. Te alabo y te bendigo por todas las acciones poderosas que que a lo largo de este día me permitirás. Que tu mano poderosa me sostenga y me permita transitar firme por los caminos tormentosos de la vida, que no caiga a pesar de los embates de la maldad y de la envidia. Que hoy al llegar la noche pueda seguir con este gozo que me hace alabarte y bendecirte una y otra vez por todo lo que me has dado y he podido gozar. Confío en tu bendición y me declaro feliz en este día. Amén.

  207. Maritza Rendon

    LA SENDA DE LA VIDA
    La vida es como un sendero lleno de curvas y desvíos. Los entretenimientos pueden conducir a las arenas movedizas del pecado; y las filosofías pueden formar caminos que terminen en un lodazal de ideas confusas. Incluso la mejor ruta no es toda de prados soleados y tranquilos riachuelos. A veces, es posible que tengamos que viajar por terrenos rocosos o valles oscuros. La única manera de estar seguros de que estamos andando bien, es seguir a uno que conozca el camino perfectamente.

    Dios es el Guía perfecto y de servicio ininterrumpido. Nadie puede descarriarse si anda por los caminos que Él elige. Piense en que Él le creó con amor para vivir en este tiempo y este lugar. El Señor cuida sus pasos, porque Dios desea ver cumplido el propósito de usted, y el plan de Él realizado por medio de su vida (Pr 3.5, 6).

    Por tanto, Él promete enseñar a quienes le siguen (Sal 25.12). Cuando Dios advierte a sus hijos que se alejen de un desvío tentador, es porque Él ve los peligros que acechan en ese camino.

    Hay una correlación entre ignorar la guía de Dios y terminar en dificultades. Quien tropieza y pierde el rumbo es porque ha confiado en su propio “sentido de orientación” —en sus emociones, deseos, o interpretación personal de moralidad. Es decir, estuvo persiguiendo lo que le hacía sentir bien o le parecía correcto, en vez de buscar la voluntad del Señor.

    Dios ha trazado el camino delante de usted. Él está consciente de cada obstáculo y pozo cenagoso, y sabe exactamente qué desvíos le tentarán. Además, Él se ha comprometido a caminar a su lado como Guía y Consolador, para que no enfrente solo los giros y vueltas de la vida.

    Jeremías 10:23-24
    Nueva Versión Internacional (NVI)
    Oración de Jeremías
    23 Señor, yo sé que el *hombre
    no es dueño de su destino,
    que no le es dado al caminante
    dirigir sus propios pasos.
    24 Corrígeme, Señor, pero con *justicia,
    y no según tu ira, pues me destruirías.

    Feliz día.

  208. Maritza Rendon

    En tu presencia, Oh Dios, dador de todo bien, me postro para darte gracias por este nuevo año. Mi corazón palpita lleno de sueños y esperanzas, de ilusiones y alegrías. ¡TÚ LO PUEDES TODO, SEÑOR!

    Abro mi corazón y las puertas de mi hogar para que Tú entres y camines conmigo.
    Quédate en el corazón de mi familia. En mis padres, hermanos y amigos.
    Quédate en el campo de trabajo. Ilumina mis relaciones personales, que estén fortalecidas por la sinceridad, honestidad, justicia y afabilidad.
    Dame la serenidad y prudencia en mis decisiones, y proyectos. Que todo lo que inicie cada día de estas 366 jornadas, estén acompañadas y bendecidas por Tu Sabiduría.
    No permitas que pierda mi entusiasmo, mi alegría, y abandone mis sueños y esperanzas. Quiero ser cada día, un mejor hijo (a) tuyo. Si en algún momento la tristeza embarga mi corazón: Sé Tú mi alegría. Si mi salud se debilita, dame la fortaleza de perseverar y confiar en Ti
    Si el camino se hace duro y las espinas y abrojos se cruzan en mi débil historia, no me dejes sólo (a), cuento contigo, y Tú cuentas conmigo. Te Necesito, Te Alabo, Te Bendigo, Te Doy Infinitas gracias, porque Tú eres mi Padre y mi compañero en la senda que me he trazado para este año del 2012. Si al llegar al final de este nuevo año, no puedo celebrar con mis hermanos, solo quiero vivir este tiempo dejando en el corazón de mis seres queridos, las huellas del amor y del bien que hice en tu presencia.

    Bajo el amparo de la Santísima Virgen María, en la advocación del Amor Hermoso, me pongo en tu presencia y abro mi corazón a este nuevo caminar.
    FELIZ AÑO.

    Monseñor Alirio López Aguilera

  209. Federico Sucre

    Querido Oscar,

    De parte de la familia Sucre Carrasquero, te mando mis mejores deseos para este nuevo año. Todos hemos pensado mucho en ti en los últimos meses y estamos muy pendientes de tu recuperación. Recordamos con mucho cariño los años de amistad y de experiencias inolvidables que vivimos en La Salle. Esperamos verte en un futuro no muy lejano. Mucha fuerza y salud. Que el 2012 sea un año lleno de vida y prosperidad para ti y tu familia.

    Un abrazo grande,
    Federico

  210. Al comenzar el tercer día del mes te doy gracias por hacerme consciente de que necesito actuar con decisión y confianza. Puedo alcanzar los sueños que tengo en mi vida, pero para hacerlo tengo que ser capaz de enfrentar las dificultades y los problemas que se presentan, siempre teniendo la certeza de tu compañía y de tu ayuda, mi Señor. Ahora, al comenzar este día quiero entregarte todos mis planes, te suplico que seas Tú quien abras camino para mí y quien me ayude a que esos planes se puedan realizar de la mejor manera. Te pido que bendigas de manera especial a todos aquellos que me van a ayudar en la realización de estos sueños y que también seas Tú la luz que ilumine a aquellos que, viviendo en la oscuridad de la envidia, tratan de dañarle a los demás la realización de sus sueños. Te alabo y te bendigo. Amén.

  211. De nuevo estamos, Señor, junto a Ti para iniciar un nuevo mes y un nuevo año, y de nuevo abrimos todo nuestro ser para que tu poder lo invada todo y nos dé el impulso que necesitamos para comenzar con toda esta experiencia. Sabes, mi Dios, que tengo dificultades, miedo, sensaciones de impotencia frente a muchas situaciones que han venido pasando en mi vida y que lo único que puedo hacer en este momento es abandonarme en tus manos, sabiendo que puedo confiar en Ti y que siempre quieres lo mejor para mí. Te pido que me hagas sentir que me proteges para que pueda tener la seguridad que se requiere al comenzar todo proyecto. Te doy gracias por cada una de las experiencias que voy a vivir a lo largo de este mes y desde ya me emociono, porque sé que en muchas de ellas veré tu Gloria y experimentaré el infinito amor que tienes por mí. Dame tu Santa Bendición. Amén.

  212. Padre Dios, gracias por este nuevo año 2012!
    Mi Señor, gracias porque en este nuevo día y nuevo año sé que cuento con todo tu apoyo para salir adelante con mi salud y mis planes a futuro. Gracias por la vida que me has dado. Ella es un don tuyo, fuiste Tú el que decidiste llamarme a la existencia, y lo hiciste por amor, por eso te doy gracias. Pero aún más, te doy gracias porque a lo largo del tiempo que he estado aquí, me has vuelto a mostrar las razones por las que tengo que estar enamorado de la vida. Me has hecho consciente de que en medio de los dolores que vivo hay muchas razones para gozar y para reír con todas las ganas, te entrego cada uno de los pensamientos que tendré en mi mente hoy, que todos ellos sean una oportunidad de alabarte y de bendecirte. Gracias por todas las bendiciones que mañana me vas a permitir vivir. Gracias, mi Señor y mi Dios, por todas las bendiciones que estás derramando sobre todos aquellos que amo y que son importantes para mí. Gracias por los padres y la familia que me diste. Amén.

  213. Señor, aquí vamos, Señor de la vida, cosechando las siembras de otros tiempos y sembrando lo que algún día estaremos cosechando para vivir. Toda etapa de la vida repite este ciclo y nos vemos con las manos llenas de lo que hicimos en el pasado, y muchas veces tirando al suelo las semillas de cosas de las que no somos conscientes si las vamos a querer o a necesitar en el camino de la vida. Necesitamos mucho de ti, para no perdernos en ilusiones pasajeras mientras mientras que en el camino no vamos construyendo eso que soñamos. Te pedimos que el camino de nuestra vida esté lleno de las cosas que más necesitamos, de las que más hemos soñado y anhelado, como fruto de esfuerzo de todos los días. No nos regales el cumplimiento de nuestros sueños, regálanos la fuerza y la determinación para hacerlos realidad.

  214. El amabilísimo Corazón de Jesús es una hoguera de amor.
    Ama al Padre celestial con amor eterno, inmenso e infinito.
    Ama a su Madre sin límites ni medida, como lo demuestran las gracias inconcebibles con las que la ha colmado. Ama también a la Iglesia….Finalmente, nos ama a todos y a cada uno, como su Padre lo ama a El. Por eso todo lo hizo y lo sufrió todo para liberarnos del abismo de males en los que el pecado nos había arrojado, y para hacer de nosotros hijos de Dios, miembros de Cristo, herederos de Dios, coherederos del Hijo, poseedores del mismo reino que el Padre ha dado a su Hijo.

    San Juan Eudes (Lect. No. 43)

  215. Ven, Espíritu Santo, Espíritu de amor, Espíritu de fortaleza, Espíritu de profecía y llena nuestros corazones con tu verdad para ser testigos fieles del evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Ven, Espíritu Santo que llena de dones y sopla tu plenitud sobre nosotros. Ven, Espíritu que hablaste por los profetas y que animaste el corazón de quienes deciden ser instrumentos de la acción poderosa del amor. Ven, Espíritu, ven, te necesitamos para iniciar el día, para que selles para Ti nuestros labios y que se cierren a la ofensa, a la injuria, al desprecio; sella nuestras mentes y saca de ahí los pensamientos que desdibujan la imagen y semejanza del Padre Dios, ven y sella nuestros corazones y que sus sentimientos sean puros y dignos de tu amor. Ven, Espíritu Santo, ven, derrámate con fuerza sor en nuestras existencias. Ven Espíritu Divino, acompáñanos hoy y siempre. Amén.

  216. Señor, todos los días cuando me pongo delante de Ti para hablarte de mi vida, te propongo mis necesidades y mis deseos, hoy lo quiero volver a hacer porque tengo muchas necesidades y deseos. Necesito tener cada vez mejores y mayores recursos de todo tipo para alcanzar las metas que tengo en mi vida. Deseo poder alcanzar todos mis ideales. Para todo ello requiero de tu ayuda. Sabes que doy lo mejor de mí para lograrlos, pero también sabes que con eso no alcanza y que requiero de tu poder, de tus bendiciones para alcanzarlas. Sabes cuales son los deseos y las necesidades más importantes que hay en mi vida y te lo entrego en este momento para que me ayudes a hacerlo realidad. Gracias, porque sé que lo harás por todo el amor que me has mostrado en mi historia personal. También te pido que me protejas hoy. Sé que estaré en tus manos. Amén.

  217. SIEMPRE ESTARAS- MARCELA GANDARA

    Siempre, siempre estarás, de la mano tu me llevaras
    Siempre siempre estarás, tu favor me cubrirá
    Siempre siempre estarás, de la mano tu me llevaras
    No me dejaras, conmigo tu estaras.

    Si estas conmigo yo no debo temerle a nada
    Pues Mi refugio esta en tu amor,en tu morada
    Confiado viviré, en tu paz descansaré

    Dios esta y siempre estara contigo. Sigo pensando y orando por ti Oscar A. y por toda tu familia. Eres un grande Oscar A, se que nada te detendra, porque eres decidido y fuerte! Te amo, Dios siempre esta contigo. Sigue creyendo y confiando en Dios!!! El ha estado durante tu recuperacion y vemos tus resultados con gozo!! Feliz navidad :*

  218. Dicen que Tú eres siempre joven, que tu juventud no termina, sin embargo, eres Dios sabio y justo. Cuánto diera por poder lograr el mismo equilibrio en mi. Vivir cada día con calma, no aumentarle angustias ni afanes, saber que cada día trae el suyo. Y así con los días, también con los años, con las etapas, con las edades. Te pido me permitas disfrutar la vida en cada momento. En los momentos de euforia, cuando comparto con mis amigos y todos reímos y nos alegramos. Y en los momentos de seriedad, cuando debo tomar decisiones, cuando debo responder por las cosas que he hecho, cuando debo reconocer mis errores o mis fallas. Que todo sea para mí un toque de la vida, una bendición de tus manos, porque con cada momento me voy haciendo, voy eligiendo quien soy, voy decidiendo quién quiero ser. Amén.

  219. Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este cuerpo que somos, por este cuerpo que tenemos. Bendito seas por todas sus facultades, por todo lo que puede sentir, por lo que podemos lograr con él. Bendito seas por cada una de sus formas, por cada una de las pequeñas diferencias que tiene comparada las demás personas que ocupan el planeta. Bendito seas, por la manera como este cuerpo también nos ha dado características de personalidad. Bendito seas porque lo inspiraste con una vida, y esa vida sucede en nosotros a cada segundo, a cada instante, y esa vida es una página en blanco esperando por ser escrita con nuestras propias manos, con nuestros pies y con nuestros actos y decisiones de todos los días que gritaremos con nuestras con nuestra vida, Señor. Amén.

  220. Querido Oscar Alejandro, hoy hace un mes de tu cumple y hoy te regalo el Espíritu de la Navidad para sigas adelante en tu recuperación.

    Que el Espíritu de la Navidad inunde nuestros corazones y nos hagamos concientes que somos Amor, imagen y semejanza del Creador, uno con El.

    Hablar sobre el Espíritu de la navidad es hablar de Dios, de ese espíritu Divino que viene al mundo, para Nacer en un momento en que es necesario marcar una pauta Grandiosa para la Humanidad y cambiar positivamente el curso de todo hacia la realización de un mejor mundo que este más cerca de la Verdad, es decir, Dios….

    Pero hablemos en detalle, la palabra Navidad y Natividad vienen de Nacimiento, lo que nos indica que lo que celebramos es el comienzo de una nueva vida.

    Se trata del nacimiento de un nuevo ciclo, de un nuevo orden en la Madre Naturaleza, de una nueva forma de ver el mundo y sus circunstancias, de un nuevo hombre, de un nuevo amanecer, se trata del Nacimiento de Jesús el que más tarde llamaremos Jesucristo el Hijo predilecto del Padre Celestial, el cual en su camino nos marca la senda por la cual, si así lo decidimos, alcanzaremos la Gracia de estar en el Paraíso Celestial con él y con todos sus seres celestes.

    Esta fecha nos invita a reflexionar sobre nuestros propios ciclos, para que acabemos con lo que nos hace infelices o no nos aporta nada a nuestras vidas y comencemos otro con fe y esperanza. Quienes no se renuevan corren el peligro de envejecer por dentro, quienes no aceptan que Jesus es el Salvador y se niegan a ver su poder sobre todos nosotros están a riesgo de perderse la bendición de la vida eterna.
    Los invito, en esta fecha tan especial, con el comienzo del 2012 a tan pocos dias, a que todos hagamos una oración por los seres que mas lo necesitan. Los que viven su infancia sin esperanza, los hombres que no sienten amor en su corazón, las mujeres golpeadas y abusadas que no encuentran el valor para romper los ciclos de violencia, por todos ellos oremos. Si la fuerza de la oracion no los libera, nada lo hara.

    Gracias por acompañarnos y dejar que los Ángeles de Dios guíen tu vida y que el Infinito Poder de la Luz Llene tu vida de la presencia de Dios

  221. Señor, estoy aquí, soy tu hijo, soy el hijo de tu sierva. Tú, Señor, me has buscado y me has escontrado, y no hay nada que haya podido hacer para huir de tu presencia, que todo lo baña, que todo lo llena de vida y de razones para encontrar ahí las semillas de la alegría. Aquí estoy y aquí estás Tú, irradiando siempre tu bondad, tu luz que nos permite ver la vida tal cual es, que nos protege. Gracias por eso, por darle luz a nuestra vida, por mostrarnos las cosas como son, por dejarnos encontrarnos con la realidad, tal como ella es, con tus bendiciones y con sus crueldades, frente a las que no podemos ser ingenuos. Acompaña, Señor, nuestro caminar, ven con nosotros y de nuestra mano ayúdanos a tener siempre los ojos abiertos, a darnos cuenta de lo que hay dentro y fuera de nosotros, y de todo lo que podemos hacer con este regalo maravilloso de la vida. Amén.

  222. Todos los días están las calles llenas de personas que se aprietan en los buses para ir a estudiar, a trabajar, y a buscar la forma de progresar en esta vida para poder trabajar y ganar el pan con que alimentarnos. Tú, Señor, los conoces a todos, tú conoces la profundidad de sus corazones y la intención con la que todos los días se despiertan, son esas historias de lucha y de pasión, de sacrificio diario por los que aman, por darles lo que les parece mejor. En medio de todas esas historias que muchos hijos desconocen se esconden grandes heroísmos por los que todos deberíamos estar orgullosos y por los que muchos de nosotros hemos podido llegar a donde estamos. Que todas las cosas que han hecho nuestros padres no queden en el olvido. Tú que conoces nuestra vida y que conoces todo lo que somos, enséñanos a ser agradecidos con ellos. Amén.

  223. Hola, Señor, aquí estamos, con el corazón en la mano acercándonos a ti, con todo lo que pensamos todos los días. Que bueno este ejercicio de confidencia diario, de confianza absoluta en ti, que todo lo sabes y todo lo escuchas. Enséñanos a vivir en confidencia con las personas que amamos y con las que vivimos todos los días. Ayúdanos a ir descubriendo los mejores momentos, los mejores espacios, para mejorar nuestro diálogo y nuestra comunicación con nuestra familia. Nos hace mucha falta hablar más, no en tiempo, sino en profundidad. Muchas de nuestras familias, Señor, estamos viviendo todos los días, pero no hablamos de las cosas importantes de lo que va pasando en nuestro corazón. No permitas que seamos extraños en medio de nuestra familia, no permitas que reine el silencio, sino que la confianza sea la regla de oro en nuestra relación. Amén.

  224. El amabilísimo Corazón de Jesús es una hoguera de amor. Ama al Padre celestial con amor eterno, inmenso e infinito. Ama a su Madre sin límites ni medida, como lo demuestran las gracias inconcebibles con la que la ha colmado. Ama también a la Iglesia…Finalmente, nos ama a todos y a cada uno, como su Padre lo ama a El. Por eso todo lo hizo y lo sufrió todo para liberarnos del abismo de males en los que el pecado nos había arrojado, y para hacer de nosotros hijos de Dios, miembros de Cristo, herederos de Dios, coherederos del Hijo, poseedores del mismo reino que el Padre ha dado a su Hijo.

    San Juan Eudes (Lect. No. 43)

  225. Hoy clamo a Ti, mi Dios, porque es la única manera de sentir paz en mi corazón, te necesito, Señor, en este instante en que las preocupaciones parecen doblegarme, levanto mis manos y doblo mis rodillas para clamar al cielo tranquilidad, esa que me ha faltado para poder tomar las mejores decisiones, déjame encontrarte en la oración, Señor, no puedo seguir si no te tengo batallando conmigo. Dueño de la vida, ven aquí, escucha mi oración, devuélveme la esperanza, siento que la indecisión puede más que yo, quiero darte la autoridad en mi existencia, para que vengas a calmar esta tormenta por la que estoy pasando. Eres grande, poderoso, fuerte, majestuoso, lo eres todo. Estoy sediento de tu amor y que en tu grandeza, puedas otorgarme la bendición que he venido a clamar, sólo Tú lo puedes hacer. Amén.

  226. Señor, escucha nuestra oración y concédenos que así como celebramos tu victoria sobre la muerte en la resurrección, así también vivamos según esa fe. Que soportados por esa certeza demos las batallas que sean necesarias en esta jornada, con el corazón siempre valiente y dispuesto. Sella nuestro ser con el poder de tu Espíritu Santo y haznos completamente tuyos en todo lo que hagamos, para que no existan incoherencias en nuestras vidas. Que tu Espíritu de Verdad habite en lo profundo de nuestro corazón, enciende en nosotros el fuego de tu amor, y nos prepare para asumir el disipulado con transparencia y radicalidad. Bendice nuestros trabajos, llena de tu presencia nuestras familias, fortalece en Ti nuestro ser. Ven y quédate en todo nuestro día, queremos estar siempre en tu presencia y que habites en nosotros siendo el Rey de nuestra historia. Amén.

  227. Señor, tu amor y tu fuerza están conmigo. Comprendo que sin Ti mi vida no tiene mucho sentido. Entonces, vuelvo a hacer la declaración de amor de siempre. Hoy, cuando estoy amaneciendo en un nuevo día y cuando me voy dando cuenta de que tienes tantas bendiciones para mí, quiero decirte que estoy agradecido por todo lo que haces día a día en mi vida. Quiero pedirte perdón por las veces en las que no me acuerdo de Ti, ni te busco. Disculpa mis distracciones y pérdidas de atención. Quiero pedirte que muestres tu amor. Hoy tengo tareas y situaciones en las que necesito que te hagas presente y me muestres que soy importante pata Ti. Te pido por los que amo y están viviendo momentos duros; no quiero que ellos sufran, ni estén perdiendo su paz y no puedan hacer su proyecto de vida. Ayúdales a ser felices. Amén.

  228. Señor, hoy te necesito, hoy necesito que entres a mi vida con toda tu fuerza, alegría, paz, serenidad y me llenes de lo que eres. Tú sabes, mi Señor, que te amo y que cuando estás en mí, cuando te logro experimentar me siento feliz y dichoso y puedo vivir tranquilamente. Quiero liberarme de tantas cosas que no necesito pero que se han hecho mías y me atracan la vida. No quiero ser codicioso, ni quiero andar atesorando lo que no uso ni quiero. No permitas que me vuelva un ser amargado y triste por no tener lo que otros tienen. Quiero poder disfrutar tus dones y alegrarme por los dones que le das a otros. Confío en que me darás lo que necesito para ser feliz y ahora me harás estar tranquilo y sereno para iniciar este nuevo día. Gracias por tu amor y porque me haces consciente de mis debilidades y fragilidades. Estoy convencido de que sólo puede seguir adelante porque tú estas. conmigo. Amén.

  229. Hola, Señor, buenos días, aquí estamos, con el corazón en la mano acercándonos a ti, con todo los que pensamos todos los días. Qué bueno éste ejercicio de confidencia diario, de confianza absoluta en ti, que todo lo sabes, todo lo escuchas y todo lo puedes. Enséñanos a vivir en confidencia con las personas que amamos y con las que vivimos todos los días. Ayúdanos a ir descubriendo los mejores momentos, los mejores espacios, para mejorar nuestro diálogo y nuestra comunicación con nuestra familia. Nos hace mucha falta hablar más, no en tiempo, sino en profundidad. Muchas de nuestras familias, Señor, estamos viviendo todos los días, pero no hablamos de las palabras importantes de lo que va pasando en nuestro corazón. No permitas que seamos extraños en medio de nuestra familia, no permitas que reine el silencio, sino que la confianza sea la regla de oro de nuestra relación. Amén.

  230. Acuérdate, oh misericordiosísima Virgen de Guadalupe, que ninguno de los que han acudido a tu protección, implorando tu asistencia y reclamando tu socorro ha sido abandonado por tí. Animado con esta confianza a tí acudo, Oh Virgen Madre! y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante tu presencia soberana. No deseches Oh Madre de Dios! mis humildes súplicas, antes bien inclina a ellas tus oídos y dignate atenderlas favorablemente. Amén.

    Cinco Ave Marías…in gratitude por las cuatro apariciones a Juan Diego y una a Juan Bernardino.

  231. Oscar Alejandro una Oración de la Virgen de Guadalupe en su dia.

    Oración
    Oh Purísima Virgen de Guadalupe alcánzame de tu Divino Hijo el perdón de mis pecados, bendición para mi trabajo, remedio a mis enfermedades y necesidades y todo lo que tu creas conveniente pedir para mi y mi familia.

    Oh Santa Madre de Dios! no desprecies las suplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes líbranos de todos los peligros.

    Oh Virgen llena de gloria y bendición! Por Cristo Nuestro Señor, Amén.

    Un Padre Nuestro, Ave María y Gloria…en agradecimiento.

  232. Padre, me levanto con la certeza de encontrarme con tus bendiciones. Señor, deseo que tú seas la luz en medio de la oscuridad, te invito a ser el director de mi vida y la guía en medio de las penumbras y los abismos que me toque vivir. Que en esta mañana no haya temor en mi vida, porque tú eres mi compañía, porque como dices en tu palabra: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, tendrá la luz que le da la vida, y nunca andará en la oscuridad”. Por eso estoy dispuesto siempre a llevarte a mi presencia. Señor, tú conoces la realidad que está viviendo cada hermano, tú conoces la oscuridad que están padeciendo, tú conoces las vendas que no les dejan apreciar cada una de las bendiciones que nos regalas al despertar, por eso a través de tu poder y del que me regalas, suplico que seas la luz en sus vidas. Amén.

  233. Antonietta Cotignola

    Oscar Alejandro:

    La vida es una hoja en blanco, donde dibujamos sin un borrador todos los días de nuestras vidas, dibuja hoy y todos los demás días el comienzo de esta nueva vida que estas llevando, se que debe ser durisimaaaa pero al final de este camino serás un chico repotenciado al máximo porque los golpes de la vida nos hace valorar más la misma….
    Te envío un camión de fortalezas que se que las tienes y por lo que he leído las usas en todo momento….
    Aunque no escriba te tengo en mis pensamientos, rezos y peticiones, se que lograras ser mejor al que siempre has sido….

    Para tu bella y grande familia, mil bendiciones por la unión que los caracteriza, sigan apoyándose que en la unión esta la fuerza….

    Dios los bendiga a todos….

    Antonietta Cotignola – Caracas (Madrina de Víctor Daniel Santamariña)

  234. Quien no ama no te ha conocido, porque Tú eres el amor. Quien ama, ya vive en ti, ya te conoce, ya habitas Tú en su interior. Buscar tu Reino, buscar tu justicia, eso que debería ser la prioridad en nuestra vida, no es otra cosa que buscar que seas Tú lo que corra por nuestras venas, que sean tus palabras, tus sentimientos, tus prioridades, las que recorran nuestro cuerpo y las que nos den la fuerza para que cada día podamos vivir como Tú. Enséñanos a amar, Señor, enséñanos que el amor no es solamente sentir cosas dentro de nosotros, sino tomar decisiones que nos llevan a comprometernos con las personas que más te necesitan. Enséñanos que amar es mostrar tu rostro a través de nuestras acciones de todos los días. Y permite que nuestro corazón sea capaz de fortalecerse para amar cada día más y mejor. Amén.

  235. Oscar, es admirable tu fortaleza!! con tu progreso nos demuestras lo grande que eres!!!… VAMOS!!!! YO SE QUE TU PUEDES, Dios y todos los que te quieren estan de tu mano.. Mantente con esas ganas, ANIMO que lo estas haciendo muy bien!..
    ANIMO Y MUCHA FUERZA!!

    Te admiro y aprecio mucho,
    Yoli Jimenez

    pd: quisiera saber la direccion del hospital y tu numero de hab. porfa (si no es mucha molestia)

  236. Padre Dios, hoy quiero reconocer y experimentar tu paternidad en mi vida. Sabes,cuál ha sido mi historia personal y conoces bien mi vida pero también mis miedos, pero sigo confiando en ti ya que puedo ver los progresos de esta semana. Sabes en que momento de mi vida estoy y que es lo que quiero para mí en mi futuro. Estoy en tus manos y en Tí confío. Quiero sentir tu ternura en mi vida, tu amor de Padre que me acoge, me sostiene, me alimenta, me protege, me impulsa y estás siempre pendiente de mí. Sí, mi Padre, hoy quiero sentir todo lo que es tu paternidad en mi vida. Me quiero sentir amado. Soy alguien deseado por Ti. Te doy gracias por hacerme sentir que soy tu Hijo y que, definitivamente, mi vida es tuya. Gracias por este día que comienza y por la paz, seguridad y serenidad que me das. Sagrado corazón de Jesús en Ti confío. Amén.

  237. Padre, gracias te doy por la vida de Oscar A, gracias por toda la fortaleza que le has dado!! No dejes que por un instante se vaya. Te pido, Senor, que remuevas de su mente toda inseguridad y miedo, que seas tu en su corazon dandole animo y alimentando su espiritu. Confio en ti, como nunca antes, se que estas con el y con toda su familia y que no los dejaras. Hazles saber que no estan solos en esto, sino Tu los estas llevando de tu mano amorosa y llena de infinito poder, que estas usando en ellos. Incrementa su fe todos los dias. Gracias padre porque eres bueno y vemos el progreso de Oscar en cada post. Tu, mas que nosotros sabes la condicion fisica de Oscar A. te pido que lo sanes, que tu poder se mueva en su cuerpo, que gane mas peso padre! Infinito es tu amor y misericodia porque entregaste a tu hijo Jesus en la cruz por nuestros pecados y nos perdonas cada dia. Te amo Dios, en ti creo. Danos paz y paciencia durante este proceso. Bendice a la familia de Oscar A. como nunca! Gracias Senor, solo tu nos llevas al camino de la victoria! Oro en el nombre de Cristo Jesus, Amen

    Un saludo a todos, los sigo apoyando en oracion!! Los amo, SI SE PUEDE OSCAR, ME ENORGULLECES HERMANO, TU PUEDES Y LO LOGRARAS!!!!!!!!!!

  238. Tus acciones, Señor, son mi alegría, y mi júbilo, las obras de tus manos. Qué magníficas son tus obras, Señor, qué profundos tus designios! El ignorante no lo entiende ni el necio se da cuenta. Aunque germinen como hierba los malvados y florezcan los malhechores, serán destruidos para siempre. Tú, en cambio, Señor eres excelso por los siglos. Tú me das la fuerza de un búfalo y me unges con aceite nuevo. Mis ojos no temerán a mis enemigos, mis oídos escucharán su derrota (Salmo 91). Sí, mi Dios, eso quiero hoy en mi vida, que tu poder se haga sentir en mi vida de tal manera que aquellos que se presenten como mis enemigos sucumban ante tu poder. Gracias por este día de amor y protección que me vas a regalar hoy. Lo viviré con gozo. Amén.

  239. Señor, hazme un hombre espiritual. Que esté guiado por el Espíritu Santo, que abra mi vida a su acción, que encuentre espacios para discernir, para contemplar, para alabar, para darme. Señor, ayúdame a identificar cuáles son los dones que me has dado para servir a mis hermanos en tu Nombre. Por momentos no encuentro claramente la misión a la que me estás llamando y siento que equivoco el camino. Dame tu luz y tu fortaleza para ir en el sendero correcto. Aquí está mi vida, puesta en Ti. Tómame en esta noche y séllame para ser posesión tuya. Que te pertenezca completamente. Yo estoy dispuesto a escuchar tu voz durante el sueño como Samuel, así que habla que tu siervo escucha. En este momento y siempre quiero ser un buen discípulo tuyo y alcanzar de este modo la verdadera felicidad. Amén.

  240. ¡Virgen Santísima, que agradaste al Señor y fuiste su Madre; inmaculada en el cuerpo, en el alma, en la fe y en el amor! Por piedad, vuelve benigna los ojos a los fieles que imploran tu poderoso patrocinio. La maligna serpiente, contra quien fue lanzada la primera maldición, sigue combatiendo con furor y tentando a los miserables hijos de Eva. ¡Ea, bendita Madre, nuestra Reina y Abogada, que desde el primer instante de tu concepción quebrantaste la cabeza del enemigo! Acoge las súplicas de los que, unidos a ti en un solo corazón, te pedimos las presentes ante el trono del Altísimo para que no caigamos nunca en las emboscadas que se nos preparan; para que todos lleguemos al puerto de salvación, y, entre tantos peligros, la Iglesia y la sociedad canten de nuevo el himno del rescate, de la victoria y de la paz. Amén.

  241. HOY ES EL DIA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

    Inmaculada Madre de Dios, Reina de los cielos, Madre de misericordia, abogada y refugio de los pecadores: he aquí que yo, iluminado y movido por las gracias que vuestra maternal benevolencia abundantemente me ha obtenido del Tesoro Divino, propongo poner mi corazón ahora y siempre en vuestras manos para que sea consagrado a Jesús.

    A Vos, oh Virgen santísima, lo entrego, en presencia de los nueve coros de los ángeles y de todos los santos; Vos, en mi nombre, consagradlo a Jesús; y por la filial confianza que os tengo, estoy seguro de que haréis ahora y siempre que mi corazón sea enteramente de Jesús, imitando perfectamente a los santos, especialmente a San José, vuestro purísimo esposo. Amén.

  242. Mi Dios es justo, es bueno, es eterno y grande. Mi Dios está conmigo al iniciar el día, Mi Dios ha hecho maravillas por mí, por eso canto alabanzas en este momento, por eso mi corazón se goza en Aquel que ama la paz y la justicia. Me gozo en Ti, Señor, mi alegría está puesta en tu corazón. Bendito seas, glorificado seas, que todo lo que respire te alabe, que nuestra vida cante alabanzas en tu honor porque eres más grande que todo. Tu amor es eterno, tu justicia más grande que los mares, tu poder inconmensurable, inagotable tu bondad. Gloria a mi Dios, al Señor de los ejércitos, al Padre, al Hijo, al Espíritu Santo. Al Dios Uno y Trino en quien ponemos toda confianza. Señor, en tus manos estamos, tómanos y satúranos de la sabiduría del Espíritu del amor para que con sabiduría fortalezcamos nuestro compromiso contigo. Amén.

  243. Siempre que pienso en Ti, Señor, mi alma se alegra, mi ser se regocija, la alegría brota desde dentro. Gracias por ser tan grande, porque nunca me abandonas, porque te acercas a mí, porque tiendes puentes en todo momento, porque buscas maneras maravillosas para darme todo lo bueno. Hoy me has dado tanto, mi historia estuvo llena de dificultades, pero siempre conté con tu fuerza y el sostén de tu amor. Sé que me darás tu compañía durante el descanso de la noche, porque me sellaste para Ti, mi vida te pertenece y estoy feliz de que sea así. Extiende tu manto protector sobre esta habitación y cuida de mi sueño. Amén.

  244. Señor, estás a mi lado para ayudarme, porque muchas veces me creo tan poco, me siento tan vacío, como si estuviera entregado al fracaso, al dolor, llenando mi ser de desesperación y sintiendo cómo la angustia se atraviesa como una daga en mi ser. Pero tu mirada me estremece de amor, tus labios dicen que soy hechura de tus manos y soy valioso, tus manos sostienen mi debilidad y señalan el camino a la vida plena que tienes preparada para mi. Señor, Tú confías en mí, me dices que nada podrá arrebatarme de tus manos, que merezco más de lo que creo, que soy más capaz de lo que me han hecho creer. Bendito seas, en esta mañana, en toda mi vida, porque me abres las puertas a la bendición, porque me das tanto aunque yo dé tan poco. Bendito seas en los que me aman, en los que están conmigo, en los que desean lo bueno para mí. Amén.

  245. Bendito seas, Señor, porque nos amas y te preocupas por nosotros. Bendito porque nos tomas en tus manos y nos llevas a un puerto seguro. Bendito porque nos cobijas con tu presencia en esta noche que está por llegar. Bendito porque nos llamas a estar contigo, a gozar de los dones de tu amor.Séllanos para Ti con el Espíritu de la misericordia. Ayúdanos a recorrer el camino de la conversión, tomados de Ti, asidos, enteramente unidos a tu corazón. Necesitamos dar la vuelta, volver sobre el primer amor, volver sobre la convicción de que es mejor dejarlo todo, considerarlo todo basura comparado contigo. Danos tu luz para revisar nuestras prácticas, abandonar toda seguridad para empezar de nuevo, Dios de todos los días que nos visitas en el trabajo, en nuestras familias, en lo que somos y haces, para darnos tu bendición. Amén.

  246. Envía tu Santo Espíritu sobre nosotros en este momento, Señor, que desde el inicio de nuestro día estemos llenos, plenos saturados, Señor, de tu Soplo de Vida. Ven, Espíritu Santo de Dios, y cúbrenos, ven y transformamos, ven y danos luz, ven y sostennos porque durante nuestra jornada quizás habrá momentos duros. Ven, Santo Espíritu, Fuerza de Dios y haznos conforme a la voluntad salvadora del Padre, ven y lima la dureza de nuestros corazones, ven y transfórmalo en un corazón de carne, para que seamos nuevos hombres y mujeres, moldeados por Ti, que seamos invitados a una vida, a un nuevo modo de ser y de actuar, para que escuchemos que nos llamas desde la Biblia, que gritas desde la realidad, que susurras desde la historia, para que vivamos según tu amo. Amén.

  247. PESCADOR DE HOMBRES.

    1.- Tú has venido a la orilla,

    ho has buscado ni a sabios ni a ricos,

    tan sólo quieres que yo te siga.

    Señor, me has mirado a los ojos,

    sonriendo has dicho mi nombre,

    en la arena he dejado mi barca,

    junto a Ti buscaré otro mar.

    2.-Tú sabes bien lo que tengo,

    en mi barca no hay oro ni espadas,

    tan sólo redes y mi trabajo.

    3.-Tú necesitas mis manos,

    mi cansancio que a otros descanse,

    amor que quiera seguir amando.

    4.-Tú pescador de otros lagos,

    ansia eterna de almas que esperan,

    amigo bueno que así me llamas.

  248. Levantarme en tu presencia y estar contigo es un aliciente que me revitaliza. Señor, soy un afortunado, porque nunca me abandonas y siempre estás a mi lado, aunque cometa errores. En esta mañana no quiero pedir por mí, hoy deseo clamar por Ti, por todos mis hermanos que no te conocen, por aquellas personas que tienen enfermedades terminales y desconocen tu poder y las maravillas que puedes realizar en nuestras vidas. Digno es el cordero de Dios, el que fue inmolado en la cruz, digno eres Tú, Señor, por eso a Ti te honramos por siempre. Soy un hijo de Dios en cuanto te pertenezco y como hijo de un Rey recibo todo aquello que le pido y que es bueno para mi y todos aquellos no conocen lo grande que eres. Por eso en estos momentos oro por aquel familiar o amigo, para que te conozca, te ame y te siga. Amén.

  249. Dulce Madre no te alejes
    Tus ojos de mis hijos no apartes
    Ve con ellos a todas partes
    Y solos nunca los dejes
    Ya que los protejes siempre como verdadera Madre
    Haz que los bendiga el Padre, El Hijo y el Espíritu Santo,
    Amén

  250. Señor, al empezar este día, te suplico envíes sobre cada uno de nosotros, tu Espíritu Santo de amor, para que renueve nuestro corazón, para que renueves nuestras vidas. Te consagramos este día, para que todo se cumpla según tu Santa voluntad y no la nuestra. Ayúdanos a identificar en los acontecimientos de la vida, las invitaciones que nos haces a seguirte, a buscarte y a amarte, en cada una de las situaciones. En el nombre de tu hijo Jesús, me levanto entregando cada intención personal y la de todos los que leen este instrumento tuyo, para que los primeros pensamientos sean para Ti y podamos reconocerte como el número uno de nuestras vidas. Señor, que se abran los cielos y derrames bendiciones en todos los proyectos que hay en nuestras vidas, que a través de esta oración tu Gloria se multiplique en cada familia y seas el director de cada una de sus vidas. Amén.

  251. AMAR A DIOS

    Nunca digas adiós, si todavía quieres tratar. Nunca te des por vencido si sientes que puedes seguir luchando. Nunca le digas a una persona que ya no la amas, si no puedes dejarla ir. El amor llega a aquel que espera, aunque lo hallan decepcionado; a aquel que aun cree, aunque haya sido traicionado: a aquel que todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado y aquel que tiene coraje y la fe para construir la confianza de nuevo.

    Hemos de amar a Dios, haciéndonos cargo de las ofensas que le hemos provocado.

    A lo largo del día, repitamos con frecuencia: “Lávame, Señor, de mis pecados y límpiame de toda iniquidad”.

    Tienen que ejercitarse en el sufrimiento, porque cuando fijen su mirada en la cruz, verán que Él tiene inclinada la cabeza, porque quiere besarlos y tiene lo brazos abiertos porque quiere abarcarlos en un fuerte abrazo.

    ¿Lo han comprendido, hermanos? Sufrimiento, dolor, humillación, son besos de Jesús. Acérquense tanto a Jesús en su Cruz, que Él pueda besarlos.

  252. La lluvia de Dios

    Los grandes hombres de Dios, a lo largo de sus vidas, han tenido que atravesar pruebas tremendas. Las pruebas en nuestras vidas son como desiertos, tiempos de soledad que nos ayudan a madurar emocional y espiritualmente.

    Muchos de nosotros somos sustentados en estos tiempos con raciones pequeñas de fé.
    Cuando Dios empieza a hablarnos, manda una lluvia de su Espíritu que nos fortalece, nos ayuda a sobrellevar las cargas más pesadas y nos transporta de victoria en victoria.

    La lluvia de Dios es sinónimo de fortaleza, de entrega, de constancia, de fe puesta a prueba.
    La lluvia de Dios cae cuando nosotros empezamos a depender caa vez más de Dios y no de nuestros propios pensamientos, sueños, anhelos.

    La lluvia de Dios cae cuando empezamos a hacer oración constante y entramos en adoración y alabanza a Él. Cuando tenemos intimidad con Dios, Él derrama la lluvia sobre nuestras vidas.

    Si quieres lluvia de Dios en tu vida, empieza a clamar a Jesús, desarrolla una relación más íntima con Él y verás bendiciones y victorias en tu vida.

    Por Rodrigo J. Roca

  253. Fabiola y Jose Antonio

    Oscar, has sido ejemplo de tesón, perseverancia y esfuerzo para todos nosotros. Mucho animo, siempre estas es nuestras oraciones. Estoy segura que Dios te depara grandes y buenas sorpresas después de todo esto. Continua confiando y teniendo Fe porque Diosito nunca se olvida de nosotros, especialmente de los mas necesitado, Animo!!!.
    Encontré esta oración que la rezare con muuuuucha fe para ti !!!

    Omnipotente y sempiterno Dios,
    Salud de los que en Ti creen y esperan,
    escucha las oraciones que te hacemos por Oscar Alejandro,
    y, por intersección de la Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa,
    concede vida abundante a su alma y devuélvele,
    según tu beneplácito, la salud del cuerpo.
    Te lo pedimos por Cristo Nuestro Señor. Amén.
    Ave María Purísima, Sin Pecado Concebida.

  254. Qué hermoso es despertar sabiéndote a mi lado, Señor, qué agradable es saber que estás cuidando mi sueño mientras duermo y que das luz a mis ojos al abrirlos en el día nuevo que es obra de tus manos. Que bueno es saber que tu Palabra seguirá sonando en mis oídos en este día. Jesús, que das tu vida para salvarme, qué grande es saber que nos animas, Espíritu Santo, saber que sostienes nuestro corazón y que impulsas nuestro ser, que bien se siente cuando nos arropas como ahora con tu manto protector. Bendito seas Tú, Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, porque estás siempre atento a nuestras oraciones, sabemos que podemos contar contigo, por eso hoy te pedimos, Dios, nos ayudes a ser obedientes y dejarnos transformar en hombres nuevos a tu imagen y semejanza. Amén.

  255. Manifiesta tu poder sobre nosotros, Señor. Posa tu columna de fuego sobre cada uno de los que te buscan y temen la oscuridad que es nada comparado contigo. Ilumina tu rostro sobre nosotros y déjanos ver como estás presente en la historia de todos los días. Qué bueno es estar contigo. Qué hermoso estar a tu lado y sentir tu presencia; saber que nos cuidas, que eres nuestra luz, la fortaleza de los pasos que damos y que no van hacia el vacío sino que, guiados por Ti, nos llevarán a la vida verdadera, a la tierra que mana leche y miel. Qué bueno es estar esta noche hablándote al oído, saber que escuchas nuestra voz y que te interesas en los problemas que nos agobian. Me gozo en tu amor, me alegro en tu presencia, porque eres grande y bueno, porque me amas y me llenas de Ti. Amén.

  256. Señor, qué grande es tu nombre en toda la tierra, qué hermosa es tu majestad, qué bueno darte gracias por tantas bendiciones. En este momento descubro nuevamente que estás conmigo, en esta historia que construyo, en los retos que la vida me pone en frente, en las situaciones que viviré, en todo me sostiene tu diestra y me guía tu luz, Señor, no hay tiniebla que te venza, no existe poder más grande, por eso no temo pues en tus manos estoy sostenido en tu fuerza, animado por tu Santo Espíritu. Voy contigo a enfrentar mis problemas, aunque sea pequeño como David y ellos grandes como Goliat; aunque parezcan un mar infranqueable y me apriete contra ellos un ejército enemigo, Tú mostrarás el poder de tu mano abriendo ante mis ojos las aguas para que descubra que nada hay imposible para Tí. Amén.

  257. Padre mío, llegada la noche quisiera que me sentaras en tus piernas y que me dieras de beber de tus manos la plenitud que necesita mi cuerpo y mi alma. Todos los días necesito renovarme en Tí y que sea tu unción la que me fortalezca y me llene de valentía para ser un vencedor en tu Santo nombre. Señor, en medio de esta oscuridad, he hinco a Ti para que me llenes de paz, de tu gracia y me llenes de las bendiciones que sólo Tú me puedes dar. Hoy deseo, antes de dormir, que te conviertas en mi luz y seas el guía de mi camino y me puedas regalar la plenitud de poder descansar en tu presencia todos los días. Te ofrezco mi amor, mi ser, mi esperanza y alegría por el resto de mi vida, amado Señor, ven que clamo tu presencia, ven que a través del soplo de tu Espíritu Santo y sana totalmente mi cuerpo. Gracias por cuidarme mientras duermo, mi Padre Dios. Amén.

  258. Nada te turbe,
    nada te espante,
    todo se pasa,
    Dios no se muda,
    la paciencia
    todo lo alcanza.
    Quien a Dios tiene
    nada le falta.
    ¡ Sólo Dios basta !

    Santa Teresa de Jesús

  259. Señor, hoy quiero comenzar este día haciendo un compromiso contigo, no quiero apartarme de Ti nunca, quiero hacer las cosas agarrado de tus manos. Medito lo que dice el salmista: “Invócame el día de la angustia, te libraré y Tú me darás Gloria¨ (Salmo 50, 15). Nunca más desconfiaré de tu poder y te quiero alabar por el resto de mi vida. Me siento muy bendecido y quiero salir a cumplir con mis deberes ya, para contagiar a todos mis hermanos de la alegría que se siente estar contigo y saberte el Dueño de nuestra historia. Ya que he experimentado que en la medida en que me entrego más a Ti, hay paz en mi corazón. Para ello te pido que me ayudes a identificar en los acontecimientos de la vida, las invitaciones que nos haces a seguirte, a buscarte y a amarte en cada una de las situaciones y reconocerte como el número uno de nuestras vidas. Amén.

  260. VAMOS OSCAR FUERZA PAPA QUE TIENES TODO PARA SEGUIR POR EL CAMINO QUE VAS….. ESTOY PENDIENTE TODOS LOS DIAS DE TUS AVANCES Y NO DUDO QUE VAMOS A VOLVER A JUGAR JUNTOS GOLF…… VAMOS DURO AHY QUE SI SE PUEDE

  261. Señor, quiero contarte que a veces no duermo, por los problemas, por la angustia en la que me encuentro. Necesito paz en mi corazón y he venido porque Tú, que eres el Dueño de mi vida, me la puedes dar. Quiero entregarte todas mis penas, que lleves Tú las cargas por mí, para Ti no hay nada imposible, nada, Señor, y aún en mi condición de pecador, estás actuando, sé que puedes tranquilizarme, necesito de tu amor para no caer en las celdas de la desesperación, bendito seas, alabado seas, glorificado seas, maravilloso Señor, pues únicamente Tú me puedes ayudar, reconozco que he probado y tratado de encontrar soluciones en otras cosas, pero sólo Tú me puedes dar esa bendición. Quiero pedirte por todos los enfermos que requieren de tu poder y de tu misericordia. Amén.

  262. Todos los días al ponerme frente a Ti, mi Dios, me libero de cualquier sentimiento de inseguridad y de miedo, porque al estar conmigo me siento protegido y amado. Siento que tu presencia me cubre todo y me protege de tal manera que no tengo necesidad de establecer ninguna defensa mía sino dejar que Tú seas en mí. Conoces mis sentimientos y pensamientos, sabes qué necesito para hacer de este día una grata experiencia, por eso, ahora lo único que quiero pedirte es que me llenes de Ti y sacies, satures todo mi ser de tu presencia haciéndome capaz de estar dispuesto a la vida. Confío en tu poder y en tu misericordia y estoy seguro que en este momento estás haciendo maravillas en mi corazón, para que pueda estar listo para conquistar todos los objetivos, que me he propuesto en esta jornada de hoy. Amén.

  263. Al terminar este día repito una oración de serenidad que me gusta: “Yo no te había visto, me creía solo, solo en mi sufrimiento, solo en mi soledad. Y he aquí que la carga parece menos pesada a mis espaldas y sobre todo a mi alma. Y he aquí que mi mano se sentía arrastrada como por otra mano. Y he aquí que ya no estaba solo. Tú estabas allí, Señor, pálido, cansado, jadeante, abandonado como yo….por mí. Y Tú llevabas tu Cruz, una cruz mucho más pesada que la mía; y Tú me ayudabas…..Al principio no te había visto. Y cuando me siento terriblemente cansado, tampoco te veo y me lamento. Y sin embargo Tú estás allí. Señor, transforma todos mis sufrimientos. Dio mío, deposito a tus pies mi carga, mis dolores, mis tristezas y mis sacrificios. Transforma todas mis pruebas en gozo y santidad, a favor de los que amo; en preciosos dones para tu iglesia”. Amén.

  264. Hoy quiero que llueva en mi vida, que llueva tu amor, que llueva tu bendición, Señor, que pueda abrir mi boca y sentir el agua fresca de tu presencia mojando todo mi ser. Refresca mi vida, necesito que me limpies, que me renueves y sólo Tú puedes hacerlo si cae tu lluvia de amor y bendiciones, porque no quiero caminar en el seco desierto, quiero que me bañes para siempre de tu amor. Una y mil alabanzas para Ti, mi Dios, las mereces todas, deja que mi alma te alabe, que mi corazón cante para Ti, pues te he pedido una lluvia de bendiciones y ya siento cómo me bañas en el aguacero de tu amor, gracias, Padre, porque el río de agua viva de tu presencia inunda mi ser y saca de mí lo mejor que tengo para darle a los que me rodean. Gracias Señor. Te entrego este día y todo lo que vaya a realizar en él. No hay mejor lugar que tus manos amorosas. Amén.

  265. Te amo, Señor, más que ayer, más que siempre porque todos los días haces crecer en mi interior tu presencia, cada vez haces que mi corazón sea una casa para Ti, para amarte, para estar contigo, para que pueda llegar al fin de mi día sabiendo que nada debo temer, que no existe una sola circunstancia, que ninguna situación, que ninguna persona o cosa tiene el poder de quitarme tu paz, ni de arrebatarme de tus manos. Te canto un poema de victoria, un himno a tu amor, una alabanza confiada en Ti. Yo te glorifico porque has mostrado tu gloria en mi historia, porque puedo contar a muchos lo que haces conmigo, la manera como te manifiestas con poder en mi vida. Tú eres mi todo, eres mi fuerza y mi sostén, te amo, Señor, te amo con todas las fuerzas de mi ser. Yo te amo y estoy feliz contigo. Al final de este día sólo quiero decirte: gracias por ser tan bueno conmigo, Señor mío. Amén.

  266. Al comienzo del día estoy a tus pies, Señor, porque cada latido de mi corazón quiere amarte porque Tu eres el motivo de mi vida, eres la fuente de mi existencia, porque hoy me regalas cada bendición, porque sé que estoy en tus manos. Te amo, Señor, y espero que cuando llegue la noche pueda estar, como ahora, con la certeza de que cada momento has estado conmigo y que todo, Señor, todo es muestra de tu amor. Pronuncia ahora tu Palabra sobre mí, dame el ¨te amo¨que es el motor de mis pasos, la fuerza de mi corazón, la certeza de mi historia, ámame como sólo Tú puedes, que ahora, en el silencio de este comienzo o en medio de los ruidos de los problemas y las tareas, yo pueda decir que eres mi todo, que mi paraíso eres Tú, estar a tu lado, escucharte y dejarme abrazar por tu amor. Amén.

  267. Deseo, Señor, en tu nombre transmitir con mi vida todas las bendiciones que he recibido de parte tuya, que seas Tú la fuerza que guíe y llene mi vida de ánimo y esperanza para salir adelante, que me revista tu amor, y sea tu Espíritu el escudo con el que salga a enfrentar los muchos problemas que la vida me va poniendo. En tus manos estoy, mi Dios. Ahora que me dispongo a descansar, pueda tener la certeza de tu compañía. Dame tu sabiduría y la humildad de tu amor, para que al revisar esta jornada, pueda confrontarte con cada uno de los acontecimientos, y llenarlos de Ti, para que sepa yo actuar conforme a tu voluntad. Oh, buen Jesús, enséñame que mi vida es un camino que tengo que recorrer con mucho ánimo, ya que Tú deseas convertirme en un discípulo, dejando vislumbrar en mí tu presencia que da Vida. Amén.

  268. Señor Jesús, vida eterna, en estos momentos me dispongo totalmente a Ti, quiero que desde ya mi día sea bendecido por tu gracia. Te pido hoy, Señor, que en mi vida se derramen la abundancia de los frutos que sólo provienen de Ti, los frutos que vienen de tu Santo Espíritu, frutos de comprensión para saber actuar y vivir con mis hermanos, frutos de servicio para entender que soy un servidor tuyo y de los que me rodean, que este servicio nace del amor, el fruto de la amabilidad para que el testimonio de mis actos arrastren a muchos más y puedan tener un encuentro personal y definitivo contigo, Divino Maestro. Enséñame, Señor, a buscar siempre el bien de mis hermanos, ya que en ellos te encuentras y de esta manera experimente el gozo de sentirme hermano tuyo, digno de confianza, y con mis acciones te glorifique. Amén.

  269. Te pido, Señor, me concedas tu paz y gozo para que pueda transmitirlos a todas las personas que están conmigo. Lleno de alegría, sintiéndome hijo bendecido te alabo y digo confiado: te amo. Te pido que te acuerdes de todas las personas que se encomiendan a mis oraciones, para que sus súplicas sean escuchadas y las llenes de esperanza, por todos aquellos que se han acercado para que ore por ellos, por todos los que no lo hecho pero necesitan que te hagas presente en sus vidas con el poder de tu Espíritu Santo, por los que tienen hambre y sed de Tí, y te pido por aquellos que que siguen orando por mí, para que también sobre ellos sean derramadas bendiciones. Te alabo, Padre Nuestro, con todo mi ser y en esta acción de gracias me entrego al descanso de la noche, para que mañana si es tu voluntad mi vida te alabe y exalte. Amén.

  270. Bendito seas, Señor Jesús, bendito tu santísimo nombre, bendita esta mañana que me recuerda tu presencia y me invita a alabarte, a reconocer tu Señorío y presencia en medio de mi vida, has suscitado una alabanza y mi boca está presurosa por proclamar cuán grande e importante eres para mí. Me iluminas con tu santa claridad, con ella me permites disipar toda duda, todo sufrimiento, todo sentimiento que no me brinde paz, por eso te pido que esta luz santa no se aparte de mí durante todo el día, para que de esta manera todos mis actos sean dignos de tus bendiciones. Pido y clamo tu sabiduría para que me guíe durante toda la jornada que me espera en el día de hoy, deseo, Señor Jesús, andar por caminos de una vida consagrada a tu Divina presencia. Gracias otra vez, por este nuevo día. Amén.

  271. Señor Jesús, este día se termina, y como siempre, lleno de alegría me pongo en tus santas manos y me postro ante tu magnífica presencia. Eres la luz que mis ojos ansían ver, para que de ellos sean disipados toda tristeza y dolor, eres la fuerza que mi corazón reclama para batallar durante todo este día, que en este descanso, amado Señor, mis latidos sean una alabanza para Ti, que sea fiel y generoso en mi vida como bautizado. Escucha, Señor, esta alabanza que dirijo desde lo más profundo de mi corazón, que nunca deje de reconocer tu poderío en mí, que nunca me deje confundir por el pecado y sus mentiras, que jamás pierda la esperanza, sino que mi fe se fortalezca cada vez más, te pido seas compasivo y tengas misericordia de mí, en los momentos de duda y fragilidad, asísteme, guíame, purifícame y dame tu Santa bendición. Amén .

  272. Te pido, Jesús, no permitas que devolvamos mal por mal sino que venzamos el mal a fuerza de bien, a fuerza de amor, amor que proviene de Ti. Ungeme, Señor, con la fuerza de tu Espíritu para que, asistidos por esta gracia bendita durante todo el día, actuemos conforme a tu santa voluntad y caminemos en espíritu de santidad. Levántate, Espíritu Divino, con tu poder y sálvame, purifícame, límpiame totalmente, que no quede nada que pueda marchitar o entorpecer tu proyecto santificador y liberador en mi vida, ven a mi corazón y planta tu viña de amor y santidad, ven Espíritu de amor, fortaléceme. Que no tenga miedo, que sepa que puedo estar confiado en que impulsas mi existencia y que nada malo podrá acontecer en mi historia si estoy a tu lado y Tú eres quien me cuida. Amén.

  273. Santo Dios, al contemplar cómo el día se va llenando de tan esperada luz, de igual forma deseo que Tú vayas llenando todo mi ser de la gracia que proviene de Ti. Hoy he vivido en una profunda alegría al sentirme amado, cuidado, respaldado y guiado por tu Divina presencia, en este día de Acción de Gracias, quiero amar con mayor intensidad mi vida y lo que esto significa: ser fiel a tu voluntad, servir con amor a mis hermanos, responder con generosidad a todos mis proyectos, ser un luchador frente a los problemas y la adversidad y no rendirme nunca porque yo sé que voy a salir adelante con tu ayuda. Te bendigo y alabo, Dios mío, creador de todo lo que existe, porque en tu infinita misericordia has preservado hasta el día de hoy mi vida, me has mirado con benigno amor, por eso, al terminar esta jornada te doy gracias y te pido la gracia para ser cooperador en la construcción de tu reino. Amén.

  274. Señor, en esta mañana me regalas tu presencia santificadora que me llena de fuerza para dar las batallas que vengan a mi vida. Sé que estando conmigo nada podrá vencerme, no seré un derrotado, no fracasaré. Hoy está en mi corazón débil la fortaleza de tu Santo Espíritu; me habita el inagotable poder del amor que echa fuera el temor, y sello con él todo cuanto deba hacer o vivir en esta jornada. Nada podrá apartarme de Ti, nadie tendrá el poder de arrebatarme de tus manos, no voy a dejar que ninguna circunstancia, por más triste que sea, me haga olvidarme de que el sentido de todo lo que soy y lo que hago está puesto en tus manos. Porque me amas soy feliz, porque estás a mi lado soy vencedor, porque me habitas soy santo, porque no me dejas yo tampoco quiero apartarme de Ti jamás, porque te amo te entrego mi vida. Amen.

  275. Gracias, Señor, por ese charco lleno de cielo que sale a nuestro paso para llenar el corazón con su belleza. Gracias por el pan que nos das para aplacar el hambre. Por la risa del niño que se vuelve caricia. Por el mar y la nube. Por el don de sentir a plenitud la vida.

    Gracias por cada hora, aún cuando no todas sean iguales de buenas. Gracias por el valor de la mariposa que enciende sin conciencia de su milagro, un pabilo de ensueño. Gracias, Señor, por los espejos maravillosos del mirar de nuestros padres y nuestras mentes. Por la amistad que prolonga ese sereno privilegio de ser hermanos.

    Gracias por la lluvia fuerte, por la llovizna bienhechora, por haber puesto trinos y alas en las ramas. Gracias por cada gota de rocío y por el arcoíris y por el árbol que madruga su júbilo en el fruto.

    Gracias, Señor, por el ayer que se prendió al recuerdo. Por el hoy que vivimos y por el mañana que nos espera con sus brazos repletos de misterio. Gracias, a través de mis labios, desde mi alma, en nombre de aquellos que se olvidaron de dártelas, en nombre de los que somos y los que seremos.

    Gracias por la vida nueva implantada en el alma.

    Gracias por toda la eternidad.

    Oh Señor, con corazones humildes pedimos Tu bendición en este Día de Acción de Gracias y pedimos que en esta mesa donde decimos palabras de agradecimiento, que Tú voluntad venga a compartir lo que rendimos de Tu botín de los campos, pedimos que Tu amor bendiga, Oh Señor, cada corazón, cada hogar, cada mesa festiva, y que Tu paz venga a quedarse donde brillan las velas, en el Día de Acción de Gracias. Amén.

  276. Señor, regálame un corazón agradecido en este día, para contemplar tu acción misteriosa en mi historia, para descubrir que sin Ti nada soy, Tú me permites existir y me das la posibilidad de vivir un día más, por eso nada temo, porque Tú vas conmigo, dirigiendo mi historia, impulsándome a vivir de acuerdo a tu voluntad. Por eso me pongo en tu presencia y te consagro este día, para beber del agua que brota para la vida eterna, para convertirme en un manantial donde los míos puedan beber y renovar también sus fuerzas desgastadas, porque mi fuerza y mi poder eres Tú, mi Señor, eres mi salvación, me sostienes y me animas para que salga adelante en este día con fuerza y valentía. Dame la fuerza de tu amor para que no comparta los planes del malvado, Sálvame, Señor por tu bondad, protégeme, mi Dios, que me refugio en Ti. Amén.

  277. Bendito seas Tú, Dios y rey de mi corazón, bendito y alabado seas en las grandezas de tu mano, bendito en el poder de tu presencia, bendito en mi historia en la que has mostrado tu fuerza y tu bondad, bendito en esta noche, bendito, bendito seas, porque eres grande y conmigo has actuado a mi favor haciendo gala de tu poder y tu gloria que todo lo hace agradable. Bendigo mi familia en tu Nombre, bendigo mi descanso, bendigo cada rincón de mi casa, bendigo a los míos, especialmente, a los que se encuentran lejos, bendigo tu grandeza, bendigo tu nombre Santo, bendigo mi ser, bendigo mi descanso. Que ahora, en el momento que voy a dormir para reponer mis fuerzas, me rodee tu presencia, me cubras con tu manto, que tu Nube me proteja y me dé seguridad. Amén.

  278. Atan pesadas cargas y las ponen sobre los hombros de los otros, pero ellos ni con un dedo hacen por moverlas. — Mateo 23:4.

    La religión impone pesadas cargas, agota y disminuye. La RELACIÓN con Dios disminuye las cargas y nos libera. La Religión puede usar la Biblia para agotar y desanimar, la RELACIÓN con Dios hace que disfrute de la dulce palabra de Dios.

    Uno de los puntos más fáciles para ser confundidos respecto a nuestro papel con relación a las provisiones del Señor para nosotros es el leer la Biblia.

    Dios quiere que leas la Biblia, no con el fin de probarle algo a Él ni de ganar algo de Él, sino porque Él quiere beneficiarte.

    Todos los que han caminado con el Señor te dirán que leer tu Biblia es una de las cosas más importantes y útiles que puedes hacer para crecer espiritualmente fuerte y estable.
    Vamos a ver algunas de las razones por las cuales esto es cierto, y a explorar muchos de los beneficios increíbles que recibimos al leer la Palabra de Dios. Pero, a lo largo de tu caminar con el Señor, recuerda que la intención de Su palabra es que te sirva, no que tú le sirvas a ésta. El leer la Biblia no es una obligación religiosa; es una oportunidad maravillosa, dadora de vida, disponible cada vez que quieras.

    La Biblia es la fuente de la Sabiduría divina que alienta , dirige y forma. A veces sientes que te falta algo? Entonces abre hoy tu corazón a la Palabra Edificadota de Dios y deja que ella te alimente.

    Hoy, quiero acercarme a la Biblia no con espíritu de religión sino espíritu de relación.
    Señor, Gracias te doy por dejarme este maravilloso libro donde encuentro cada día palabra de esperanza y de fe. Se que a através de tus principios me alimentas y me guías. Ayúdame a beber de esa agua hoy. Amén.

    Dr. Daniel A. Brown.
    Disfrute tu diario Vivir

  279. Bendito seas, Señor, eres mi Dios y protector, estás atento a mis súplicas y me das la oportunidad de levantarme para transformar la realidad en la que vivo. Mi corazón se alegra contigo porque has sido bueno y muy generoso conmigo, gracias por el día de ayer, gracias por un cumpleaños más, gracias por haberme dado la oportunidad de haber compartido mi cumpleaños con tanta gente que me quiero y me han manifestado su amor, gracias por haberme dado la posibilidad de vivir un día tan feliz al lado de las personas que amo. Infunde en mi ser el Espíritu Santo para que nada en este día me desanime. Quiero dejar mi corazón en tus manos al igual que mi salud y recuperación, porque eres misericordioso y tienes piedad de mí. Aunque yo no haya perdonado a los que me ofenden quiero experimentar en este día que me perdonas y llenas mi interior con tu amor. Instrúyeme internamente para aprender a perdonar y tener misericordia de los demás, como Tú la tienes conmigo. Me encomiendo en tus manos, dejo todo lo que tengo y lo que soy a tu disposición, para que dirijas mis pasos a lo largo del día que me dispongo a vivir hoy. Amén.

  280. Susanne y Jacqueline Saulny

    Feliz cumpleaños hijo.
    Todos los días repito, tantas veces como me sea posible, “tu puedes, tu puedes, tu puedes Oscarin” para que esta orden se junte con las tuyas y Dios y el Universo te concedan la herramienta propicia para comenzar tu verdadero milagro.
    Dale calma a tu mente y cuerpo y sincroniza tu amor con la luz que recibes cada día.!
    Te amo, Susanne

  281. Querido y apreciado Oscar Alejandro,

    Hoy a las 10:00 a.m. nuestro grupo MARIA AUXILIADORA, AUXILIO DE LOS CRISTIANOS rezamos a la Virgen de Fátima, en honor a tu cumpleaños y a tu salud, el Santo Rosario con aguinaldos venezolanos después de cada Misterio y fue todo dedicado a ti en este día tan especial.

    Que Dios y la Virgencita de colmen de bendiciones y te devuelvan tu salud.

    Que Dios te bendiga hoy y siempre. Amén.

  282. Padre Dios, hoy estoy cumpliendo 21 años, otra vez estoy aquí delante de Ti para hablarte de lo que tengo en el corazón y para pedirte que te manifiestes en mi vida con tu fuerza y tu poder. Sin Ti no puedo hacer nada. Aunque tengo fuerzas, capacidades, aptitudes nada puedo hacer si Tú no me bendices y me impulsas. Por eso hoy y en este día de mi cumpleaños, aquí ávido de recibir todo lo que siempre me has dado. Te suplico que me des ánimo, paciencia, serenidad, fuerza, salud, y capacidad para hacer mis ejercicios de terapia para recuperarme lo antes posible, que yo esté dispuesto a hacer todo lo que me dicen mis terapistas, que pueda sostener buenas relaciones con mis médicos, con mi familia y con todas las personas con las que comparto a diario. Te amo y voy a dar todo de mí parte para que este tiempo que me permites vivir sea de realización y de gozo. Bendice también a los que amo y que necesitan de tu ayuda, para que no dejen de creer en Tí. Regálame todas tus bendiciones en este día de mi cumpleaños. Amén.

  283. Oscar Alejandro, hoy celebramos tu nacimiento
    Un regalo de Dios para quienes te queremos
    Que Dios te colme de bendiciones
    Y te conceda todo lo que tu corazón anhela
    Que siempre te lleve por el camino del bien
    Que logres todos tus objetivos a lo largo de tu vida

    F E L I Z C U M P L E A Ñ O S O S C A R A L E J A N D R O!

    Oscar no te conozco, pero ya te quiero como si fueses uno más de mis hijos y todos los días oro por tu salud y por tu pronta y total recuperación. Que Dios te bendiga hoy y siempre.

    Recibe un beso y un fuerte abrazo,

    Maritza

  284. FELIZ CUMPLEAÑOS OSCAR ALEJANDRO!!!

    ESTE SIN DUDA, ES UN CUMPLEAÑOS MUY ESPECIAL
    SENTIMOS QUE HAS NACIDO DE NUEVO A LA VIDA,
    QUE HAS NACIDO DE NUEVO A ESTE MUNDO, CON
    UNA MISIÓN QUE HASTA HOY DESCONOCEMOS PERO
    QUE SIN DUDA SERÁ UNA GRAN BENDICIÓN.

    DESDE CARACAS HASTA BUENOS AIRES, DESEAMOS NOS
    SIGAS BRINDANDO TU EJEMPLO Y COLMANDO CON TU
    FUERZA, FE Y ENERGÍA.

    QUE DIOS TE BENDIGA POR SIEMPRE.

    FELIZ CUMPLEAÑOS CON TODO NUESTRO AMOR!!!

    LOS LEOS Y NANCY AMÉRICA

  285. Restaura cada día las fuerzas de nuestro corazón, haz que recuperemos, Señor, todos los días la energía para continuar cada día la lucha de la vida, el alegre camino de hacernos a nosotros mismos. Todos nosotros necesitamos razones, motivos y alientos para salir adelante, para continuar, para seguir. No todos los días tenemos el mismo ánimo, no todos los días tenemos la claridad de lo que queremos, del sentido de lo que hacemos, es por eso que necesitamos tener siempre las ganas, la fuerza, el aliento, el amor, la perseverancia. Dueño de la vida, Señor del tiempo, en este día te pedimos que no permitas que nuestros días se pasen sobre nosotros sin que sepamos para dónde vamos, qué es lo que queremos, con nuestros esfuerzos, con nuestras búsquedas, con nuestras luchas. Y ayúdanos a darnos cuenta de que el tiempo en que tenemos esta fuerza y esta energía no será eterna. Amén.

  286. Señor, sé que me escuchas antes de que empiece a hablar, que me esperas y quieres que te busque, por eso estoy aquí, para llenarme de tu Santo Espíritu de amor, que transforma vidas, que hace nuevas todas las cosas, bendito seas, Padre de los cielos, que un día me tomaste para siempre y jamás he vuelto a ser el mismo, ahora actúo mejor porque tu germen habita en mí, ya no soy yo el que vivo, sino Cristo que reina en mi corazón, que hace que de mí broten el amor, la alegría, la esperanza, la solidaridad y las buenas acciones. Soy una nueva criatura porque me has escogido para ser tuyo, para santificarme y mostrarme el poder de tu Palabra. Gracias Señor. Quién soy yo para que te hayas fijado en mí?. No lo sé, sólo sé que has decidido bendecirme grandemente. Por eso te alabo, te bendigo, te glorifico y te entrego cada segundo de mi existencia. Amén.

  287. oscar alejandro! todos aca en PERU estamos orando por tu pronta recuperacion,la junta medica celestial te esta asistiendo para que todos tus organos se recuperen y restauren. DIOS te bendice cada segundo, cada minuto de tu vida, recuerda k el esta contigo. bendiciones.Esperamos tener exelentes noticias, dale duro, ya eres un campeon.

  288. Señor, te pido que me des mucha paz, mucha serenidad, Oh Dios y que me devuelvas la salud. Estoy seguro de que con tu paz, con tu seguridad puedo comprender mejor cada una de las circunstancias que tengo en estos momentos y puedo tomar decisiones inteligentes que me ayuden a construir de una mejor manera la vida.

    Confío, Oh mi Señor, en que en este momento estás actuando en el interior de mi corazón, llenándome de paz y generándome la fuerza que requiero para seguir adelante. No permitas que nada me haga sentir incapaz, dame la capacidad de confiar y de creer que todo lo puedo en Ti y que contigo soy más que un vencedor, sé que contigo no puedo fallar, sé que contigo todo lo conquisto. Te amo, Señor, y estoy dispuesto a vivir en tu presencia. Te pido que derrames sobre mí las bendiciones que requiero para hacer realidad el propósito que has puesto en mi corazón, quiero hacer tu voluntad, Señor, y quiero vivir a tu manera. Estoy seguro de que si hoy me bendices y me animas podré hacer tu voluntad y ser plenamente feliz. Te amo y hoy recibiendo todas estas bendiciones que me das me declaro vencedor y en tu nombre salgo a construir un gran día.
    Sé perfectamente que sabes que dentro de dos días es mi cumpleaños, así que espero que me tengas una sorpresa súper especial para ese día. Dame tu Santa bendición. Amén.

  289. Buenos días, mi Señor, qué lindo día el que me has regalado. Sí, no importa el sol o la lluvia, no importa el frío o el calor, para mí es un día bello porque estoy vivo y porque estás actuando en mi ser. Sí, Señor, me siento motivado por este aire que respiro y que me demuestra que Tú me amas. Gracias, Señor, por permitirme estar con ganas de vivir, de disfrutar toda esta vida, quiero llenarme de gozo viendo los colores fuertes de este país en el que vivo ahora, quiero escuchar el suave canto de los pájaros y todos los sonidos de la vida, quiero oler el olor del amor y de la paz, quiero tocar con mis manos los cuerpos con los que Tú me expresas tiernamente el amor que me tienes. Quiero ser feliz. Por eso estoy contento, Señor y aunque hubo dificultades en el día de ayer y seguro las habrá en este día, quiero estar preparado a sonreír en plenitud. En tu Nombre y con tu actitud misericordiosa salgo a construir este día. Amén.

  290. MIchelle Salazar

    Oscar todos aquí en mi casa seguimos rezando por la recuperación de Oscar Alejandro. Nuestras oraciones están con ustedes. Michelle, Nacho y Francesco

  291. Porqué te confundes y te agitas ante los problemas de la vida? Déjame al cuidado de tu salud y de tus cosas y todo te irá mejor. Cuando te entregues a Mí, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios. No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos. Cierra los ojos del alma y dime con calma: JESUS, YO CONFIO EN TI. Evita las preocupaciones angustiosas y los pensamientos sobre lo que pueda suceder después. Déjame ser Dios y actuar con libertad. Entrégate confiadamente en Mí, reposa y deja en mis manos tu futuro. Dime frecuentemente JESUS, YO CONFIO EN TI. Cuando me dices JESUS, YO CONFIO EN TI, déjate llevar con mis brazos divinos, no tengas miedo. Yo te amo. Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración, sigue confiando. Cierra los ojos del alma y confía. Continúa diciéndome a toda hora JESUS, YO CONFIO EN TI. Necesito las manos libres para poder obrar. No me ates con tus preocupaciones, yo no quiero agitarte, angustiarte, quitarte la paz, confía en Mí, reposa en Mí, entrégate a Mí. Yo hago los milagros en la proporción de entrega y confianza que tienes en Mí. Así que no te preocupes, echa en Mí tus angustias y vive un día feliz y duerme tranquilo. Dime siempre JESUS, YO CONFIO EN TI, y verás grandes milagros. Te lo prometo por mi Amor¨.

  292. Señor Jesús, me gusta escucharte, me gusta saber que me amas y que estás a mi lado. A veces cuando estoy un poco triste o me siento solo, pienso en tus últimas palabras en el evangelio de Mateo: “Yo estaré con ustedes todos los días de su vida” (Mateo 28,20) y recupero la tranquilidad y las fuerzas que requiero para seguir. Sí, mi Jesús, el saber que estás a mi lado en estos momentos, me da las emociones que necesito para sentirme listo para continuar. Hoy, Señor, quiero pedirte que me acompañes a lo largo del día haciendo que todo me salga bien y que las situaciones adversas las pueda manejar con la inteligencia que Tú me das. Gracias por no dejarme tirado y por acordarte de mí todos los días, cuando me hablas a través de tu Palabra y de las situaciones diarias. Me ha ido bien, Señor Jesús, pero quiero que todo salga mucho mejor, y estoy seguro de que con tu ayuda podré lograrlo. Amén.

  293. Al llegar la noche de este día, en el que he luchado y tratado de vencer los problemas, quiero darte gracias por el amor que me has regalado a lo largo de toda mi vida pero sobre todo en este día. Sabes que no soy cobarde y que quiero siempre enfrentar las situaciones adversas, pero sabes también que muchas veces no lo puedo hacer porque mi corazón está sobresaltado y mis manos no responden con la firmeza que quisiera. Por eso necesito de tu actuación, de tu amor, de tu fuerza, de tu compañía. Sé que contigo soy capaz de superar mis propios miedos e incapacidades y enfrentar los problemas que tengo. Estoy seguro de que la batalla diaria la podré ganar gracias a esas acciones poderosas de tu amor en mi vida. Gracias porque mientras duermo estarás actuando para mí y me ayudarás a que esté listo para mañana. Amén.

  294. Buenos días, Padre Dios. Te doy gracias por regalarme el don de la vida, una vez más en este día, una vez más porque me amas y así lo entiendo. Hoy quiero darte gracias por regalarme a María como mi madre. Quisiera en esta mañana y el resto de mis días, tener el divino amor y la bondad de nuestra madre. Ella siempre estuvo ahí cuidando a su único Hijo, aceptó tu voluntad y siempre fue digna de llevarlo en su vientre, pues primero estuvo en su corazón. Por eso, hoy quiero aceptar tu voluntad en mi vida y tener la fortaleza de mi querida madre, de afrontar todas las adversidades que se presenten en este nuevo día. Fortaléceme en mis debilidades, ayúdame a tener rectas intenciones y sobre todo, un corazón abierto para recibir tu amor en mi vida. Gracias Padre y Madre, por escucharme y siempre estar aquí pendiente de mí. Amén.

  295. Clamo al Dios de la vida en esta nueva mañana, que envíe una llama de su Espíritu Santo sobre mí, que me llene de su paz y de su fortaleza, que me devuelva mi salud, que sea la luz de mis pasos y la guía de mi corazón. Aunque pase por cañadas oscuras, recordaré siempre que el Señor es mi pastor y me llevará a verdes praderas para que repose, Confiaré en su poder, me aferro con plena confianza de su promesa y doy testimonio de su presencia que da serenidad y trae a mi vida plenitud. Rezo por mi familia para que reciban la abundancia de los dones del Dueño de la Existencia. Rezo para que estemos protegidos bajo su amparo. Clamo que mi familia sea bendecida. Espero, Señor que puedas usarme para bendecirlos. Aquí estoy, Dios, clamando insistentemente. Hoy no tengo miedo de iniciar mi día pidiéndote por mi salud, mi dolor y mis necesidades. Confiando en que dijiste: “pedid y se os dará”. Amén.

  296. Mi Dios, gracias por estar a mi lado en esos momentos en los que más te necesito. Gracias por hacerte sentir aún en el silencio y mostrarnos que eres grande, poderoso y maravilloso. Este día he vuelto, mi Señor, a experimentar tu poder que no me deja caer y que siempre está atento para que no resbale mi pie. He sentido tu amor y eso me da mucha esperanza y me quita todos los miedos que mis derrotas y mis limitaciones me causan. Tú estás a mi lado y por eso voy a dormir en paz porque sé que estarás velando mi sueño y nada me puede pasar. Te acepto y te recibo en este momento como mi protector, como mi dueño. Te suplico que bendigas a los que amo y a los que me aman. Permite que podamos estar juntos y que nos ayudemos con la solidaridad de quienes confían en Ti y saben que se necesitan los unos a los otros. Amén.

  297. Señor, en este nuevo día que me regalas, abro mi corazón a tu presencia y te suplico me bendigas y me llenes de tu paz y de tu alegría. Tú sabes cuanto necesito recuperar mi salud. Sabes que al abrir los ojos y darme cuenta que estoy vivo enseguida tomo conciencia de la necesidad absoluta que tengo de Ti y de tu poder. Sabes que eres la alegría en mis tristezas, la fuerza en los momentos de debilidad, mi sabiduría en los momentos de confusión. Por eso en este instante te suplico que te hagas presente, mi Señor, con toda tu fuerza para saber que todo lo que necesito lo voy a tener en la realización de este día. Te pido de manera especial que no permitas que nada me desanime, que pueda comprender que cada una de estas situaciones contrarias que uno tiene que vivir son experiencias que lo hacen crecer a uno y nos llevan a conocerte y a amarte mas, mi Señor. Amén.

  298. Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este cuerpo que somos, por este cuerpo que tenemos. Bendito seas por todas sus facultades, por todo lo que puedo hacer, por todo lo que puedo sentir, por lo que podemos lograr con él. Bendito seas por cada una de sus formas, por cada una de las pequeñas diferencias que tiene comparada con las demás personas que ocupan el planeta. Bendito seas, por la manera como este cuerpo también nos ha dado características de personalidad. Bendito seas porque lo inspiraste con una vida, y esa vida sucede en nosotros a cada segundo, a cada instante, y esa vida es una página en blanco esperando por ser escrita con nuestras propias manos, con nuestros pies y con nuestros actos y decisiones de todos los días. Señor, te implora que comiences a sanar mi cuerpo para sentirme feliz. Amén.

  299. Mi Dios y mi protector, hoy me levanto y te doy gracias por la nueva vida que me das. Permite en este día que yo sea un instrumento de tu paz, un instrumento evangelizador a través de mis deberes del día. Que todos los que a diario comparten conmigo conozcan de tu amor y de tu paz. Quisiera que hoy al igual que todos los días no te apartes de mi lado y me enseñaras a disfrutar de todas las maravillas que me regalas para vivir. Gracias, Señor, por llenarme de tu amor y bondad, gracias por permitir abrir mis labios y proclamar que Tú estás vivo dentro de mi corazón, gracias por amarme, por protegerme y por llenarme de tu Santo Espíritu para hacer tu voluntad en todo momento. Gracias, Señor, bendito seas. Amén.

  300. Señor, en este momento en que la ciudad se oscurece y que todo el mundo comienza a bajarle el ritmo a su trabajo, te quiero decir que tú eres mi luz, que tú eres el sentido de mi vida y que sin ti nada puedo hacer. Tú eres la razón de mi vida y te agradezco todo lo que me permites entender y comprender. Sé que mi vida va toda hacia ti como un túnel corre hacia la luz que tiene adelante, todo va hacia ti. Por eso antes de irme a dormir te declaro el Señor de mi vida y te suplico que tomes posesión de todo mí ser para que no haya en mi nada que no sea tuyo. Te entrego mi noche estando seguro de que todo saldrá súper bien y que mañana al levantarme tendré un sol inmenso que me invitará a seguir luchando por recuperar mi salud. Amén.

  301. Padre Dios, muchas veces te he dicho que necesito de Ti. Hoy otra vez te lo vuelvo a decir: Necesito de tu fuerza porque mis manos están débiles al igual que mis piernas, necesito de tu sabiduría porque hay confusiones en mi mente, necesito de tu coraje porque la cobardía quiere vivir en mi corazón, necesito de tu amor porque tengo personas que no sé cómo tratar, necesito de tu ánimo porque tantas dificultades acaban con el mío. Te pido que me ayudes a saber responder a cada uno de los estímulos que a diario recibo. No quiero ser violento ni pasivo. Quiero responder asertivamente a cada una de las invitaciones que la vida me hace al actuar, pero para ello necesito de tu ayuda, de tu impulso, de tu control y de todo lo que Tú sabes dar al que confía en Ti. Gracias por todas las bendiciones que ahora me das y porque me ayudas cada día a seguir adelanta. Gracias una vez más por los padres que me diste. Te amo y espero en Ti. Amén.

  302. La que canta es un testimonio viviente del poder de Dios. Tambien lo puede hacer contigo Oscar. Te bendigo en el nombre de Cristo Jesus

    • “Porque te devolveré la salud y te curaré las heridas, dice el SEÑOR” JEREMÍAS 30:17

      “En el nombre de Jesucristo de Nazaret, te ordeno que te levantes y camines”. HECHOS 3:6

      Eso dice su Palabra Oscar y su palabra es cierta y verdadera. En Juan 14:11-14 nos dice; “Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será glorificado el Padre en el Hijo. Lo que pidan en mi nombre, yo lo haré.”

      Su nombre tiene poder, por eso debemos orar en el nombrar de Cristo Jesús.

  303. Gracias, mi Señor, porque estás actuando en mi corazón para que las heridas se vayan cerrando y cicatrizando, de tal manera que pueda seguir construyendo unas buenas relaciones fraternales y familiares. Sé, mi Señor, que no puedo negar esas experiencias duras que estoy teniendo y que tengo que aprender de ellas para que pasar por esos trances cumpla su objetivo en mi vida. Me declaro libre, en tu Nombre, de todas esas sensaciones, emociones, recuerdos y heridas de ayer y de hoy gracias a tu apoyo y a tu actuación en mi vida. Soy libre para amarte con todas las fuerzas de mi ser, amarte con la dignidad de saberme hijo tuyo, y amar en libertad al prójimo. Me declaro libre de todo lo malo, y sé que estarás conmigo todos los días. Amén.

  304. El que canta ora 3 veces. Una de las formas de adorar Dios es a través de la canción.

  305. Mi Padre Dios, después de un día de lucha, esfuerzos y dificultades quiero llegar a ser amado, consentido y bendecido por Ti. Sí, mi Padre, quiero que en este momento me hagas sentir que estoy en manos seguras y que voy a recuperar mi salud, la paz y las fuerzas perdidas. Gracias porque sé que en este momento me estás abrazando y me estás haciendo sentir que soy tu hijo amado y que quieres lo mejor para mi. Gracias por todo el amor que derramas sobre mi mente y gracias porque sé que mañana abrirás los caminos de tal manera que mis pies no tropiecen, y, si lo hacen, Tú me puedas levantar y sanar. Te doy las gracias por hacerme sentir que soy tu hijo y que, definitivamente mi vida tiene sentido. Gracias por esta noche de paz y de serenidad que me vas a dar. Amén.

  306. Padre Dios, muy buenos días, hoy quiero reconocer y experimentar tu paternidad en mi vida. Tú sabes cual ha sido mi historia personal y conoces bien mis vacíos y mis miedos. Sabes por lo que estoy pasando y en que momento de mi vida estoy y que es lo que quiero para mí en mi futuro, Quiero sentir tu ternura en mi vida, tu amor de Padre que me acoge, me sostiene, me alimenta, me protege, me impulsa y está siempre pendiente de mí. Sí, mi Padre, hoy quiero sentir todo lo que es tu paternidad en mi vida. Me quiero sentir aceptado, querido y amado. Soy alguien deseado por Ti, me hiciste con tus manos. Gracias por hacerme sentir eso. Para que se vayan de mí los miedos, cualquier complejo y todas las taras sean superadas. Me amas, y quieres que sea feliz, mi Padre, eso te lo agradezco y ahora me motiva a seguir adelante. Te amo y dame tu santa bendición en este lindo día. Amén.

  307. Señor, quiero pedirte que me des las ganas, la capacidad y los espacios para buscarte y estar en contacto contigo. Sí, mi Dios, sabes que muchas veces me faltan ganas, no hay en mí esa motivación que requiero para abrirte el corazón y sentir toda tu bendición; otras veces, lo que me falta es la capacidad de concentración, de atención para hablarte con la sinceridad y profundidad que Tú mereces. Debo organizarme para tener tiempo y espacio para hablar contigo. Ya que hablar contigo, mi Señor, es fuente de paz, de serenidad, de tranquilidad, de gozo y de muchas motivaciones para vivir. Porque cuando te entiendo me entiendo, cuando te comprendo me comprendo. Sí, mi Dios, eso es lo que quiero, poder hablar contigo todos los días y en todo momento, que mi vida esté siempre en tu presencia. Sabes que quiero servirte con todas las fuerzas de mi ser. También quiero darte gracias por las bendiciones del día y dame tu santa bendición en esta noche que ya llegó. Amén.

  308. “¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará ; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede hacer mucho. Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres anos y seis meses. Y otras vez oró, y el cielo le dió lluvia, y la tierra produjo su fruto” Santiago 13-17.

  309. En este momento en el que se inicia un nuevo día para mí, Señor de la vida y del amor, te quiero alabar y bendecir por todo lo que me has dado. Si, mi Señor, te quiero decir que reconozco todo lo grande y poderoso que haces en mi vida y cómo la vas llenando de bendiciones. Hoy quiero pedirte de manera especial que me des la capacidad de respirar bien y voluntariamente, poder alimentarme bien para recuperar las libras que he perdido y tener fuerzas y movilidad en mi cuerpo para comenzar mis ejercicios de rehabilitación lo antes posible. Sí, mi Dios, quiero tener buena salud lo antes posible y te pido también que me comprendas y que me des la paciencia, la serenidad, el amor y la paz suficiente para que cada día yo me sienta mejor y sane totalmente. Te pido que no dejes que nada me haga sobresaltar ni perder la intención de estar atento a la manera como me relaciono con mis padres, mis amigos, y todos los médicos, enfermeras y personal del hospital. Dame su santa bendición. Amén.

  310. Gracias, Padre Dios, por enseñarme a confiar en tu poder y en tu misericordia. Hoy quiero decirte, antes de irme a dormir, que confío en Ti y que pongo en tus manos todas mis preocupaciones y dificultades. Desde ya te doy gracias porque sé que las cosas saldrán a mi favor y podré ver en cada una de esas realizaciones tu gloria. Te suplico que tomes mi corazón y lo aquietes de tal manera que no siga sobresaltándose por las situaciones que no puede entender ni manejar. Estoy seguro, mi Padre Dios, que mientras duermo Tú seguirás actuando y haciendo que las cosas estén mejor cada día. Te pido también que ayudes a mis padres que me están cuidando acá en el hospital, ya que ellos también son presa del desespero, y que puedan entender que sólo Tú tienes el control de todo y eres el único que puede decir cómo van a salir las cosas. Confío en Ti y duermo con la seguridad de tu amor. Amén.

  311. Cuando estoy ansioso porque las cosas no marchan como yo quiero, me pongo en las manos de Dios. Sí. para mí, confiar en Dios ha sido el antídoto a mi impaciencia y acelere. Cuando veo que mis deseos no se están viendo realizados, a pesar de mi duro trabajo, entonces me pongo en las manos de Dios. Cierro mis ojos y recuerdo que El tiene el control de todo, y que sólo El puede darme realmente lo que necesito y requiero. Puesto que si El me ama, es bueno y fiel, y yo confío en El, entonces no tengo que preocuparme tanto de las cosas porque éstas se darán para mi conveniencia en el momento que El lo considere conveniente, en su sabiduría. No ha sido un aprendizaje fácil para mí. Ha sido fruto de la oración y, sobre todo, de contemplar que a pesar de mis angustias y ansiedades, las cosas ocurren cuando tienen que ocurrir y muchas veces he comprobado que ha sido mejor que no pasaran como yo había pensado y trabajado. Sí, ha sido la experiencia diaria la que me ha enseñado que tengo que dar todo de mí, esforzarme al máximo, ser consecuente con los deseos que tengo, pero tengo que confiar y dejar a Dios actuar. Eso implica estar en contacto continuo e íntimo con El y estar leyendo la vida mía en clave de nuestra relación. Entrégale tus situaciones al Señor y verás como El hace lo que tú menos te has imaginado y te sientes más que bendecido. Trabaja duro pero ten presente que la vida la maneja Dios y no tus fuerzas.

  312. Creelo, recibe tu sanidad Oscar A. Te queremos y estas en nuestros corazones y oraciones.

    Eres bendecido

  313. Padre Dios, buenos días, aquí estoy otra vez delante de Ti. Sabes cuales son los sentimientos que gobiernan en este momento mi corazón. Sabes, mi Padre Dios, que hay en mi corazón algo de miedo frente al futuro. Sé que Tú eres un Dios de poder y victoria. Sé que me has dado todo desde el día que permitiste que mis padres me concibieran. Sé que todos los días de mi vida Tú me has guiado y me has hecho sentir que me amas y que no me dejas sólo. Por eso abro mi corazón en este momento y suplico tu acción para que haya en mí paz, armonía, paciencia, serenidad, tranquilidad y, sobre todo, Fé y confianza en que todo lo que he soñado y he puesto en tus manos lo voy a conseguir en el momento oportuno; que pueda sentir que Tú estás actuando en mi favor y que me darás lo que necesito cuando sea su tiempo. Amén.

  314. HOY SERE FORTALECIDO
    ME LEVANTARE, LUCHARE
    SERE EN GRAN MANERA BENDECIDO
    YO CREO EN DIOS, ME AFERRO A SUS PROMESAS
    MIS OJOS NO VERAN DERROTA
    EN MI CORAZON NO HABRA TRISTEZA….

  315. Te alabo y te bendigo porque a lo largo de este día me hiciste sentir todo el amor que tienes por mí. Gracias, mi Señor, por iluminar mi mente para que todos esos pensamientos negativos salieran de ella. Gracias, mi Señor, por purificar mi corazón y echar fuera todos los sentimientos negativos que allí se habían agolpado. Sí, mi Dios, gracias por invadirme con tu optimismo, por tu bendición y hacerme entender que la vida me ha sido dada para ser feliz y que no debo dejar que ninguna situación me descentre de esa razón de ser. Te doy gracias porque ahora, mi Señor, estás actuando en mí, de nuevo, para que pueda dormir en paz y en serenidad. Te pido que mañana me acompañes en cada una de las tareas que tenga que cumplir. y me des la seguridad de la victoria. Amén.

  316. Continúo con esta oración que he hecho antes: “Bendíceme con la salud para mi corazón y para mi cuerpo. Sabes que mi corazón necesita estar sano y mi cuerpo también; necesito estar sano, tranquilo y en paz. No permitas que los sentimientos negativos se aniden en mi corazón. Permíteme ser inteligente en mis relaciones afectivas y no engancharme en relaciones dañinas. Que pueda saber decir NO. Que pueda tomar la decisión de alejarme cuando sea necesario y, sobre todo, mi Señor, que no me apegue dañinamente a nadie. Que mis emociones sea sanas en cada nuevo día. Que respete la libertad de los demás, que no quiera poseer a nadie, que los ayude a realizar sin que eso vaya en contra de mis propios planes. Que sepa sacrificarme, comprometerme y esforzarme sin perder mi dignidad y sin vivir suplicando ni mendigando amor a nadie¨. Amén.

  317. Andres Borregales

    Salmo 27 para Familia Santamari;a.

    El Se;or es mi luz y mi salvacion
    De quien temere?
    Jehova es la fortaleza de mi vida
    De quien he de atemorizarme?
    Aunque un ejercito acampe contra mi
    No temera mi corazon
    Aunque contra mi se levante guerra
    Yo estare confiado en el Se;or.
    Amen.

  318. Señor, tengo alegría de sentirme vivo y con muchas posibilidades de ser feliz. Si, Señor, he descubierto mucha experiencia de amor y bendición, por eso estoy muy contento y feliz. Estoy gozoso de saber que me amas y que estás bendiciéndome en todos los momentos de mi vida. Si, Señor, quiero que este gozo que tengo no se me acabe por las dificultades que a lo largo de hoy pueda tener. Te amo, Señor, y confío en que Tú vas a estar acompañándome durante todas estas horas de trabajo para mi recuperación, estas horas de lucha y de relaciones con mis terapeutas que Tú me has puesto en mi camino. Quiero gozarme este día. Quiero sonreír en plenitud y no dejar que nada me quite este sentimiento de plenitud con el que me despierto hoy. Estoy seguro, Señor, por tu fuerza, de que voy a resolver todos los problemas que tengo y que podré experimentar tu prosperidad. Amén.

  319. Padre, te doy muchisimas gracias por la vida de Oscar, gracias porque se que tu has estado con el a lo largo de su vida y que no lo has abandonado en lo absoluto, que estuviste durante ese accidente, que lo protejiste y que lo sigues haciendo. Gracias por el progreso que esta haciendo en estos momentos, te pido Padre que no permitas que el miedo, la frustracion, la duda, la inesperanza y cualquier otro mal sentimiento inunde nuestras mentes, al contrario, te pido que nos llenes de amor, esperanza, fe y nos des fuerzas para seguir adelante, para transmitirle energia positiva. Se Senor que no hay obstaculo que pongas en nuestro camino que no podamos superar y se que todo pasa por una razon y tu, Padre, llevas a Oscar de la mano y lo estas guiando hacia el camino de la victoria. Ayudanos a aceptar tu voluntad cualquiera que sea.. Confio en Ti Senor y mas que nunca se que estas en esta situacion y se que no estamos solos en esto. Gracias Padre por el regalo de la vida, ayudanos a apreciarla verdaderamente, limpia nuestros corazones. Te lo pido en el nombre de Cristo Jesus, Amen.

  320. Querido Dios, quiero darte las gracias por este día que ya casi termina, quiero aprender a hablar contigo con más tranquilidad, Señor, con la serenidad total del que abre el corazón sin ocultar nada. Te pido que me ayudes. Enséñame a rezar con más fuerza cada día, que lo necesite, que lo haga siempre con ganas y entusiasmo, todos mis días, en las mañanas, en las noches, que nunca comience o termine un día sin estar a tu lado para escuchar lo que dices en la intimidad de mi corazón. Que no me olvide de hablarte un momento y contarte todo; porque es bueno descansar en Ti. Quiero tener un espacio para pedirte por mi salud y pronta recuperación, por mi familia, por mis amigos, por mis profesores, darte gracias por la vida y decirte que te siento cerca de mi vida, caminando a mi lado siempre. Gracias, Señor, por los dones que me diste, por cada uno de los carismas con los que llenaste mi vida; ayúdame a ponerlos al servicio de todos, especialmente de los que más lo necesitan. Amén.

  321. Dios de amor, en el camino de la vida son muchas las situaciones en la que nuestra fe es puesta a prueba, hoy quiero pedirte que me regales la fuerza del Espíritu Santo para que, renovado el hombre interior, mi proceso de conversión permanente siga con paso firme hacia la medida del amor que nos fijaste en tu palabra. Quiero, Señor, guardar tus mandamientos. Quiero compartir la alegría de tu resurrección con mis hermanos. Te pido con humildad que me ayudes a vivir con la paz que me da saber que me amas y me cuidas. Te pido que hoy me hagas radical en tu seguimiento, que mi entrega sea total y verdadera, que pueda gritar al mundo que te sirvo, que soy tuyo, que mi vida te perteneces, que me das tu victoria. Amén.

  322. Querido Oscar, primero que nada te felicito por tu esfuerzo en todas las evaluaciones y por los resultados!!!…. con perseverancia y constancia lograras todo lo que te propongas, estamos contigo, apoyandote y mandandote nuestros carinos y oraciones, aqui te mando una especial, besitos

  323. Señor, Dios de vivos, Tú que con tu poder resucitaste a tu hijo amado Jesucristo de la muerte, libéranos a nosotros con el poder de tu Espíritu Santo de los miedos que nos impiden seguir tu camino, de los temores que nos alejan del amor del prójimo, de los perjuicios que nos encadenan a la hipocresía y a la mentira. Dios de misericordia, que tu amor llene nuestros corazones de dulzura y comprensión, ya estamos cansados de caminar en un mundo lleno de odios y violencia, te entregamos de manera especial a los niños, para que, conducidos por tu amor, puedan construir un futuro mejor con la sabiduría que viene de Ti, iluminados por tu amor, soportados en tu perdón. Te entrego en este momento a cada miembro de mi familia para que sean arropados por tu sagrado manto la noche que está por llegar. Amén.

  324. Señor, en esta mañana confío en tu poder, en esta oración canto tu victoria, mi boca se llena de alabanzas, mis labios glorifican tu Nombre, mis manos se levantan para ser consagradas por y para Ti. Bendito Dios de la bondad infinita, que extiendes tu mano y partes en dos el mar, que lanzas tu Palabra y tiemblan las montañas, que tiene en su poder el mundo entero, ahora mira con ojos de bondad a este siervo tuyo y lléname de tu bendición. Que caiga sobre mí el Espíritu Santo que planifica, que vengan a mi corazón tu paz y tu amor. Quiero salir de este hospital donde me encuentro hoy con la certeza de que voy a vencer en cada lance del día todas las adversidades. Quiero estar contento, alegre y lleno de esperanza. No quiere que las tristezas, ni los sentimientos de depresión tengan hoy lugar en mi corazón. Soy tuyo, Señor, y estoy seguro que estando a tu lado puedo vencerlo todo. Amén.

  325. Dios, gracias por mostrarte en mi historia, por hacerme sentir que estás conmigo, por llenarme de tu bondad, por saber que hay tanta gente que me quiere y que están orando por mi salud, por la bendición que me das cada día y cada noche, porque me cobijas bajo tus alas y me haces estar seguro de que nada malo podrá pasarme mientras esté contigo. Bendito seas porque no te cansas de mandarme mensajes en la historia que vivo, porque te manifiestas día tras día, enviando bendiciones sobre este siervo tuyo, que no merece tanto amor, que nada hace para que lo ames con ese amor tuyo. Te suplico me tomes en tus manos y transformes todo aquello que no es agradable a tus ojos, porque quiero que al final de cada noche vivida pueda cerrar mis ojos con la paz que sólo Tú me puedes dar, mi amado Señor, gracias por todo y te pido que te quedes conmigo esta noche, como siempre, como desde el primer día que nací. Amén.

  326. Padre Dios, hoy me quiero sumergir en tu presencia como me sumerjo en el mar. Hoy quiero quedar totalmente rodeado de tu presencia, quiero sentir que estas cubriéndome y haciéndome sentir seguro en Ti. Hay miedo y depresión en mi vida. Sensaciones que no puedo controlar y que por mucho que quiero echarlas de mi ser, se instalan y quieren vivir en mí. Por eso, en este momento, Padre Dios, quiero sentir que estás amándome y que me impulsas a dar lo mejor de mí. Quiero que mi corazón pueda saltar de emoción al saber que Tú eres quien lo cuida y lo protege. Por eso hoy te pido te manifiestes en mi vida de tal manera que no tenga miedo, ni quiera seguir triste sino que, al contrario quiera vivir con todas las ganas cada una de las situaciones de este día. Gracias por todas las bendiciones de este día y por la alegría y el ánimo que me das. Olvidaba darte las gracias por los padres que me diste. Amén.

  327. Padre Dios, hazte presente en este lugar, estoy cansado y agobiado, los problemas parecen ser más grandes que mis capacidades, pero también soy consciente que no he vivido ninguna prueba que no sea humanamente soportable, que todas estas cargas las puedo llevar si estás conmigo, mi Señor, soy fuerte gracias a Ti, Tu eres la roca firme sobre la cual está cimentada mi vida, por eso no me da miedo todo esto que me está aconteciendo, sin embargo, tomo conciencia de que solo no puedo, que sin Ti todo es vano, cualquier esfuerzo, lo que haga o deje de hacer, tiene sentido en la medida en que lo ponga en tus manos. Yo te adoro, te exalto y me alegro en tu presencia, te reconozco como mi salvador, por eso nuevamente, Señor, te pido que te hagas presente aquí. Gracias por este descanso y el nuevo día de mañana. Amén.

  328. Ven, Espíritu Santo, Espíritu de amor, Espíritu de fortaleza y esperanza, Espíritu de profecía y llena mi corazó con tu verdad para ser testigo fiel del evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Ven, Espíritu , que llena de dones, y sopla tu plenitud sobre mi cuerpo. Ven, Espíritu que hablaste por los protestas y que animaste el corazón de quienes deciden ser instrumento de la acción poderosa del amor. Ven, Espíritu, ven te necesito para iniciar este día, para que selles para Ti nuestros labios y se cierren a la ofensa, a la injuria, al desprecio; sella mi mente y saca de ahí los pensamientos que desdibujan la imagen y semejanza del Padre Dios, ven y sella mi corazón y que sus sentimientos sean puros y dignos de tu amor. Ven, Espíritu, ven, derrámate con fuerza sobre mi existencia. Ven, Espíritu Divino, acompáñame hoy y siempre. Amén.

  329. Gracias, Padre Dios, por el milagro de la vida que me has permitido gozar en este día. Gracias por todas las bendiciones de amor y de salud que me has dado a lo largo de él. Gracias porque a esta hora de la noche encuentro que me recibes con las manos abiertas para hacerme sentir todo tu amor. Te quiero suplicar por todas las dificultades de salud que tengo y pedirte que me ayudes a solucionarlas. Tú sabes cuáles son y te las quiero enumerar una a una, confiando en tu poder y misericordia para que me alientes. Te alabo y te bendigo por tu poder! Confío en que en este instante estarás haciendo que todas esas realidades se hagan presente en mi vida. Sé que una vez más volverás a hacer los milagros, no los que quiero, pero si los que necesito. Gracias por la bendición que me estás dando en esta noche. Amen.

  330. En esta noche, mi Señor quiero abrir mi ser a tu amor. Tú me conoces, sabes quien soy, mi corazón está siempre en tu presencia y nada te oculto. Has traído bendiciones enormes en esta jornada de hoy, me has llenado de grandes muestras de tu misericordia, porque no hay ningún límite para tu amor. Muestra tu poder una vez más. Ven a mi historia, ven a mí, a lo que hago y lo vivo. Derrámate ahora, Espíritu Santo poderoso, ven y lléname , porque tengo hambre y sed de Ti. Espíritu del amor, que no me falte nunca esa certeza de saberme amado por Ti, que nunca me llegue a creer poco valioso sino que tengas más que claro que has derramado tu sangre preciosa en la cruz por amor a mí, porque soy importante, porque me consideras perla preciosa por la que vendes todo para rescatarme y devolverme mi salud. Gracias por tu amor, Señor. Amén.

  331. Michelle Malave

    Querido oscar, me acabo de enterar lo que le paso a tu hijo, de verdad lo lamento mucho, sin embargo manten encedida la llama de la FE y esperanza, mira que Dios todo lo puede, yo soy muy devota de la Virgen del Valle, asi que le pedire de corazon por la pronta recuperacion de tu hijo, ” visualizalo sano… Que asi sera..” Un abrazo grande y te recuerdo con mucho cariño, saludos a Evelyn y los niños

  332. La gloria de los jóvenes radica en sus fuerzas. Proverbios 20:29

  333. ¡PARA HOY , DAME SEÑOR!

    Para hoy
    Dame Señor
    entusiasmo para actuar
    en cada momento del día
    con una entrega total.

    Para hoy
    Dame Señor
    paciencia y una gran fortaleza
    para aceptar los detalles
    que tu me vas a mandar.

    Para hoy
    dame Señor
    capacidad para Amar
    cuanto cruce mi camino
    captando todo lo bello que me das.

    Para hoy
    dame Señor
    el don de aceptar a las personas como son y
    de disfrutar mi vida como es hoy.

    Para Hoy
    dame Señor
    tiempo para Orar,
    para llenarme de Tu Amor,
    olvidarme de mis penas y
    entregarme al servicio de los demás.
    Amén!

  334. ORACIÓN DE LA MAÑANA

    Señor, en el silencio de este día que nace
    vengo a pedirte paz, sabiduría y fuerza.
    Hoy quiero mirar el mundo con ojos llenos de amor;
    ser paciente, comprensivo, humilde, suave y bueno.
    Ver detrás de las apariencias a tus hijos
    como los ves Tú mismo, para así, poder apreciar
    la bondad de cada uno.
    Cierra mis oídos a toda murmuración,
    guarda mi lengua de toda maledicencia.
    Que solo los pensamientos que bendigan
    permanezcan en mí.
    Quiero ser tan bien intencionado y justo,
    que todos los que se acerquen a mí,
    sientan tu presencia.
    Revísteme de tu bondad, Señor,
    y haz que durante este día,
    yo te refleje. Amén.

  335. Cuál es…

    El día más bello: hoy.
    La cosa más fácil: equivocarse.
    El obstáculo más grande: el miedo.
    El error mayor: bajar los brazos.
    La raíz de todos los males: el egoísmo.
    La distracción más bella: el trabajo.
    La peor derrota: el desaliento.
    Los mejores profesores: los niños.
    La primera necesidad: comunicarse.
    Lo que hace más feliz: ser útil a los demás.
    El misterio más grande: la muerte.
    El peor defecto: el malhumor.
    La persona más peligrosa: la mentirosa.
    El sentimiento más ruin: el rencor.
    El regalo más bello: el perdón.
    Lo más imprescindible: el hogar.
    La ruta más rápida: el camino correcto.
    La sensación más grata: la paz interior.
    El resguardo más eficaz: la sonrisa.
    El mejor remedio: el optimismo.
    La mayor satisfacción: el deber cumplido.
    La fuerza más potente del mundo: la fe.
    Las personas más necesarias: los padres.
    La cosa más bella de todas: EL AMOR.

  336. Padre Dios Todopoderoso, fuente de la salud y del consuelo,
    que has dicho “Yo soy el que te da la salud” (Exodo 15,26).
    Acudo a ti en este momento en el que por la enfermedad experimentamos la fragilidad de nuestros cuerpos.
    Ten piedad Señor de los que estamos sin fuerza (cf Salmo 6), “devuélvenos la salud y quedaremos sanos” (Jer 17,14).
    Has efectivos los tratamientos médicos (cf Ec 38, 1-15).
    Líbrame de los efectos secundarios de la medicina y haz lo que la medicina no puede hacer.
    Realiza un milagro de tu amor y concédeme la salud de mi cuerpo, la paz en el alma, para que libre de toda enfermedad y recobradas las fuerzas, pueda servirte mejor a ti y a nuestros hermanos (cf Lucas 4, 38-39).
    Lo pido en el nombre de tu Hijo Jesucristo, con la Virgen María nuestra madre, orando en la fuerza del Espíritu Santo, a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

  337. Oración para dar gracias: Salmo 138

    Te doy gracias, Señor, de todo corazón,
    te cantaré en presencia de los ángeles.
    me postraré ante tu santo Templo,
    y daré gracias a tu Nombre
    por tu amor y tu fidelidad,
    porque tu promesa ha superado tu renombre.

    Me respondiste cada vez que te invoqué
    y aumentaste la fuerza de mi alma.
    Que los reyes de la tierra te bendigan
    al oír las palabras de tu boca,
    y canten los designios del Señor,
    porque la gloria del Señor es grande.

    El Señor está en las alturas,
    pero se fija en el humilde
    y reconoce al orgulloso desde lejos.
    Si camino entre peligros, me conservas la vida,
    Extiendes tu mano contra el furor de mi enemigo,
    y tu derecha me salva.
    El Señor lo hará todo por mí.
    Tu amor es eterno, Señor,
    ¡no abandones la obra de tus manos!

  338. Gracias, Señor, por estar a mi lado y darme todo lo que necesito. Algunas veces me desespero porque quisiera que todo fuera rápido y ya tuviera cada una de las cosas que requiero con respecto a mi salud, pero sé que Tú eres el dueño del tiempo y sabes en qué momento me puedes dar eso que te pido con tantas ansias. No me es fácil aceptar y entender esto que me está pasando, pero quiero que sepas que estoy intentando entender más para tener una relación sólida y saludable contigo que todo lo puedes y lo sabes. Gracias por acompañarme en el día de hoy, en mis luchas, en mis dolores y darme paz para seguir adelante. Te suplico que en este momento sanes todas las heridas emocionales que hay en mí de mi pasado y de este día que ya casi se acaba. Sáname y hazme estar en Ti. Confío plenamente en tu amor, en tu poder y en tu presencia, por eso te doy gracias y dormiré en paz esta noche. Dame una vez más tu bendición. Amén.

  339. Querido Padre, en el nombre de Cristo Jesús, quiero darte gracias por la vida de Oscar Alejandro, es tu hijo Señor, tu lo pensaste y creaste con un propósito y sé que sé que tu propósito en su vida se va a cumplir. Tu palabra dice que tu ángel acampa alrededor nuestro y declaro esa palabra para Oscar A. Tu ángel está con él guardándolo y defendiéndolo.

    Declaro que Oscar A. es sano Señor, tu tienes el poder para crear esa conexión divina entre su cerebro y sus piernas. Glorificate en el cuerpo de Oscar A.

    Padre tu palabra dice CLAMA Y TE RESPONDERÉ, Es a ti a quien debemos clamar, no hay otro a quien clamar. PIDE Y SE TE DARÁ, BUSCA Y ENCONTRARAS, LLAMA Y SE TE ABRIRÁ dice tu palabra que es cierta y verdadera. Solo Jesús es quien puede permitirnos llegar a ti, no hay otro. Tu eres un Dios celoso y la gloria es tuya Padre. Gracias, gracias Padre eres poderoso y amoroso.

    Oscar Alejandro te bendigo en el nombre de Cristo Jesús

  340. Padre Dios, gracias por este nuevo día. En esta etapa de mi vida necesito mucho de Ti, de tu amor, de tu poder, de tu presencia, de tu fuerza y todo lo que me puedas dar. Sabes por lo que estoy pasando, conoces cada una de mis situaciones que tengo que enfrentar en estos días. Sabes que requiero sentirme amado y apoyado para tener la seguridad que mi proyecto de vida me exige. Por eso quiero iniciar este día delante de Ti, suplicándote que te maravilles en mi ser, que me llenes de tu presencia y me hagas estar listo para continuar la lucha y lograr todos los objetivos que me proponga a partir de hoy, siempre contigo a mi lado. Bendice mi mente para estar lúcido. Fortalece mis manos, mis piernas, y todo mi cuerpo, mi corazón y mi mente. Purifica mi boca para hablar desde tu corazón y dame un corazón grande para comprenderlos a todos. Gracias por los padres que me diste, los amo con todo mi corazón. Amén.

  341. Al llegar la noche y saber que este día va a terminar, quiero darte las gracias, Padre Dios, por esta nueva oportunidad que me has dado para seguir construyendo mi vida, por mantenerme vivo y con la posibilidad de hacer lo que requiero. Te doy gracias porque a lo largo de esta jornada sentí que me empujaste para seguir adelante sin miedo alguno. Eres mi fuerza y estás en mi vida para hacerme disfrutar y sonreír. Estoy seguro que me mostrarás el camino que requiero para triunfar en cada una de mis batallas que tengo que dar. Te pido que mientras duermo prepares todos los caminos para mí y para mi familia y me permitas no encontrar tanto viento en contra en la realización de mi recuperación.
    Gracias por permitirme dormir plácidamente y estar preparado mañana, para hacer lo que se requiera con la seguridad de seguir triunfando. Amén.

  342. Hi Oscar and Evelyn,

    I just heard about the accident and am so sorry for what your son is going through Oscar. :( You are all in my thoughts and prayers and unfortunately I can relate to what he is going through as after my spine surgery I had lost the use of my right side and had to teach myself how to do everything all over again. :( So, if there is anything I can do to help please just ask. And if you want some recommendations on physical therapy, occupational therapy, etc. (when the time is right) as I found some fantastic people who helped me tremendously during my path to recovery…

    Stay strong and please do not hesitate to ask for help… we all want to help!

    Love you all,
    Lori and Mackenzie

  343. Gracias, Señor, porque una vez más te has manifestado en mi vida. Gracias a Ti pude dormir tranquilo, con la certeza de saber que tu Santo Espíritu habita en mi corazón y me protege de malos pensamientos. Dios de amor, no quería levantarme sin decirte lo importante que eres en mi vida y por darme la oportunidad de vivir un día más, gracias a
    tu infinita misericordia. Hoy voy a luchar confiado porque sé que a cada instante cuidarás mi vida. Señor, yo creo en tu poder y en el poder de la alianza de amor que has sellado conmigo, sé que eres mi centinela y que aquel que quiera atacarme, huirá, porque reconocerá en Ti al dueño de todas las cosas, y confío que al salir de acá me esperarán buenas nuevas y extenderás tu mano sobre mi cuerpo para sanarme y guiarme. Permite que por mi humilde oración una nueva lluvia de gracia y bendiciones se derrame en mi y en la vida de mis hermanos. Amén.

  344. Señor, he llegado al final de otro mes. Mañana comienza una nueva experiencia,
    nuevas situaciones, nuevos retos, nueva vida. Todo porque así lo haces Tú que
    renuevas todo, que haces nuevas todas las cosas. Te pido que tenga un corazón
    dispuesto a captar tu novedad en la existencia. Que mi ser sea capaz de renovarse, para que cada día inicie con un cántico nuevo, porque las gracias que tengo cada día son
    nuevas, porque siempre hay una bendición nueva, una manera maravillosa de hacer
    descubrir que estás conmigo y me llenas de tus dones, de tus bendiciones, de tus alegrías, de tu fuerza, de tu luz, de tu plenitud.

    Dios de la novedad, mi corazón te alaba ahora y por siempre.

    Gracias no sólo por esta noche, sino por el mes que termina y por el que llega mañana. Amén.

  345. Padre Dios, déjame expresarte todo lo que en este momento
    estoy sintiendo, es muy difícil contar con palabras lo que es
    sublime, pero voy a realizar el intento, valiéndome de mi
    experiencia contigo. Te doy las gracias por regalarme la oportunidad
    de estar vivo, de ver cómo te manifiestas en mi historia, de descubrir
    que lo hiciste todo por mí, gracias, mi Señor, porque en medio de todo
    lo que me está sucediendo, puedo reconocer las maravillosas
    posibilidades que Tú en tu infinita misericordia tienes para mí.
    Te alabo, mi Señor, porque cuando más te necesito me visitas y te quedas
    a cenar en mi corazón, eres aquel que ha obrado hasta lo imposible para
    hacerme saber que yo soy tu perla más valiosa.Te glorifico por el amor
    que me tienes, por tu bondad sin límites. Amén.

  346. ¡Oh Jesús! que clavado en la cruz, nos dejastes como Madre nuestra, a Tu Madre Santa Virgen: concèdenos por Su mediación amorosa, la purificación de nuestras almas y la curación milagrosa del cuerpo aquejado y adolorido de tu hijo Oscar Alejandro Santamariña.

    Te lo suplicamos confiados en Tus palabras: “Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen, y lo conseguirían”; y en cumplimiento de las promesas hechas por María, Rosa Mística en Montichiari y Fontanelle. Amén.

    Se rezan 3 Aves Marías y Gloria, para honrar las tres rosas de Nuestra Señora.
    San Rafael Arcángel intercede por mi.

  347. Dios todopoderoso,
    dador de la salud
    y remedio de todos los males,
    concede tal seguridad de tu presencia en
    en tu hijo Oscar Alejandro,
    que pueda tener plena confianza en ti,
    a fin de que, envuelto en tu amor
    y en tu poder,
    pueda recibir Oscar Alejandro Santamariña,
    la salud y la salvación, según tu libre
    voluntad, en medio de sus sufrimientos
    pongo en ti mi confianza.

    Padre misericordioso,
    tu que conoces hasta donde llega la buena
    voluntad del hombre,
    tu que nunca niegas el perdón a los que
    acuden a ti,
    compadécete de tu hijo Oscar Alejandro,
    te pedimos que,
    ayudado por la oración de nuestra fe,
    se vea aliviado en su cuerpo y en su alma,
    obtenga el perdón de sus pecados
    y sienta la fortaleza de tu amor.

    Señor Jesucristo,
    redentor de los hombres,
    que en tu pasión
    quisiste soportar nuestros sufrimientos
    y aguantar nuestros dolores,
    te pedimos por Oscar Alejandro, que esta enfermo:
    Tu, que lo has redimido,
    aviva en el la esperanza de su salvación
    y conforta su cuerpo y su alma.
    Tu, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amen.

  348. ORACIÓN PARA PEDIR SALUD DE OSCAR ALEJANDRO

    Padre Dios Todopoderoso, fuente de la salud y del consuelo, que has dicho “Yo soy el que te da la salud” (Exodo 15,26). Acudimos a ti en este momento en el que por la enfermedad experimentamos la fragilidad de nuestros cuerpos. Ten piedad Señor de los que estamos sin fuerza (cf Salmo 6), “devuélvenos la salud y quedaremos sanos” (Jer 17,14). Has efectivos los tratamientos médicos (cf Ec 38, 1-15). Líbranos de los efectos secundarios de la medicina y haz lo que la medicina no puede hacer. Realiza un milagro de tu amor y concédenos la salud del cuerpo, la paz en el alma, para que libres de toda enfermedad y recobradas las fuerzas, podamos servirte mejor a ti y a nuestros hermanos (cf Lucas 4, 38-39). Lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo, con la Virgen María nuestra madre, orando en la fuerza del Espíritu Santo, a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

  349. Oracion al Senor de los Milagros ‘
    Yo creo en ti senor porque eres la verdad misma, espero en ti porque eres todo poder ,te amo con todo mi corazon porque eres todo bondad y me pesa en el alma haberte ofendido,porque eres infinitamente bueno,

    Senor Jesus que dijiste pide y recibiras ,llama y se abrira,busca y hallaras,yo espero, yo llamo ,yo busco esta GRACIA………….QUE MI OSCAR ALEJANDRO SE RECUPERA CUANTO ANTES , cumple ,Jesus Mio , tu palabra conmigo AMEN

    Senor Jesus que dijistes, el Cielo y la tierra pasaran ,pero mis palabras no pasaran ,yo espero de ti esta GRACIA

  350. Señor, a TI me dirijo con el corazón abierto
    para pedirte por la salud de Oscar Alejandro Santamariña
    Señor, por favor te pido que le brindes:
    Fortaleza para soportar la rehabilitación,
    Fe en Ti para salir adelante,
    Paciencia para no decaer,
    Esperanza para luchar por sí mismo,
    Energía para levantarse dia a dia.
    Asimismo, Señor, te pido
    por sus padres,hermanos para que les des
    toda la entereza y la sabiduría necesarias
    para saber llevar esto adelante, con espíritu optimista y Fe en Tí.

  351. PESCADOR DE HOMBRES.

    1.- Tú has venido a la orilla,

    ho has buscado ni a sabios ni a ricos,

    tan sólo quieres que yo te siga.

    Señor, me has mirado a los ojos,

    sonriendo has dicho mi nombre,

    en la arena he dejado mi barca,

    junto a Ti buscaré otro mar.

    2.-Tú sabes bien lo que tengo,

    en mi barca no hay oro ni espadas,

    tan sólo redes y mi trabajo.

    3.-Tú necesitas mis manos,

    mi cansancio que a otros descanse,

    amor que quiera seguir amando.

    4.-Tú pescador de otros lagos,

    ansia eterna de almas que esperan,

    amigo bueno que así me llamas.

  352. Marianela Carrillo

    Huellas en la arena

    Una noche tuve un sueño…
    soñé que estaba caminando por la playa con el Señor
    y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida.

    Por cada escena que pasaba,
    percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena:
    unas eran las mías y las otras del Señor.

    Cuando la última escena pasó delante nuestro
    miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena,
    y noté que muchas veces en el camino de mi vida
    quedaban sólo un par de pisadas en la arena.

    Noté también que eso sucedía
    en los momentos más difíciles de mi vida.

    Eso realmente me perturbó
    y pregunté entonces al Señor:

    “Señor, cuando decidí seguirte
    tú me dijiste que andarías conmigo,
    a lo largo del camino,
    pero mirando atrás,
    durante los peores momentos de mi vida,
    encuentro sólo un par de pisadas.
    No comprendo porqué me abandonaste
    en las horas en que yo más te necesitaba”.

    Entonces, el Señor,
    clavando en mi su mirada infinita me contestó:

    “Mi querido hijo. Yo te he amado
    y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles.
    Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas
    fue justamente allí donde te cargué en mis brazos”.

  353. Orar sin desfallecer

    No significa orar sin parar, sino continuar orando hasta que el Espíritu ponga en nuestro corazón la convicción de que ya hay respuesta a nuestra oración. Unas veces el contenido de nuestra oración será permanente, como sucede cuando oramos en general por la conversión de los pecadores, pero otras veces podrá ser temporal, como en el caso de orar por alguien que llega a convertirse. En el primer caso, la continuidad forma parte de esta intercesión y habrá que ser constantes en la oración; en el segundo, hay un momento para cesar en la intercesión o modificar el contenido. Orar sin desfallecer significa especialmente no desanimarnos porque no recibimos respuesta a nuestra oración cuando la esperamos, sino mantenernos intercediendo por la fuerza de la fe y de la esperanza, hasta que el Espíritu o la realidad nos hagan ver que nuestra oración está ya contestada.

  354. El Amor de Dios es la flor, y la Misericordia es el fruto.

    Que el alma que duda lea estas consideraciones sobre la Divina Misericordia y se haga confiada.

    Misericordia Divina, que brota del seno del Padre, en Ti confío.
    Misericordia Divina, supremo atributo de Dios, en Ti confío.
    Misericordia Divina, misterio incomprensible, en Ti confío.
    Misericordia Divina, fuente que brota del misterio de la Santísima Trinidad, en Ti confío.
    Misericordia Divina, insondable para todo entendimiento humano o angélico, en Ti confío.
    Misericordia Divina, de donde brotan toda vida y felicidad, en Ti confío.
    Misericordia Divina, más sublime que los cielos, en Ti confío.
    Misericordia Divina, fuente de milagros y maravillas, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que abarca todo el universo, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que baja al mundo en la Persona del Verbo Encamado, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que manó de la herida abierta del Corazón de Jesús, en Ti confío.
    Misericordia Divina, encerrada en el Corazón de Jesús para nosotros, y especialmente para los pecadores, en Ti confío.
    Misericordia Divina, impenetrable en la Institución de la Santa Eucaristía, en Ti confío.
    Misericordia Divina, en la Institución de la Santa Iglesia, en Ti confío.
    Misericordia Divina, en el Sacramento del Santo Bautismo, en Ti confío.
    Misericordia Divina, en nuestra justificación por Jesucristo, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que nos acompaña durante toda la vida, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que nos abraza especialmente a la hora de la muerte, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que nos otorga la vida inmortal, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que nos acompaña en cada momento de nuestra vida, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que nos protege del fuego infernal, en Ti confío.
    Misericordia Divina, en la conversión de los pecadores empedernidos, en Ti confío.
    Misericordia Divina, asombro para los ángeles, incomprensible para los Santos, en Ti confío.
    Misericordia Divina, insondable en todos los misterios de Dios, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que nos rescata de toda miseria, en Ti confío.
    Misericordia Divina, fuente de nuestra felicidad y deleite, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que de la nada nos llamó a la existencia, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que abarca todas las obras de Tus manos, en Ti confío.
    Misericordia Divina, corona de todas las obras de Dios, en Ti confío.
    Misericordia Divina, en la que estamos todos sumergidos, en Ti confío.
    Misericordia Divina, dulce consuelo para los corazones angustiados, en Ti confío.
    Misericordia Divina, única esperanza de las almas desesperadas, en Ti confío.
    Misericordia Divina, remanso de corazones, paz ante el temor, en Ti confío.
    Misericordia Divina, gozo y éxtasis de las almas santas, en Ti confío.
    Misericordia Divina, que infunde esperanza, perdida ya toda esperanza, en Ti confío.

    Oh Dios Eterno, en Quien la Misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu Mirada bondadosa y aumenta Tu Misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentemos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu Santa Voluntad, que es el Amor y la Misericordia. (Diario, 950).

  355. Oh Jesús, tu Corazón Traspasado es el Océano de infinita Misericordia de donde manan, copiosamente, tu Sangre y Agua. Sangre que libera nuestros pecados. Agua que purifica y vivifica nuestros corazones. Tú eres la Fuente abierta de salvación, en la cual deseamos sumergirnos para ser transformados con el poder redentor de Tu Misericordia.

    Jesús, Tú nos has ofrecido en esta Imagen de tu Corazón Misericordioso revelada a Santa Faustina, un Recipiente por el cual podemos venir a la Fuente de Misericordia para recoger, sin límites, gracias abundantes de conversión, sanación y redención.

    ¡Oh Jesús, en Ti confío! En Ti confío mi vida entera, mi corazón, mis temores, mis fragilidades, mis sueños y todos mis sufrimientos, los del cuerpo y los más íntimos de mi corazón.

    ¡En Ti confío, Oh Misericordia Divina! Tú que miras mi debilidad con ojos compasivos; que levantas mi miseria con el poder de Tu Amor; que das vida a mi esterilidad y que confías en mí a pesar de mí mismo.

    En Ti confío, Tú que calmas las tempestades del alma y las grandes tormentas que azotan la barca de nuestras vidas, familias, comunidades y naciones.

    En Ti confío el pasado que de tantas formas nos aplasta; el presente que nos inquieta y el futuro que tantas veces nos angustia.

    ¡Oh Corazón Misericordioso! En Tu Llaga bendita nos escondemos, descubriendo allí nuestro refugio y descanso… nuestra paz. En el inmenso océano de Tu Corazón, nos sumergimos hoy, nosotros pecadores, esperando con confianza el don más hermoso de Tu Amor por la humanidad: Tu Misericordia.

  356. A las 3:00 de la tarde es la hora de la Misericordia

    “En esta Hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Mi Pasión…”

    “Oh, Sangre y Agua que brotaste del Sagrado Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros: En Tí confío.” (Diario, 187)

    “En esa Hora puedes obtener todo lo que pidas para ti o para los demás. En esa Hora se estableció la gracia para el mundo entero: la Misericordia triunfó sobre la justicia” (Diario, 1572).

    Te saludo, Misericordiosísimo Corazón de Jesús,
    Viva Fuente de toda gracia,
    Único amparo y refugio nuestro,
    En Ti tengo la luz de la esperanza.

    Te saludo, Corazón Piadosísimo de mi Dios,
    Insondable, viva Fuente de Amor,
    De la cual brota la vida para los pecadores,
    Y los torrentes de toda dulzura.

    Te saludo, Herida abierta del Sacratísimo Corazón,
    de la cual salieron los rayos de la Misericordia
    Y de la cual nos es dado sacar la vida,
    Únicamente con el Recipiente de la confianza.

    Te saludo, Inconcebible Bondad de Dios,
    Nunca penetrada e insondable,
    Llena de Amor y de Misericordia, siempre santa,
    Y como una buena madre inclinada sobre nosotros.

    Te saludo, Trono de la Misericordia, Cordero de Dios,
    Que has ofrecido la vida por mí,
    Ante el cual mi alma se humilla cada día,
    Viviendo en una fe profunda.
    (Diario, 1321).
    Te saludo, oh Pan de los ángeles,
    Con profunda fe, esperanza, amor,
    Y de lo profundo del alma Te adoro,
    Aunque soy una nulidad.

    Te saludo, oh Dios oculto,
    Y Te amo con todo el corazón,
    No me estorban los velos del misterio,
    Te amo como los elegidos en el Cielo.

    Te saludo, oh Cordero de Dios,
    Que quitas las culpas de mi alma,
    A quien acojo en mi corazón cada mañana,
    Y Tú me ayudas en mi salvación.
    (Diario, 1324. Cracovia, 20-X-1937)

  357. Oración de Sanación para Oscar Alejandro Santamariña

    Señor Jesús, tu pasaste por el mundo haciendo el bien y sanando toda enfermedad y toda dolencia. Tú eres el mismo de ayer, hoy y siempre, Tú sabes cual es la mayor necesidad de Oscar Alejandro en estos momentos. Señor Jesús, tu llevas a las casas, y a los hospitales la paz, la salud y la alegría.

    Extiende ahora mismo tu mano sobre el cuerpo de Oscar Alejandro y sana toda enfermedad con tu poder sanador. Devuélvele el don más grande que es la salud a su alma y a su cuerpo. Pasa tu mano llagada sobre todo el cuerpo de Oscar Alejandro en este momento, entra con tu poder y llega a los sitios de su cuerpo, donde los médicos no han podido hacer nada y sana totalmente lo que no funciona bien y hazlo nuevamente un muchacho totalmente normal para que pueda seguir estudiando y jugando Golf, ya que es uno de sus deportes favoritos.

    Te proclamo hoy Señor de la vida de Oscar Alejandro, recoge todo lo malo que hay dentro de él: tristezas, amarguras, soledad, miedo, angustia, desesperación, fracaso, pecado. Sana su mente, su corazón, y su cuerpo con el poder de tus santas llagas. Creemos en tu palabra. “Por tus llagas Oscar Alejandro ha sido sanado”. Amén.

  358. Hoy es el Dia de San Judas Tadeo, patrono de los casos imposibles.
    Donde quiera que estes, si estas leyendo esto es porque quieres a Oscar Alejandro y estas pendiente de su recuperacion. Reza esta oracion a San Judas en su dia para que por su intercesion ayude a Oscar Alejandro en su completa recuperacion.

    Glorioso Apostol San Judas Tadeo.
    Siervo fiel y amigo de Jesús, ruega por mí que me encuentro en una gran necesidad.
    Ya que la piedad cristiana te ha declarado patrono y abogado de las causas difíciles,ven en mi ayuda en esta gran necesidad en que me hallo.
    Haz uso de este privilegio especial,que Jesús te ha concedido y soluciona mi problema favorablemente.
    Todo lo espero de tu gran poder de intercesión….Amén

  359. Salmo 23

    El Señor es mi pastor, nada me falta.

    En prados de hierba fresca me hace reposar,

    me conduce junto a fuentes tranquilas

    y repara mis fuerzas.

    Me guía por el camino justo,

    haciendo honor a su Nombre.

    Aunque pase por un valle tenebroso,

    ningún mal temeré,

    porque Tú estás conmigo.

    Tu vara y tu cayado me dan seguridad.

    Me preparas un banquete

    en frente de mis enemigos,

    perfumas con ungüento mi cabeza

    y mi copa rebosa.

    Tu amor y tu bondad me acompañan

    todos los días de mi vida;

    y habitaré en la casa del Señor

    por años sin término.

  360. Alabanza a la Virgen María.

    Bendita Tu eres Virgen María, Madre y Señora claridad de la luz, servidora de los afligidos, humildad en la existencia divina, sanadora de los enfermos, perfumada es tu presencia, goza el Señor de que seas su Madre, los Ángeles te alaban, cantan en tu presencia femenina, firmeza y sabiduría, amorosa y fiel es tu armonía, tus rayos dorados desprenden energía todos los instantes de cada día, amiga de las madres porque sabe de su amor, Bendita seas porque eres elegida de Dios, intercede por los pecados a tu Hijo Redentor, quiero quererte siempre alabada mía, gracias por ser mujer, candor del corazón, romance del amanecer, las nubes te elevan a la grandeza del Señor, milagro de la luz, paz y alegría, gracias por ser mi amiga, quédate eternamente con nosotros Reina mía.

  361. Venus & Walter Antoniuk

    Oscar & Family,

    You have choosen to respond to Life’s difficulties with LOVE & COMPASSION, instead of fear & doubt. Oscar’s situation has given you the opportunity to LOVE each other unconditionally and strengthen your family ties.

    Remember to be in the Present Moment and allow yourself to experience the love that emanate from each person that visits your room. Be kind to yourself, you are doing your best.

    From the book a stroke of insight.. When you visit Oscar’s room, please remember to take Responsability for the energy you bring into his room. Peace is just a thought away… http://mystrokeofinsight.com/

    Our prayers & thoughts are with your family.

  362. Sending lots of love and healthy thoughts to your entire family. Seeing those wonderful photos on the homepage of a healthy Oscar gives me assurances of God’s role in his full recovery. He just radiates in those photos.

    Best,
    Tanya Kratzer

  363. Por la mejoria de salud
    Dr. Jose Gregorio Hernandez,tu como mi medico espiritual de cabezera .supiste venir en mi ayuda en el momento en que te lo pedi al igual que lo hiciste millares de veces con todos tus pacientes ,sin importar si eran pobres o ricos,
    Se que debo reflexionar sobre las enseñanzas que nos dejaste a traves del ejemplo.Se que debo trnsformar mi vida desde lo mas profundo de mi como un acto de amor propio de quien recibio el DON de la salud.-Se que necesito comenzar a darle a los demas mi comprension,apoyo y dedicacion como parte de la promesa por ti cumplida.
    Se que el mayor agradecimiento que puedo guardar en mi corazon se manifiesta en la entrega honesta a todos mis hermanos en Cristo.GRACIAS por haber intercedido ante DIOS, NUESTRO PADRE, en favor de mis suplicas para la mejoria de nuestro Oscar Alejandro.-Ahora me toca a mi ,devolver en amor a todos los que me rodean el amor que tu me has prodigado.AMEN

  364. Pidan con mucha FE a San Judas Tadeo el santo de los casos dificiles y desesperados,estoy haciendo la novena que culmina el 28 de octubre el dia de su fiesta…el les ayudara y guiara en esta travesia…..

    Glorioso Apostol San Judas Tadeo,siervo fiel y amigo de Jesús,ruega por mí que me encuentro en una gran necesidad.
    Ya que la piedad cristiana te ha declarado patrono y abogado de las causas difíciles,ven en mi ayuda en esta gran necesidad en que me hallo.
    Haz uso de este privilegio especial,que Jesús te ha concedido y soulciona mi problema favorablemente.
    Todo lo espero de tu gran poder de intercesión….Amén

  365. Gracias Señor, Jesús,

    Señor Jesús, invocamos tu Santo nombre, sabemos que tu amas a Oscar Alejandro y quieres que esté sano.

    Señor Jesús, sana todos sus órganos, sana todo su cuerpo, usa nuestra Fé y nuestras energías como fuente inagotable de tu Espíritu Sanador.

    Ven Señor Jesús, sentimos la presencia de tu Espíritu acá en la habitación donde se encuentra hoy Oscar Alejandro, deja que Oscar Alejandro toque aunque sea la orilla de tu manto y sea sanado por ti Señor Jesús.

    Señor Jesús, te pedimos que tomes en cuenta nuestra Fé, que llenes de sabiduría a cada uno de los médicos que van a tratar a Oscar Alejandro próximamente en Baltimore (Kennedy Krieger), ilumínalos y que hagan todo lo que deban hacer, guiados por tus Santas Manos, para que Oscar Alejandro se recupere y sane totalmente.

    Señor Jesús, usa la medicina para perfeccionar la obra de sanación que tu haz comenzado en el cuerpo de nuestro querido Oscar Alejandro.

    Amén.

  366. Marianela Carrillo

    Oscar A,

    Tu no me conoces pero yo a ti si por tu papa, porque tuve el placer de trabajar con el en Cantv hace unos años…
    Quisiera compartir contigo y con tu papa y toda tu familia una oración que me ha ayudado muchisimo cuando he tenido momentos difíciles y me ha dado miedo o he estado preocupada..

    Espíritu Santo,

    Sana mi mente de toda idea de separación y sea en mí, tu sabiduría absoluta, tu infinita compasión y tu completa dicha.

    Sana mi mente de las preocupaciones sobre el futuro, para que pueda descansar en la confianza de lo perfecto de tu plan previsto para mí en esta vida.

    Sana mi mente para que pueda estar presente aquí, en este instante santo.

    Sana mi mente porque el mundo que veo es espejo de mis pensamientos.

    Sana mi mente para poder afirmar: Yo tengo el poder de mi voluntad para elegir mis pensamientos. Yo elijo tener sólo los pensamientos de Dios.

    Yo elijo tener sólo los pensamientos de amor y confianza en lugar de los de miedo, preocupación y culpa. Yo elijo ver sólo un mundo de armonía y plenitud en lugar de un mundo de conflicto y limitación. Yo soy energía amorosa del universo y sólo puedo dar y recibir amor.

    Sana mi mente para que pueda ver detrás del ataque del otro el miedo del hermano herido y aún detrás, la pureza inmaculada de Cristo.

    Sana mi mente para ver que sólo puedo ser feliz haciendo feliz.

    Sana mi mente para que pueda aceptarme y aceptar a los demás tal como realmente somos: Santos, Puros y Perfectos hijos de Dios.

    Sana mi mente para no juzgar nada de lo que ocurre. Para recordar que la voluntad de Dios para mi es que yo sea feliz. Para transitar con paciencia las dificultades, viendo que estas son oportunidades para mi aprendizaje.

    Espíritu Santo, sana mi mente abríéndola al amor para que more en su gloria y en tu paz.

    Amén.

    Haz avanzado tanto Oscar A! Animo!!! Damos gracias a Dios por eso y le pido que te de mucha fuerza para seguir adelante!!!!

    Con mucho cariño, mi familia y yo estamos pendientes de tu recuperación y los tenemos presentes en nuestras oraciones.

    Oscar papá, un fuerte abrazo!!!

    Marianela

  367. PLEGARIA A JESUS MISERICORDIOSO
    Postrado ante tus pies humildemente vengo a pedirte dulce Jesus mio, poderte repetir constantemente JESUS MISERICORDIOSO EN TI CONFIO.
    Si la confianza es prueba de ternura ,esta prueba de amor darte yo ansio,aun cuando este sumido en amargura .
    JESUS MISERICORDIOSO EN TI CONFIO.
    En las horas mas tristes de mi vida ,cuando todos me dejen,Oh DIOS MIO y el alma este por penas combatida, Jesus Misericordioso ,en ti confio.
    Si contraje contigo santa alianza y te di todo mi amor y mi albedrio ,como ha de ser frustrada mi esperanza …..Jesus Misericordioso ,en ti confio
    Y siento una confianza de tal suerte ,que sin temor a nada JESUS MISERICORDIOSO EN TI CONFIO. AMEN

  368. Jesús, yo confío en Ti

    ¿Por qué te confundes y te agitas ante los problemas de la vida?

    Cuando hayas hecho todo lo que esté en tus manos para tratar de solucionarlos, déjame el resto a Mí.

    Si te abandonas en Mí, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios.

    No te desesperes, no me dirijas una oración agitada como si quisieras exigirme el cumplimiento de tu deseo. Cierra los ojos del alma y dime con calma:

    Jesús, yo confío en Ti.

    Evita las preocupaciones y angustias, y los pensamientos sobre lo que pueda suceder después.

    No estropees mis planes queriéndome imponer tus ideas. Déjame ser Dios y actuar con libertad.

    Abandónate confiadamente en Mí. Reposa en Mí y deja en mis manos tu futuro.

    Dime frecuentemente:

    Jesús, yo confío en Ti.

    Y no seas como el paciente que le pide al médico que lo cure pero le sugiere el modo de hacerlo.

    Déjate llevar en mis manos.

    No tengas miedo…

    Yo te amo.

    Si crees que las cosas empeoraron, o se complican a pesar de tu oración, sigue confiando, cierra los ojos del alma y confía.

    Continúa diciéndome a todas horas:

    Jesús, yo confío en Ti.

    Necesito las manos libres para obrar.

    No me ates con tus preocupaciones inútiles.

    Confía solo en Mí, abandónate en Mí. Así que no te preocupes, echa en Mí todas las angustias y duerme tranquilamente.

    Dime siempre:

    Jesús, yo confío en Ti.

    Y verás grandes milagros, te lo prometo por mi amor.

  369. Oración para cura del cuerpo

    Jesús, tus manos y tus pies fueros traspasados. Traspasado también fue tu lado. Todo fue traspasado para que fuésemos sanados, para que nuestro cuerpo, templo del Espíritu Santo, fuese purificado.

    Jesús, por tu paciencia en los sufrimientos ¡danos la cura! Sana de la impaciencia a nuestros enfermos y a los que los socorren. Tú sabes que sufriendo se pierde la calma. Devuélvenos el amor, para que podamos soportar el dolor, como Tú mismo lo soportaste.

    ¡Jesús, Hijo de David, ten piedad de nosotros!
    Jesús obedecías al Padre, oías su Palabra y lo glorificabas con tus labios. Restitúyenos los oídos y el habla.

    Oh María de Guadalupe, como Madre cariñosa, envuélvenos, prepáranos, lávanos y purifícanos, para que estemos preparados para servir a nuestro Señor y que seamos disponibles entre nosotros.

    (Rezar: Padrenuestro, Avemaría y Gloria)

  370. Oración al Espíritu Santo por la salud de Oscar Alejandro Santamariña

    Pido amorosamente a la Gran Fuerza Invisible y poderosa del Espíritu Santo que limpie toda impureza u obstrucción que haya en mi cuerpo y en mi mente; que me restaure en perfecta salud.

    Le pido esto con toda la honradez y la sinceridad de mi alma con Dios, y cumpla yo mi parte.

    Pido a esta Gran Fuerza Invisible del Espíritu Santo que me ayude a restaurar mi salud, así como también la de aquellos presentes y ausentes que necesitaren estar en perfecta salud. Pongo toda mi confianza en el Amor, en el Poder y en la Sabiduría de Dios.

    Soy uno con la vida perfecta y armonía de Dios; soy uno con la sustancia y la Inteligencia Divina. Dios es mi fuerza, mi sol y mi vida.

    Yo tengo fe en el poder sanativo del Espíritu Santo por el cual mi mente y mi cuerpo ahora están restableciéndose. Dios es Salud, enfermarme no puedo. Yo Soy sano, puro, perfecto y saludable, por el Poder Divino. Dios me bendice ahora. Yo soy la vida radiante de Dios.

    Así sea y será

  371. Los Leos y Nancy

    Querido Oscar.

    Que Dios te siga brindando su fuerza y energía para que con nuestra fé y apoyo realices ese gran trabajo que te fue asignado y que tu tan valientemente estás asumiendo.

    Dios te bendiga y recuerda este mensaje de Dios.

    “No te fallé,…TE TENGO ALGO MEJOR”

    Dios te bendiga. Adelante!!!

    Con todo amor, desde Caracas y Buenos aires.

    Los Leos y Nancy América

  372. Señor, en el silencio de este día que comienza, vengo a pedirte la paz, la prudencia, la fuerza. Hoy quiero mirar al mundo con ojos llenos de amor, ser paciente, comprensivo, dulce y prudente. Ver por encima de las apariencias a tus hijos como Tu mismo los ves y así no ver más que el bien en cada uno de ellos. Cierra mis ojos a toda calumnia, guarda mi lengua en toda maldad, que sólo los pensamientos caritativos permanezcan en mi espíritu, que sea benévolo y alegre, que todos los que se acerquen a mí sientan tu presencia. Revísteme de Ti, Señor, y que a lo largo de este día yo te irradie.

  373. Yo pedi Fuerza y Dios me dió las dificultades para hacerme fuerte.
    Yo pedi Sabiduría y Dios me dió problemas por resolver.
    Yo pedi Prosperidad y Dios me dió inteligencia y músculos para trabajar.
    Yo pedi Coraje y Dios me dió obstáculos para superar.
    Yo pedi Amor y Dios me dió personas con problemas a quienes ayudar.
    Yo no pedi Favores y Dios me dió oportunidades.
    Yo no recibí nada de lo que pedi,pero he recibido todo lo que necesitaba.

    Oscar Alejandro con Fuerza,Fe y Energia podras conseguir lo que quieras,con el Amor de Dios, de tus padres,hermana,familia y amigos en general,tendras siempre el animo por lograr toda meta que te propongas…asi que adelante!!!!
    Un abrazo enorme de toda la familia,seguimos rezando con FE.

  374. PARA OSCAR ALEJANDRO CON MUCHO AMOR
    Senor Jesus,creo que estas realmente presente en el Santisimo Sacramento del altar y en cada uno de los que en ti creemos.
    Te alabo y te adoro ,gracias senor por venir hasta mi como pan .Vivo bajado del cielo, tu eres la resurreccion y la vida, tu eres senor la salud de los enfermos ,hoy quiero presentarte todas mis enfermedades porque tu eres el mismo,ayer, hoy y siempre y tu mismo me alcanzas hasta donde estoy.Tu eres el eterno presente y tu me conoces ahora senor,te pido que tengas compasion de mi ,Visitame a traves de tu evangelio para que todos reconozcan que tu estas vivo en tu Iglesia hoy y que se renueve mi FE Y MI CONFIANZA EN TI, te lo suplico Jesus.Ten compasion de mis sufrimientos fisicos , de mis heridas emocionales y de cualquier enfermedad de mi alma ,ten compasion de mi senor,bendiceme, y que vuelva a encontrar la salud y mi FE,creciendo y abriendose a las maravillas de tu amor, te lo pido Jesus por el poder de tus Santas llagas, por tu santa Cruz y tu preciosa sangre.SANA SENOR MI CORAZON, te lo pido por intermedio de Maria Santisima,SANA SENOR MI CUERPO,SANA SENOR MI ALMA.
    Tu Madre senor, la Virgen de los Dolores la que estaba presente de pie cerca de la cruz, la que fue primera en contemplar tus santas llagas y que nos diste por Madre, hoy Padre me quiero presentar como tu hijo que hace brotar en mi los frutos de tu presencia ,dame el fruto de tu espiritu que es amor,paz, alegria .
    Gracias senor Jesus, porque soy tuyo lo de tu espiritu porque es la casa de DIOS.
    BENDITO Y ALABADO SEAS SENOR. AMEN

  375. Oscar:
    I wanted to share lyrics from one of my favorite songs. It’s titled “Through”. May the words bring you encouragement today! [I hope the translation is okay]…

    Cuando vi qué puso antes de mí ¿“Señor,” yo gritó, “qué usted hará? ”
    Pensé que él acaba de quitarlo Pero él me llevó suavemente a través
    Sin fuego no hay refinamiento
    Sin dolor ninguna relevación
    Sin la inundación no hay rescate
    Sin la prueba de ninguna creencia

    A través del fuego
    A través de la inundación
    A través del agua
    Con la sangre A través de los lugares secos y estériles
    A través de los laberintos densos y exasperantes de la vida con el dolor y con la gloria Con voluntad cuente siempre la historia De la energía y de la misericordia de dios cuya Podrá tomarnos a través

  376. Dios mío, Jesucristo:

    Te doy gracias por todos los beneficios que has dispensado en este día. Te ofrezco mi sueño y todos los momentos de esta noche y te pido me conserves en ella sin pecado. Por esto me pongo dentro de tu santísimo Costado y bajo el manto de mi Madre, la Virgen María. Asístanme y guárdenme en paz los santos Ángeles y venga sobre mí tu Bendición.

  377. Señor,
    en el silencio de este día que comienza,
    vengo a pedirte la paz,
    la prudencia, la fuerza,
    y la salud y recuperación total.

    Hoy quiero mirar el mundo
    con ojos llenos de amor,
    ser paciente, comprensivo,
    dulce y prudente.

    Ver por encima de las apariencias,
    a tus hijos como Tú mismo los ves,
    y así no ver más que el bien
    en cada uno de ellos.

    Cierra mis oídos a toda calumnia,
    guarda mi lengua de toda maldad,
    que sólo los pensamientos caritativos
    permanezcan en mi espíritu,
    que sea benévolo y alegre,
    que todos los que se acerquen a mí
    sientan tu presencia.

    Revísteme de Ti, Señor,
    y que a lo largo de este día yo te irradie.

    Amén.

  378. ORACION A SAN MARTIN DE PORRES
    En esta necesidad y pena que me agobia acudo a ti,mi Protector San Martin de Porres .
    Quiero sentir tu intercesion ,Tu que viniste solo para Dios y para tus hermanos ,que Tan solicito fuiste en socorrer a los necesitados ,escucha a quienes admiramos tus virtudes.
    Confio en tu ayuda ,para que, intercediendo ante el DIOS de bondad , me sean perdonados mis pecados y me vea libre de males y desgracias.
    Alcanzame tu espiritu de caridad y servicio para que amorosamente te sirva entregado a mis hermanos y haga a todos el bien.
    Padre Celestial por los meritos de tu fiel siervo San Martin ,ayudame en mis problemas y no permitas que quede confundida mi esperanza.
    Te lo pido por Jesucristo nuestro Senor, AMEN

  379. Hoy, Señor, te presentamos en fe a todos los enfermos que nos han pedido oración y muy especialmente a Oscar Alejandro Santamariña, te pedimos que lo alivies en su enfermedad y que les des la salud.

    Te pedimos por la gloria del Padre del cielo, que sanes a los enfermos que van a leer esta oración. Haz que crezcan en la fe, en Ia esperanza, y que reciban la salud para gloria de tu Nombre. Para que tu Reino siga extendiéndose más y más en los corazones, a través de los signos y prodigios de tu amor.

    Todo esto te lo pedimos Jesús, porque Tú eres Jesús,

    Tú eres el Buen Pastor y todos somos ovejas de tu rebaño. Estamos tan seguros de tu amor, que aún antes de conocer el resultado de nuestra oración en fe, te decimos: gracias Jesús por lo que Tú vas a hacer en cada uno de ellos. gracias por los enfermos que Tú estás sanando ahora, que Tú estás visitando con tu misericordia.

    ¡Gloria y alabanza a Ti, Señor!

  380. MI BUEN NIÑO JESÚS EN TI CONFÍO
    Postrado ante tus pies, humildemente,
    Vengo a pedirte dulce Jesús mío,
    Poderte repetir constantemente:
    Mi buen Niño Jesús, en ti confío.

    Si la confianza es prueba de ternura,
    Esta prueba de amor darte yo ansío,
    Aun cuando este sumido en amargura,
    Mi buen Niño Jesús, en ti confío.

    En las horas más tristes de mi vida,
    Cuando todos me dejen, ¡Oh Dios mío!,
    Y el alma este por penas combatida,
    Mi buen Niño Jesús, en ti confío.

    Aunque sienta venir la desconfianza,
    Y aunque todos me miren con desvío,
    No será confundida mi esperanza:
    Mi buen Niño Jesús, en ti confío.

    Si contraje contigo santa alianza
    Y te di todo mi amor y mi albedrío,
    ¿Cómo ha de ser frustrada mi esperanza?
    Mi buen Niño Jesús, en ti confío.

    Y siento una confianza de tal suerte,
    Que sin temor a nada Jesús mío,
    Espero repetir hasta la muerte:
    Mi buen Niño Jesús, en ti confío.

  381. El Angelus

    San Antonio de Padua (1195-1231), santa Matilde de Helfta (1241-1298) y san Buenaventura (1269) son tradicionalmente considerados como los primeros promotores de la oración del Angelus, practicada luego por numerosos Papas. Juan-Pablo II la rezaba a menudo en público al mediodía, pero las campanas suenan también en la mañana y en la tarde para invitar a los fieles a rememorar el momento de la Encarnación redentora :

    V/. El Angel del Señor anunció a María,
    R/. Y concibió por obra del Espíritu Santo.
    Dios Te salve María …

    V/. He aquí la esclava del Señor,
    R/. Hágase en mí según Tu palabra
    Dios Te salve María …

    V/. Y el Verbo se hizo carne,
    R/. Y habitó entre nosotros.
    Dios Te salve María

    V/. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
    R/. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

    OREMOS : Derrama Señor, Tu gracia en nuestros corazones, que habiendo conocido la Encarnación de Cristo, Tu Hijo, en la voz del Angel, por los méritos de su Pasión y Cruz seamos llevados a la gloria de la Resurrección; por el mismo Cristo Nuestro Señor. Amén.

  382. Ten compasión de mí, Señor.
    Bendíceme y haz que vuelva a encontrar la salud.
    Que mi fe crezca y me abra a las maravillas de tu amor, para que también sea testigo de tu poder y de tu compasión.
    Te lo pido, Jesús, por el poder de tus santas llagas, por tu santa cruz y tu preciosa sangre.
    Sáname, Señor. Sana mi cuerpo, sana mi corazón,sana mi alma.
    Dame vida y vida en abundancia.
    Te lo pido por intercesión de María Santísima, tu madre, la Virgen de los Dolores, la que estaba presente, de pie, cerca de la cruz. La que fue la primera en contemplar tus santas llagas y que nos diste por madre.
    Tú nos has revelado que ya has tomado sobre Ti, todas nuestras dolencias y por tus santas llagas hemos sido curados.
    Hoy, Señor, te presento en fe todas mis enfermedades y te pido que me sanes completamente.
    Te pido por la gloria del Padre del cielo, que también sanes a los enfermos de mi familia y a mis amigos.
    Haz que crezcan en la fe, en la esperanza, y que reciban la salud para gloria de tu Nombre.
    Para que tu Reino siga extendiéndose más y más en los corazones, a través de los signos y prodigios de tu amor.
    Todo esto te lo pido, Jesús, porque tú eres Jesús.
    Tú eres el Buen Pastor y todos somos ovejas de tu rebaño.
    Estoy tan seguro de tu amor que aún antes de conocer el resultado de mi oración, en fe, te digo: Gracias Jesús, por lo que tú vas a hacer en mí y en cada uno de ellos.
    Gracias por las enfermedades que tú estás sanando ahora, gracias por los que tú estás visitando con tu misericordia.

  383. Fabiola y Jose Antonio

    Bienaventurado P. Pio, testigo de fe y de amor. Admiramos tu vida como fraile Capuchino, como sacerdote y como testigo fiel de Cristo. El dolor marcó tu vida y te llamamos “Un crucificado sin Cruz”.

    El amor te llevó a preocuparte por los enfermos, a atraer a los pecadores, a vivir profundamente el misterio de la Eucaristía y del perdón.

    Fuiste un poderoso intercesor ante Dios en tu vida, y sigues ahora en el cielo haciendo bien e intercediendo por nosotros.

    Queremos contar con tu ayuda para la pronta recuperacion de Oscar. Ruega por nosotros.
    Lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

  384. Oh Sr. Dios mio que todo lo puedes y que habeis acogido en tu seno a vuestro amado siervo Jose Gregorio, que por vuestra gran misericordia le diste el poder de curar enfermedades en este mundo , dadle Senor la Gracia de curar a nuestro Oscar Alejandro ,como Medico Espiritual de mi alma y mi cuerpo, si ha de ser para tu gloria .Te pido esto Senor Dios mio en nombre de tu amado hijo quien nos recomendaba PEDID Y SE OS DARA . Todo el que pide recibe, pero pedid con FE .Todo es posible para quien tiene FE .TODO LO QUE PIDIERES AL PADRE EN MI NOMBRE OS LO CONCEDERA. Concedeme estas gracias que necesitamos en nombre de nuestro Senor Jesucristo quien nos enseno a orar diciendo ……….Padre Nuestro ……….rezar

  385. Dios de toda misericordia:
    Gracias, porque en tu cuerpo, mi Jesús, Tú llevaste todas nuestras enfermedades y por tus llagas fuimos nosotros curados.

    Ayúdanos a siempre creer que tu Palabra es la verdad y de esa manera batallar contra toda dolencia, todo síntoma, toda enfermedad que intente minar la salud de nuestros cuerpos.

    Enséñanos a confesar la Palabra de tu poder, que es la espada del Espíritu, para combatir lo que se nos diga, lo que veamos o lo que sintamos.

    Enséñanos y ayúdanos a resistir toda incredulidad para recibir por fe la sanidad que ya Tú nos diste hace más de 2000 años en la cruz del calvario.

    Queremos siempre vivir por fe y no por vista. Aumenta nuestra fe para creer que Tú eres el Dios Todopoderoso y que para Tí nada es imposible; que es tu perfecta voluntad sanar toda enfermedad del alma, cuerpo y mente; llámese como se llame.

    Fortalécenos en la debilidad y ayúdanos a pelear la buena batalla de la fe. Queremos creer y confesar, no las circunstancias sino tu Palabra, que es la verdad. En el nombre de Jesús, amén.

  386. CALMATE,
    DIOS ESTA CONTIGO.
    ESTAS SUFRIENDO,
    PERO EL ESTA CERCA,
    CONFIA EN EL,
    EL TE QUIERE.
    SI PERMITIO
    TU SUFRIMIENTO
    ES PORQUE
    TE PREPARA UN BIEN
    QUE TU
    AHORA NO CONOCES
    TODAVIA.
    TU SERENIDAD
    ESTA EN CONFIAR
    EN EL SEÑOR
    QUE NUNCA
    TE ABANDONA
    (JUAN XXIII)

  387. Beatriz Calzadilla, Juan Gracía

    Santa Teresa de Jesús

    “Nada te turbe, nada te espante.
    Todo se pasa. Dios no se muda.
    La paciencia todo lo alcanza.
    Quien a Dios tiene, nada le falta.
    Sólo Dios basta.”

  388. Solange Vaamonde

    Juan 14:27
    “La paz os dejo, mi paz os doy: no como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.”

    1 Pedro 4:12,13,19
    “Queridos hermanos, no se sorprendan por el fuego que se ha prendido en medio de ustedes para ponerlos a prueba. No es algo insólito lo que les sucede. Más bien alégrense de participar en los sufrimientos de Cristo, pues también se les concederán las alegrías más grandes en el día en que se nos descubra su gloria. Así, pues, si sufren porque está es la voluntad de Dios, confíen sus almas al Creador, que es fiel, y continúen haciendo el bien”.

  389. Estamos rezando mucho por Oscar Alejandro y por todos Uds, Dios nunca nos abandona. Esta en sus manos!

    Mate Rivera-Uribe

  390. Dr. Jose Gregorio Hernandez,miles de veces,a lo largo de tu vida profesional,seguiste con celo el tratamiento de tus pacientes,para llevarlos a buen puerto,Ahora te pido ,que este proceso de curacion de nuestro Oscar Alñejandro,resulte el camino mas expedito para lograr la sanacion total.
    Igualmente, solicita a nuestro Padre que esta en los cielos, nos de la constancia y la fuerza necesaria para cumplir con nuestra responsabilidad sin desmayar,hasta lograr salir adelante con el mayor de los exitos.AMEN

  391. Carmen Santamariña

    Confiemos y tengamos fe en los que no están fisicamente con nosotros.
    Ellos, seguro, que también están ayudando a que esta pesadilla, se convierta tan solo en un sueño. Yo, así lo creo. Tengamos fe, un beso y un abrazo para todos…y mucho ánimo… .
    Os queremos mucho y recordamos en todos los momentos.
    Besiños…

  392. Queridisimo Oscar y padres de Oscar:
    Ustedes no me conocen, pero sé que tendré el placer de conocerlos a todos celebrando la absoluta recuperación de Oscar.
    Soy amiga de la familia Jackson y les escribo desde Bogota. Quiero decirles que toda nuestra familia ora cada día con la certeza de lo que no vemos y de rodillas por ti mi niño. Son momentos duros pero serán fortalecidos tan grandemente que ustedes servirán para la recuperación de otros.
    Con todo el corazón le pido a mi Dios que te regale sanidad, fortaleza, valentía y confianza.
    Te envió esta canción que tiene millones de testimonios de sanidad, ojala y la puedas escuchar todos los días, Dios me la puso en el corazón para tí.

    Que el Señor te guarde y te bendiga, oramos por ti Oscar.

    Besos de la familia Franco Palma

  393. Dearest Santamarinas. We are thinking of you every day. All of our wishes go to Oscar for his recovery. Please let us know what we can do from Seattle.

    Our love to you all, Alan, Michelle, Morgan and Michael Urdan

  394. Susanne y Jacqueline Saulny

    Hola hijo: Sólo 4 letras te darán serenidad y sanación “D I O S”. Búscalo, está en ti y cuando te abraces con su presencia, fija tus ojos hacia delante en lo que puedes hacer a su lado, no hacia atrás en lo que no puedes cambiar. Te estamos esperando Jacque y yo.

  395. Amada virgen María intercede ante Jesucristo tu Hijo amado por Oscar Alejandro y su familia dales la fortaleza de saber que es incapaz de negarte algo y que Jesucristo todo lo sana, para que Oscar Alejandro sane y se recupere totalmente de éste accidente y así pueda ser testimonio vivo de la inmensa ternura y amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

  396. La clase de Kindergarten de Inaki -hermanito menor de Oscar A.- le hizo un afiche de flores y oraciones para Oscar A. Y le rezaron esta oracion, miren el video: http://youtu.be/bXWm00OH0dk

    ++++++++++++++++
    Inaki’s Kindergarten class -Oscar A. little brother- made a flower and prayers bouquet for Oscar A. And pray for him, look at the video: http://youtu.be/bXWm00OH0dk

  397. Oscar Alejandro, Tu presencia es un regalo maravilloso para el mundo.

    Eres un ser singular y único, comprende que eres un milagro maravilloso de Dios.

    Tu vida puede ser todo lo que quieras que sea.

    Empieza a vivir los días de a uno por vez, solamente este día que es único e irrepetible.

    Cuenta y agradece las bendiciones recibidas, deja de lado los problemas.

    Comprende que vas a superar cualquier cosa que aparezca en tu vida.

    Dentro de tí están todas las respuestas.

    Empieza a comprender, ten fe que los milagros existen y se fuerte ante los obstáculos.

    Deja a un lado las limitaciones, confía, despliega tus alas.

    Empieza a pensar en los muchos sueños que esperan ser concretados.

    Empieza a tomar decisiones ahora.

    Ahora ponte el objetivo de alcanzar tus sueños, tus metas, tú recompensa.

    Deja de lado las preocupaciones que ellas te consumen la energía.

    Enfrenta tus problemas, soluciónalos, deja esa carga pesa da.

    No te tomes las cosas demasiado en serio.

    Vive una vida plena de serenidad, dejando de lado las quejas.

    Vive con amor, vive con todo el amor que puedas que el dura para siempre.

    Empieza a darte cuenta que los tesoros más preciados de la vida son las personas cuando están juntas.

    Ahora toma conciencia de que nunca es demasiado tarde para lograr tus sueños.

    Haz las cosas más vulgares en una forma extraordinaria.

    Haz de la fe, la esperanza y la felicidad tus mayores tesoros.

    Celebra la vida, celebra el milagro de tu existencia a cada paso y tomate el tiempo para pedir un deseo a las estrellas.

  398. Buenos días, Señor.
    Un nuevo día que me regalas.
    Gracias con toda la fuerza
    de que soy capaz.
    Gracias por este nuevo amanecer.
    Gracias por este nuevo empezar.
    Gracias por tu presencia
    que me acompañará en toda la jornada.
    Quiero comenzar este nuevo día
    con entusiasmo,
    con alegría reestrenada,
    con ilusión nueva.
    Me da seguridad el saber
    que Tú estas a mi lado:
    en mi familia, en mis amigos,
    en la gente con la que me voy a encontrar,
    en mi propia persona.
    Te ofrezco mi trabajo de este día.
    Que mi esfuerzo sea fecundo,
    sirva para la felicidad de los demás
    y me ayude a encontrar mi propia paz.
    Que, con mi trabajo, mi día sea un pedacito
    del mundo que busco y sueño.
    Ayúdame a llenarlo de entrega y amor.
    Señor, que hoy viva de tal manera
    que cuantos se acerquen a mi
    descubran tu presencia y tu ternura.
    Buenos días, Señor.
    Un nuevo día que me regalas.

  399. Gabriela Hidalgo

    Estimado Oscar,

    Aunque no te conozco personalmente, sino a traves de Evelyn, quiero decirte que estás presente en las oraciones diarias de muchas familias, desde el principio de tu accidente y sobre todo haz sido encomendado de distintas maneras al bendito Papa Juan Pablo II, pídele por favor por su intercesión para tu recuperación, como lo estamos haciendo nosotros. Ten mucha fe en Dios que todo lo puede y confía en que El te está preparando para algo que tú todavía no entiendes, ponte en sus manos y no tes por vencido, lucha por tu recuperación y ofrecele cada minuto de tu día al Señor.

    Con especial aprecio para ti para toda tu familia

    Gabriela Hidalgo y Familia.

  400. Santa Teresa de Jesús

    “Nada te turbe, nada te espante.
    Todo se pasa. Dios no se muda.
    La paciencia todo lo alcanza.
    Quien a Dios tiene, nada le falta.
    Sólo Dios basta.”

  401. QUERIDO OSCAR, QUE GRATO SABER QUE ESTAS DE VUELTA, CON TU ARTE Y CON TU FUERZA LLENA DE FE. ESTAMOS CONTIGO

    EL CIELO ES EL LIMITE….

    LOS LEOS Y NANCY

  402. Elisa Vélez Cardona

    Si hay algo divino en los seres humanos, es la capacidad que tenemos para levantarnos, de poder luchar en contra de la adversidad.
    Cuando mires a tu alrededor y creas que la vida se hace difícil, que hay tantos momentos de desesperación, quiero que sonrías por dentro y pienses: “no estoy solo, tengo a miles de personas que rezan por mí”. No sentirse solo es ser feliz, es sentirse protegido, es saber que a alguien le importa lo que te está sucediendo.
    Sigue con fuerzas y verás que en el nombre del Señor, todo se puede lograr.
    Hoy quiero darte la mano y ofrecerte mi oración.
    Si el hombre vive es porque cree en algo. Yo creo en ti Oscar Alejandro Santamariña.

  403. ORACION PARA LOS ENFERMOS

    OH! Padre Santo Dios .OH! Padre mío y Señor mío, vengo Oh! mi Dios delante de ti para pedir tu ayuda, tu misericordia que sé es infinita y tu amor! En tu nombre mi Dios envió tu palabra la cual jamás regresa vacía porque hará lo que tu dices en ella, y lo consumará.

    Porque tu eres altísimo sobre la tierra y toda la creación y ésta tu palabra ahora mismo que yo estoy enviando en nombre de Jesús hacia todo enfermo, especialmente hoy para tu hijo Oscar Alejandro Santamariña….sabiendo y creyendo en tu palabra como espada afilada penetra hacia lo mas profundo de lo que es enviada, y reconociendo tu poder Padre mío y reconociendo Padre tu fidelidad.

    Para que Oscar Alejandro Santamariña y cada enfermo en este mundo sea sanado, sea restaurado, hacemos un llamado de victoria y sanación! Declarando por hecho por el poder de tu Santo Espíritu, ahora mismo quien en este momento padezca una enfermedad, en todo lugar y a toda criatura hecha de tus manos , de tu creación Oh Padre mío, que sea sanada.

    Declaramos sanidad Padre Santo para Oscar Alejandro Santamariña y todos los enfermos , Padre Santo en el nombre de Jesús de Nazaret. Amén.
    Unamonos todos en esta oración, ya que la unión hace la fuerza y es poderosa. Dando gracias al Padre porque escuchas siempre nuestras oraciones. Amén.

  404. Hola Oscar….Con el favor de Dios,con la traqueotomia se va a sentir mejor …ya veras,
    y va ser cuestion de poco tiempo para que supere lo de los pulmones..oramos para que asi sea y se recupere rapido para poder transladarlo…!!!! tengo mucha fe de que asi sera y seguiremos orando por su pronta recuperacion…el salmo 91 La seguridad de descansar en la presencia de Dios…dice asi: El que habita al abrigo del Altisimo Morara bajo la sombra del omnipotente, Dire yo a Jehova, Esperanza mia, castillo mio, Mio Dios en quien confiare,
    El te librara del lazo del cazador, de la peste destructora, con sus plumas te cubrira y debajo de sus alas estaras seguro, escudo y adarga es tu verdad,No temeras al terror nocturno,ni saeta que vuele de dia, ni pestilencia que ande en la oscuridad, ni mortandad que en medio del dia destruya.
    Caeran a tu lado mil, y diez mil a tu diestra, mas a ti no llegara, ciertamente con tus ojos miraras la recompensa de los impios, porque has puesto a Jehova que es mi esperanza, al Altisimo por tu habitacion, no te sobrevendra mal,ni plaga tocara tu morada, pues a sus angeles mandara cerca de ti, que te guarden en todos tus caminos,
    en las manos te llevaran,para que tu pie no tropiece en piedra,sobre el leon y el aspid pisaras,hollaras al cachorro del leon y al dragon,por cuanto en mi ha puesto su amor,yo tambien lo librare le pondre en alto, por cuanto ha conocido mi nombre, me invocara y yo le respondere, con el estare yo en la angustia lo librare, y le glorificare, lo saciare de larga vida, y le mostrare mi salvacion..!!

  405. Querida Hermana Lidia:

    Me uno a esta plegaria por que soy una viva expresión del poder
    de San Rafael a quien Dios encomendó la curación de nuestros
    cuerpos y almas, ya Oscar Alejandro está bajo sus alas, y no le
    abandonará hasta verlo sano, recuperado y feliz, con su bella
    sonrisa de siempre alegrando nuestras vidas.

    Con todo amor.

    Los Leos y Nancy América

  406. “Si todos rezamos unos por otros, Dios se conmueve. Dios va cambiando. Es así que si vas teniendo un diálogo con Dios, estás aprendiendo a rezar”.

    Recuerda que con Jesús se puede hablar en cualquier momento y en cualquier lugar, sólo basta elevar el corazón y la mente, incorporándolo en la conversación y en el pensamiento, ya que no hay nadie que nos quiera más que Él.“Que bueno sería que hoy hagamos ese propósito. Tener una palabra de amistad con Jesús. Si estás preparado acércate a comulgar, acércate a la confesión, reza tu Rosario o háblale de manera espontánea. Él quiere ser tu amigo”. En estos momentos que vivimos, la oración es una de las grandes urgencias, ya que normalmente rezamos poco. Por tal motivo es muy importante mantener la fe y la humildad, dejando de lado los egoísmos y pidiendo siempre al Señor: “Enséñanos a orar”.“Ten fe. Es una condición importantísima para la oración. Dios te escucha, te conoce, te ve, pero quiere que tu libertad se dirija hacia Él, no quiere imponerse, quiere escuchar de tu voz lo que quieres, lo que te pasa, por quien quieres rezar”.

    Mantengamos una amistad estrecha con Dios y conservar en nuestras vidas esa cercanía con Dios. Sigamos orando por la salud y y total recuperación de Oscar Alejandro y Jesús nos escuchará. Amén.

  407. Fabiola y Jose Antonio

    Oh Trinidad Santa,
    Te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Papa Juan Pablo II
    y porque en él has reflejado la ternura de Tu paternidad, la gloria de
    la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.

    Él, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal
    intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen
    Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana
    ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo.

    Concédenos, por su intercesión, y si es Tu voluntad, el favor que
    imploramos, por Oscar Alejandro y por su pronta recuperación, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de
    tus santos. Amén.

    Padre nuestro que estas en el cielo,
    santificado sea tu Nombre;
    venga a nosotros tu Reino;
    hagase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
    Danos hoy nuestro pan de cada dia;
    perdona nuestras ofensas, como tambien nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
    no nos dejes caer en la tentacion,
    y libranos del mal. Amen

    Ave Maria

    Dios te salve Maria
    llena eres de gracia
    el Senor es contigo;
    bendita tu eres
    entre todas las mujeres,
    y bendito es el fruto
    de tu vientre, Jesus.
    Santa Maria, Madre de Dios,
    ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la ahora de nuestra muerte. Amen

    Gloria

    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espiritu
    Santo. Como era en el principio, ahora
    y siempre, por los siglos de los siglos.
    Amen

  408. Amado San Rafael,Curacion de Dios,envuelveme con tu luz de la verdad,porque se que con ella ,toda cosa, toda palabra se vuelve verdad,mi Fe es ilimitada porque a traves de ti todo esta sanado,mi mente,mi alma,mi cuerpo,mis seres queridos y situaciones .
    El contacto con tu fuente de sanacion me llena de Paz,soy perfecto lleno de VIDA,y bendigo tu luz, GRACIAS” AMEN REZAR 3 PADRE NUESTRO, 3 AVE MARIA,1 GLORIA
    Que Dios los bendiga y nuestro Oscar Alejandro reciba de ti amado San Rafael la curacion que te lo pedimos desde lo mas profundo de nuestros corazones.

  409. Jose Antonio Otero

    Oscar, Estamos muy atentos al progreso de Oscar Alejandro. Esta presente en nuestras oraciones rogando por su pronta recuperación y esperando con el favor de Dios su evolución favorable prontamente. Te enviamos un fuerte abrazo y cuenta con nuestro apoyo. Jose Antonio y Fabiola.

    cuando te sea posible dejame tu numero cel a jose.otero.corporate@gmail.com

  410. I am so glad that you are making such amazing progress Oscar! I know that it is not fast enough for you, but it takes even a strong young man like you awhile to heal after such an ordeal! I sure miss seeing your smiling face!
    It is amazing that you are doing so well. Just amazing.
    I came to see you last week and you were asleep. I will come again this week.
    I know you are frustrated and impatient. Please try to be happy at the mountains you have already climbed! Please try to have peace with how well your body is healing thus far.
    See you soon my sweet friend.

  411. Queridos amigos, les escribimos para apoyarlos en este momento en el necesitan tener fortaleza. Sepan que estamos pidiendo en nuestras oraciones por la pronto recuperación de Oscar Alejandro, desde Venezuela para que salga adelante.

    Un abrazo grande para Uds. Oscar, Vivian, Evelyn, Daniela …

    Luis&Adriana

  412. Muy querida familia:

    Desde Caracas Venezuela nos unimos en cadena de oracion junto con sus padres, Laura, Lidia y Kenneth, para que nuestro Padre misericordioso y milagroso, les de su fuerza para superar este momento con toda su gracia, bendecidos por su luz y amor.

    Oscar Alejandro, estamos contigo, no desfallezcas hijo, no estas solo.

    Reciban un gran abrazo y todo nuestro amor. ..

    Leorimar Adelina, Leopoldo y Nancy.

    “Mi constancia no desmaya y aun se fortalece con la adversidad”

    Simon Bolivar

    Animo, adelante, Tu puedes!!!

  413. Pai nosso que estais no Ceu ,santificado seja o vosso Nome ,venha a nos o vosso reino seja feita a vossa vontade ,assim na terra como no ceu . O pão nosso de cada dia nos dai hoje ,perdoai as nossas ofensas ,assim como nos perdoamos a quem nos tem ofendido ,nao nos deixei cair en tentação e livrai-nos do mal . AMEM
    Oscar está todos os dias nas minhas orações e no meu coração …..
    Sandra Sender ( Mãe do Diogo ) . abraços

  414. Amado Señor, tú conoces el corazón de tus hijos, y no te quedas indiferente ante el pobre que te suplica. Tú sabes lo que nos aflige el bienestar de nuestros niños, tu comprendes la preocupación de los papás ante la enfermedad de alguno de sus hijos. Vengo hoy, como el funcionario real del Evangelio, a pedirte que desciendas y sanes a Oscar Alejandro Santamariña por quien hemos estado orando de manera especial por su pronta sanación y recuperación total.

    Aún desde la preocupación que nos causa su accidente, desde el dolor y el desconcierto, aceptamos este momento como ocasión de purificación, de abandono en tus manos, de ofrecimiento generoso de nuestras vidas. Aceptamos este momento como una ocasión para unirnos desde el sufrimiento a los dolores de Cristo por la salvación del mundo: “con este sufrimiento, me uno, Señor, a tu pasión…”)

    Ahora, Señor, a ti que quieres que tengamos vida en abundancia, te pido que por el poder del misterio de tu infancia y tu vida oculta en el hogar de Nazaret, sanes a Oscar Alejandro Santamariña, a quien tú conoces y amas. Cuida de su cuerpo y de su alma. Pasa tu mano sanadora sobre él para que sienta tu alivio, tus cuidados y se restablezca prontamente, según tu voluntad.

    Tú, que recibiste los amorosos cuidados de María y José, consuela y reanima a su papá y a su mamá, no dejes que caigan en la desesperación, en la duda, en la depresión, sino que desde su dolor y preocupación recurran a ti como fuente de verdadera, plena, y duradera sanación del cuerpo y del alma.

    Te presentamos el lugar donde se encuentra Oscar Alejandro, reviste ese sitio con tu fuerza y gracia. Aleja de allí todo lo que, material o espiritualmente, pueda ser un obstáculo para la pronta recuperación de Oscar Alejandro. Te presentamos los médicos que atienden a Oscar, revístelos con tu sabiduría, ilumínalos para que logren dar con acierto en el diagnóstico y encuentren la medicación y tratamiento indicado. Tómalos como instrumentos de tu sanación.

    María, madre de Jesús y madre nuestra, que con esmero y constancia, cuidabas de tu niño, mira el corazón de la madre de Oscar e infúndele confianza, para que también ella, como tu, pueda ver crecer a su hijo Oscar en estatura, sabiduría y gracia, delante de Dios y de los hombres.

    Querido San José, tú que fuiste el protector de la Sagrada Familia, y la defendiste de todos los peligros y hasta de la muerte segura en la persecución de Herodes, te presento al papá de Oscar, intercede ante tu amado Hijo Jesús, para que logre mantenerse fuerte aún en el dolor y la preocupación. Que logre conseguir los medios necesarios para la buena atención de su hijo Oscar y ayúdalo a no decaer y a mantenerse lúcido a la voluntad de Dios.

    Señor, tu dijiste que creyéramos que ya hemos obtenido lo que te pedimos con fe en oración, ahora levanto mi voz y mis brazos para darte gracias por la salud que recibirá Oscar por el poder de tu amor que escucha esta oración confiada. Reconocemos que ya estás actuando y sanando. Como el funcionario del Evangelio, nosotros también reconoceremos que es en este mismo momento que estas restableciendo su salud y bienestar. Te alabo en fe. Te reconozco Señor y Salvador de nuestras vidas, sin ti estamos perdidos. Te amamos Señor y reconocemos tu grandeza. A ti la gloria por los siglos sin fin. Amén.
    (Padrenuestro, Ave María, Gloria)

  415. Oración a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

    Oh, Virgen del Perpetuo Socorro! El dulce nombre que llevas y tus misericordias me traen hoy a tus plantas. Aunque son muchas mis necesidades y miserias, imitando a Tia, quiero olvidarme de mi para pensar en mis hijos. Son parte de mi corazón, son bendiciones de infinito valor que Dios me ha dado, pupila de mis ojos, y no quiero que se pierdan.

    A Ti vengo, poderosa Reina de Cielos y Tierra, socorre a mis hijos y especialmente hoy a tu hijo Oscar Alejandro Santamariña, es la súplica que quiero hacerte y que le devuelvas la salud y total recuperación. Llevo a mis hijos en mi corazón, en ellos pienso al despertar por la mañana, los tengo presentes en mis trabajos, y ellos son el último pensamiento al entregarme al sueño por la noche. Mis hijos!, los quiero buenos, los quiero santos, los quiero sanos, quiero que Tú los ames, que Tú los cuides y los bendigas.

    Recíbelos bajo Tu manto; que Tu maternal bendición los acompañe y que tu Perpetuo Socorro los guarde y los conserve en el buen camino, los defienda contra los enemigos del alma, los anime en sus luchas contra el mal, y los sostenga en la práctica del bien. En Ti depósito toda mi responsabilidad de madre.

    Cuando en sus actos de piedad, los veas que imploran las misericordias del Señor, Socórrelos, Madre mía.

    Cuando el infierno trate de perderlos con los atractivos del placer, Socórrelos, Madre mía.

    Cuando el Cáliz del dolor venga a probar su fé y su virtud, Socórrelos, Madre mía.

    Para que en ansias de superación se acerquen a recibir los sacramentos, Socórrelos, Madre mía.

    Cuando tras el trabajo del día, se entreguen al descanso de la noche, Socórrelos, Madre mía.

    Que Tu maternal bendición descienda sobre ellos de día y de noche, en sus alegrías y tristezas, en el trabajo y en el descanso, en la salud y en la enfermedad, en la vida y en la muerte, para que contigo y por Ti, ellos y yo podamos ver, alabar y amar a Tu Hijo y a Ti eternamente en el Cielo. Amén.

  416. Oh Padre Celestial, de Ti procede toda bendición en el Cielo y en la tierra.
    En el Nombre de Jesús, Tu Hijo Bendito y Señor nuestro: ata, encadena y amordaza todo espíritu del mal y sella con la Sangre de Jesús nuestro cuerpo, alma, espíritu, mente, corazón y vida, nuestro pasado, presente y futuro, todo lo que somos, todo lo que tenemos y lo que hacemos.

    En el Nombre de Jesús y en el dulce Nombre de María, sella todo nuestro ser y este lugar.

    En el Nombre de Jesús invocamos a San Miguel Arcángel, San Rafael y San Gabriel y con los santos Arcángeles, por intercesión de la Virgen, prohibe a todo espíritu del mal y a todo espíritu inmundo hacernos daño en nuestros bienes espirituales y materiales, en nuestra familia, nuestros amigos, nuestro trabajo y en nuestros grupos de oración.

    Oh San Miguel Arcángel, con tu luz ilumínanos, con tus alas protégenos y con tu espada defiéndenos. Amén.

  417. Espíritu Santo,
    Eres el alma de mi alma.
    Te adoro humildemente,
    Ilumíname, fortifícame, guíame, consuélame.
    Y en cuanto corresponde al plan
    Del Eterno Padre Dios, revélame sus deseos.
    Dame a conocer lo que el Amor eterno desea de mi
    Dame a conocer lo que debo realizar
    Dame a conocer lo que debo sufrir
    Dame a conocer lo que silencioso, con modestia y en oración
    Debo aceptar, cargar y soportar
    Sí, Espíritu Santo,
    Dame a conocer tu voluntad y la voluntad del Padre
    Pues toda mi Vida no quiere ser otra cosa,
    Que un continuado y perpetuo Sí
    A los deseos y al querer del eterno Padre Dios
    Amén

  418. Hello Oscar, I’m praying that you have a complete recovery. Also praying for your parents, that stand by your side every day, to know that God is in control and no matter how much we want you to be well NOW it is all in HIS hands. You will get better because your a fighter. Wishing you and your parents peace in this journey…Clarence Rose MOC assistant golf coach

  419. Mariela Padrino

    Aqui les mando unos pensamientos de esperanza y confianza en Dios:

    Nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de Dios, llamándonos para que nos volvamos a Él, y para hacernos reconocer que no somos nosotros los que controlamos nuestras vidas, sino que es Dios quien tiene el control, y podemos confiar plenamente en Él.
    Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) Misionera de origen albanés naturalizada india

    “Sabed también vosotros, queridos amigos, que esta misión no es fácil. Y que puede convertirse incluso en imposible, si sólo contáis con vosotros mismos. Pero lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios”. (Lc 18, 27; 1, 37).
    Juan Pablo II

  420. Dulce Rodriguez

    Hola Oscar Evelyn y Daniela les envio la Plegaria de la Rosa Mistica a la cual le tengo mucha fe y recuerden que en un momento dificil de Galarraga lo ayudo. Virgen inmaculada rosa mistica en honor a tu divino hijo nos postramos delante de Ti, implorando la misericordia de Dios. concedenos ayuda y gracias ya que estamos seguros de ser escuchados, no por nuestros meritos sino por la bondad de tu corazon maternal. Dios te salve…..
    Rosa Mistica Madre de Jesus Reina del santo rosario y madre de la iglesia del cuerpo mistico de cristo te pedimos concedas al mundo, rasgado por la discordia, la unidad y la paz y todas aquellas gracias que puedan cambiar los corazones de tus hijos Dios te salve…
    Rosa Mistica Reina de los Aposteles haz que alrededor de los altares eucaristicos ,surjan muchas vocaciones sacerdotales y religiosas para difundir con la santidad de su vida y con el celo apostolico el Reino de su hijo Jesus por todo el mundo. que derrame sobre nostros tu gracais celestial. Dios te salve…….
    Rosa mistica Madre de la iglesia, ruega por nosotros Amen…..
    Mucha fe los recuerdo con mucho carino . y sepan que la familia de Izacargua esta muy pendiente de la recuperacion de Oscar A

  421. Nestor Portillo

    Padre clementísimo, tú quisistes que tu hijo soportara nuestras debilidades para darnos a conocer el valor de la paciencia y del sufrimiento humano; escucha las oraciones que te dirigimos por Oscar Alejandro y otros hermanos enfermos y concede que los que están sometidos al dolor, la enfermedad y la angustia, se sientan elegidos entre quienes el señor, por su sufrimiento llama bienaventurados. Señor os suplicamos que todas las oraciones oídas por vos ayuden a sanar los sufrimientos y enfermedades de Oscar y otros, como lo hacíais en vuestra vida mortal.

    Te lo pedimos por jesucristo nuestro señor . Amén

  422. holaa es Gaby Ceppi…

    Las tormentas de la vida nos rodean..pero no nos van a zarandear..Estamos anclados en tu firme amor..Una canción de alabanza brota de mi corazón..Alabare y glorificare tu nombre mientras nos ayudas a salir de esta tormenta..Solo tu conoces las respuestas y la salida..Me consuelo en tu poderosa presencia..
    Me vuelvo al viento.. sin temor.. preparada para cada día venidero, flanqueada con tu poder y tu sabiduría..En el punto culminante de la tormenta cuando sienta que ya no puedo mas, clamare tu nombre por paz..confiare en ti y no sentiré temor..mientras anide en tus manos protectoras…
    como es posible que tengas un poder de tal magnitud.. que las tempestades de mi vida cesen sus estrepitosos vientos ante tu mandato…Como es posible que calmes mis turbulentos mares de circunstancias y emociones y pongas nuestras vidas bajo tu control con tu poderosa y a la vez apacible voz…..
    incluso ahora ..oigo tu susurro…Quedate quieta… Reconoce que yo soy tu Dios…
    Cuando amaine la tormenta..mi canción de alabanza a ti hará eco a través de las edades..de una generación a otra..contando tus poderosa obras y hechos…
    Gracias ..amado Sr..por tu ayuda y tu paz….!!!!

    Dios es Dios de milagros… es todo poderoso…Es Dios de Imposibles…Es el unico que tiene el poder para cambiar toda circunstancia… en ti confiamos y ponemos delante de presencia a Oscar ,Fabrizio y a cada uno de sus amigos …. para que seas tu ..el todo poderoso el que sane sus heridas …tanto físicas como las del corazón…los amo con todo mi ser…..!!! Dios los bendiga grande y poderosamente y los cubra con su sangre preciosa !!! Lo pido en el nombre del Sr amen y amen

  423. Solo conozco a Dani….pero entre aqui porque por Facebook vi que algo malo pasaba…y aunque le escribi un mensaje privado, no pudo contestarme….
    Me uno a ustedes, porque tambien tengo un hermano y a demás fui maestra de flamenco de Dani y ahora amiga en la distancia…y queria decirles que se encomienden a San Rafael Arcangel, quien siempre nos acompaña y sana en estos casos donde nuestra salud y de seres querido se ve afectada.
    Mientras leo el blog, elevo mis oraciones por Oscar y el resto de la familia.

  424. Oscar, hijo, confía en Dios, el es omnipotente y tiene el poder para sanarte. Te quiero mucho y estoy pidiendole a Dios por tí. Espero verte pronto

  425. La sanidad te pertenece Oscar. Jesús la adquirió yendo por ti a la cruz. Tienes tanto derecho a ser sanado como tienes de ser salvo y ser lleno del Espíritu Santo.

    De Acuerdo a Mateo 8:17, Jesús tomo nuestras enfermedades y llevo nuestras dolencias. El las cargo en su propio cuerpo para que tú y yo no tuviéramos que hacerlo. Somos redimidos de la enfermedad y la dolencia.

    Jesús llevo una maldición para que nosotros pudiésemos vivir una bendición. ¿Cuál es la bendición de Abraham? Lean Génesis, capitulo 17.

    Es algo sumamente simple orar por sanidad. Todo lo que tenemos que hacer es decir:

    Padre, Oscar es tu hijo. El está lleno con Tu Espíritu Santo. Yo creo que Jesús llevo nuestras enfermedades y dolencias, y creo que por sus llagas fue sanado hace dos mil años atrás. Ahora, yo acepto ese hecho por fe. Y creo que Oscar es sano ahora en el nombre de Jesús. Amén

    Señor tu tienes el poder para cambiar cualquier circunstancia, declaro en el nombre de Cristo Jesús que su columna vertebral es totalmente restaurada y si es necesario mi Señor, sé que tu puedes regenerarla. Declaro que su sistema respiratorio funciona correctamente Señor como tu lo diseñaste cuando lo formaste en el vientre de su madre. Creo que tu lo sanas y que con tremendas cosas nos sorprenderás.

    RECUERDA OSCAR QUE DEL TAMAÑO DE TU FE ES TU MILAGRO.

    Bendiciones

  426. Novena a los Beatos Jacinta y Francisco, videntes de Fátima

    Oh Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
    Os adoro profundamente con todos los poderes de mi alma
    y Os agradezco de todo corazón por las apariciones de la
    Santísima Virgen en Fátima a través de las cuales se manifestaron
    en el mundo los tesoros del Inmaculado Corazón.

    Por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús
    y a través de la intercesión del Inmaculado Corazón, os imploramos,
    si es para vuestra mayor gloria y el bien de las almas, que eleven ante la Santa Iglesia a los beatos Jacinta y Francisco, alcanzándonos por su
    intercesión la gracia que ahora os imploramos.
    Amén

    Padre Nuestro, Ave María, Gloria.
    Nuestra Señora de Fátima… Ruega por nosotros
    Beata Jacinta Marto… Ruega por nosotros
    Beato Francisco Marto…. Ruega por nosotros

  427. Eduardo Lopez Candocia

    Bueno, para mi Oscar Alejandro es Oscar, hace dos años el me busco en internet.
    Yo se que el va estar bien, ademas hable con trs viejas amigas mias, que son Ni, Pelona y Mary. Las querre mucho y se que ellas estan con nosotros. Hoy supe lo de y ya no pueedo dormir. Me dan ganas de ir alla, pero por otra parte se que , buenoya no se que decir.
    Solo que siempre en la distancia los quiero y a ti Evelin que solo te conoci una o dos veces
    tambien eres mi familia. Oscar Jesus lo sabe.
    Bueno se que el; carajito es fuerte y dile que lo voy a ensenar a cosas que no saben y el co¤o que me ensene el golf.
    Bueno me voy a dormir, si puedo
    Que Dios los bendiga

  428. Roberto Rodríguez Penso

    Queridos Oscar y Evelyn.

    Nos acabamos de enterar, y estamos consternados por la noticia. Mucho ánimo en estos momentos tan difíciles.

    Esperamos que las cosas resulten bien, y que Oscar Alejandro se recupere.

    Rezaremos por la salud y la recuperación de Oscar.

    Muchos recuerdos desde España,

    Roberto y Desiree

  429. adriana di génova

    Hola Eve,

    esta es mi oración a la virgen milagrosa, que jamás me ha abandonado. Yo ofreci entregar 1000 estampas a personas que la necesitarán en una promesa, por favor hazme llegar una dirección para que Oscar Alejandro pueda tener una estampa cerca.

    Oración a la Milagrosa
    Magnifica mi alma al senor y mi espiritu se regocija en Dios mi salvador, porque ha puesto sus miradas en la humilde sierva suya. He aquí que por esto mismo, mme tendrán por dichosa todas las generaciones: pues ha obrado en mis cosas grandes. El que es Todopoderoso y su nombre es Santo y su misericordia se extiende de generación en generación a todos cuanto le temen. Extendiío el brazo, su poder y ahuyentó a los soberbios de corazón. Desposeyó a los poderosos. Elevó a los humildes. A los necesitados los llenó de bienes y a los ricos los dejó sin cosa alguna. Recibio a Israel su siervo, obrando su misericordia,así comose lo había prometido a nuestro padre abraham y a todas sus generaciones. Por los siglos de los siglos. Amén

    • Adriana,
      Mil gracias por compartir esta bella oracion.
      Nos encantaria recibir una estampita de la Virgen. La direccion que mejor se me ocurre es la de nuestra casa en Seattle (Redmod), ya que no sabemos cuanto tiempo Oscar A estara en North Carolina. La direccion es:
      12204 173rd PL NE Redmond WA 98052 USA.
      Muchas gracias y seguimos rezando!

  430. Queridos amigos….seguimos rezando y por ello quiero compartir esta oración de San Judas Tadeo que es muy milagrosa….un fuerte abrazo y no pierdan la FE.

    Oración a San Judas Tadeo

    ¡Oh glorioso Apóstol San Judas Tadeo,
    siervo fiel y amigo de Jesús, el nombre del traidor que entregó a nuestro querido maestro
    en manos de sus enemigos, ha sido la causa de que muchos te hayan olvidado.
    Pero la Iglesia te honra e invoca universalmente como el patrón de los casos difíciles y sumamente desesperados.
    Ruega por mí que soy tan miserable, te ruego que hagas uso de tu privilegio especial, de socorrer visible y prontamente cuando casi se ha perdido toda esperanza.
    Ven en mi ayuda para que reciba yo los consuelos y el socorro del Cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente, en ……(hacer aquí la(s) petición(es) especial(es)…..) si es para mi provecho espiritual, gloria de Dios y honor tuyo.
    Te prometo, glorioso San Judas, acordarme siempre de tus favores y nunca dejar de honrarte como a mi especial y poderoso protector, y hacer todo lo que pueda para extender tu devoción.
    AMENSan Judas Tadeo, ruega por mi y por todos los que piden tu proteccion.

    Padrenuestro, Avemaria y Gloria.

    Padre Nuestro

    Padre nuestro que estas en el cielo,
    santificado sea tu Nombre;
    venga a nosotros tu Reino;
    hagase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
    Danos hoy nuestro pan de cada dia;
    perdona nuestras ofensas, como tambien nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
    no nos dejes caer en la tentacion,
    y libranos del mal. Amen

    Ave Maria

    Dios te salve Maria
    llena eres de gracia
    el Senor es contigo;
    bendita tu eres
    entre todas las mujeres,
    y bendito es el fruto
    de tu vientre, Jesus.
    Santa Maria, Madre de Dios,
    ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la ahora de nuestra muerte. Amen

    Gloria

    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espiritu
    Santo. Como era en el principio, ahora
    y siempre, por los siglos de los siglos.
    Amen

  431. Oscar, esta es la oración en que yo confio con todo mi corazón, es la oración a La virgen Milagrosa, no hay nada que yo le haya pedido que la virgencita no me lo concediera, siempre diciendo “si es lo que me conviene”, te la dejo para que la adoptes con tu corazón.

    Madre amable de mi vida, Auxilio de los critianos, la gracia que necesito pongo en tus benditas manos.( Ave Maria)
    Tu que sabes mis pesares, pues todos te los confio,Da la paz a los turbados y alivio al corazón mio.(Ave Maria).
    Y, aunque tu amor no merezco, no recurrire a ti en vano, pues eres Madre de Dios y auxilio de los cristianos.( Ave Maria).
    Acuerdate Oh, madre Santa, que jamás se oyó decir, que alguno te haya implorado, sin tu auxilio recibir, por eso con Fé y confianza, humilde y arrependido, lleno de Amor y esperanza, este favor yo te pido.(pedimos la gracia que deseamos) y repetimos tres veces: Oh, Maria sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti.

  432. Dear Oscar A.
    I am so sad to hear this news but good to learn that your health is progressing to get better and all your family and friends are with you, praying for you. I am one of close friend’s of Evelyn and praying for your health as well. Life takes such unexpected turns but all is a test and I am hoping you’ll recover and pass this test very successfully.

    Get very well soon.

    Best wishes from Turkey.
    Tuba Uzer

  433. Marisol y Jorge Alonso, amigos de toda la vida de toda la familia Santamarina, tambien nos han estado acompanando via telefonica y con sus oraciones. Tambien nos compartio una oracion muy linda al Nino Jesus de la Salud:

    DEVOTAS SUPLICAS
    En las aflicciones y penas de la vida AL NIÑO JESUS DE LA SALUD

    Oh Niño Jesús de la Salud!
    Creo en la bondad infinita de tu Corazón. Remedia la necesidad en que me encuentro…(hacer su petición por la salud de Oscar Alejandro Santamariña).

    Oh Niño Jesús de la Salud!
    Espero en la misericordia sin límites que tienes con los que te invocan. Oye mi súplica y remedia mi necesidad.

    Oh Niño Jesús de la Salud!
    Te amo, te amo con todo mi corazón. Me entrego y consagro a tu amantísimo corazón.
    Escucha mi plegaria, te lo ruego, y remedia mi necesidad.

    Rezar un Padrenuetro, un Avemaría y un Gloria al Padre.

    ORACION
    Oh amabilísimo Niño Jesús!, que dijiste: ¨Pedid y recibiréis¨; dígnate escuchar benignamente la súplica que te hago en esta necesidad y concédeme favorablemente la gracia que solicito, si es para mayor gloria tuya y bien de mi alma . Así sea.

    JACULATORIAS
    Jesús mío, misericordia.
    Jesús, hijo de David, ten misericordia de mí.
    Señor mío Jesucristo, líbrame de todos los males, haz que siempre esté adherido a tus mandamientos, y no permitas que me separe jamás de tí.
    Amén.

    +++++
    Marisol and Jorge Alonso, lifetime friends of the entire Santamarina family, have also been accompanying us via telephone and with prayers. Marisol appointed a very pretty prayer to Jesus Child of health:

    PIOUS PLEAS
    The woes and life sentences THE CHILD JESUS OF THE HEALTH

    Oh Jesus Child of health!
    I believe in the infinite goodness of your heart. Give me this need…(make your request for the health of Oscar Alejandro Santamariña).

    Oh Jesus Child of health!
    I hope in the mercy without limits that you have with those that you invoke. Listen my appeal and remedia my need.

    Oh Jesus Child of health!
    I love you, I love you with all my heart. I surrender and consecrate your loved heart.
    Hear my prayer, I ask, and heal my need.

    Pray a Holy Father, a Hail Mary and a Glory.

    PRAYER
    Child benignly Oh Jesus!, you said: ¨Ask and will receive¨; listen this appeal that I make in this need and give me favourably the grace that I request, if it is for the greater glory yours and well of my soul. Amen.

    JACULATORIAS
    My Jesus, have mercy.
    Jesus, son of David, have mercy.
    My Lord Jesus Christ, get rid of all evils, make me is always attached to thy commandments, and do not let me separate ever of you.
    Amen

    Translated by BING

  434. Mi buena amiga, Carolina Saenz, me ha acompanado mucho en estos dias, con su presencia y oraciones. Compartio con su mama, Maria del Rosario, la situacion y ella le envio esta bella oracion para el querido Beato Juan Pablo II.
    La comparto con todos, porque se que muchos queremos profundamente a Juan Pablo II:

    Oración para implorar favores por intercesión del Beato Juan Pablo II

    Oh Trinidad Santa,
    Te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Papa Juan Pablo II
    y porque en él has reflejado la ternura de Tu paternidad, la gloria de
    la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.

    Él, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal
    intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen
    Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana
    ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo.

    Concédenos, por su intercesión, y si es Tu voluntad, el favor que
    imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de
    tus santos.
    Amén.

    ++++++
    My good friend, Carolina Saenz, has accompanied me a lot in these days, with her presence and prayers. She shared with his mother, Maria del Rosario, the situation, and she sent this beautiful prayer for the beloved Pope John Paul II.
    I share it with everyone, because I know many of us deeply love Pope John Paul II:

    O Holy Trinity,
    we thank you for having given to the Church
    Pope John Paul II,
    and for having made him shine with your fatherly tenderness,
    the glory of the Cross of Christ and the splendor of the Spirit of love

    He, trusting completely in your infinite mercy
    and in the maternal intercession of Mary, has shown himself
    in the likeness of Jesus the Good Shepherd
    and has pointed out to us holiness
    as the path to reach eternal communion with You.

    Grant us, through his intercession,
    according to your will, the grace that we implore,
    in the hope that he will soon be numbered among your saints.
    Amen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: